Doce alumnas cursan el Máster de Diseño de Moda, primera incursión de la UPV/EHU en ese ámbito

Aguja e hilo cum laude

Raquel Ugarriza. DEIA. Lunes, 31 de Mayo de 2010.

Es difícil encontrar en el laberíntico campus universitario de Leioa el pequeño taller en el que ultiman su proyecto fin de estudio la docena de estudiantes que inauguraron el pasado octubre la primera incursión docente de la UPV/EHU en el mundo de la moda. Aunque más que taller, se trata de dos pequeños locales situados en la parte trasera del Aula Magna del campus de Leioa, que tienen como único plus, que las jóvenes agradecen, sendos lucernarios que proporcionan luz natural. Este es el primer curso del Máster de Diseño de Moda y a partir de ahora, todo es mejorar, explica con aplomo su director, Antón Arana. Ganas y esfuerzo no escasean. La apuesta de la universidad pública, la Diputación Foral de Bizkaia y la asociación Bizkaiko Moda Bizkaia por elevar la moda a estudios oficiales se ha materializado en un máster que, sueñan su promotores, en el futuro podría convertirse en toda una carrera universitaria.Inclinada sobre uno de los maniquíes en el que esculpe su diseño, la baracaldesa Vanessa Ramos intenta dar forma a un corpiño de tul, armada con los preceptivos aguja e hilo, con las tijeras, plancha, dedal, alfiletero, patrones… Pero también esgrimiendo bocetos y más bocetos de ideas, algunas peregrinas, otras vanguardistas, las más sorprendentes. Porque aquí no se trata únicamente de coser, sino de poner la creatividad al servicio del diseño y de involucrarse en los entresijos de un negocio que mueve en Bizkaia 130 millones de euros de facturación anual y da trabajo a unas dos mil personas.

Pero uno de los grandes problemas del sector de la moda, muy afectado por la crisis económica, es la falta de profesionales que renueven e impulsen el mercado. Y no lo es por falta de profesionales, sino porque los grandes centros formativos más próximos se encuentran en Madrid y, sobre todo, Barcelona. La mayor parte de los jóvenes que estudian en esos lugares no retornan o lo hacen siendo diseñadores con firma propia, más que empleados que se integran en la industria. O cuando su carrera está muy asentada, explica tomándose un respiro Gabriel Azkoitia, diseñador de moda, figurinista, estilista y profesor del módulo del proyecto fin de estudios del máster, que a estas alturas de curso toma velocidad de crucero. Tras muchos años de trabajo en Barcelona, ha retornado a su tierra y tiene esperanza en que las jóvenes que ahora se afanan en plasmar sus diseños a tiempo se puedan formar cerca, a ser posible en la universidad pública. “Estoy viendo mucho potencial, gente muy buena y creativa. Esto es el germen -explica- y todos esperamos que el máster se convierta en poco tiempo en una carrera universitaria”.

Paso a paso. Porque la incursión de la UPV/EHU en el campo de la moda se ha materializado después de una larga reflexión sobre la necesidad de implantar unos estudios de postrado en la universidad pública, ya que tradicionalmente la formación se ha refugiado en la iniciativa privada. Dicho en plata, un máster en Barcelona cuesta más de 6.000 euros por curso mientras que en Leioa el título puede rondar los 1.300.

Bellas artes Es uno de los motivos por el que la gernikarra Nerea Monterroso ha optado por la UPV/EHU. “Es mi primer contacto con el mundo de la moda e iba buscando un curso de ilustración de telas y serigrafía, pero fuera son muy caros”. Nerea intercambia consejos con Aiora Ganuza, navarra de Villaba, para la que, a diferencia de muchas de sus compañeras, su fuerte es el patronaje, el hueso de estos estudios. No en vano cursó dos años patronaje y corte y confección, y ha encontrado en el mundo del cine y el teatro una posible salida profesional. “He trabajado de ayudante de vestuario en el rodaje de la película Baztan, protagonizado por Unax Ugalde, y reconozco que me gusta mucho ese mundo”.

Como todos los estudios de postgrado, los intereses de los alumnos son de lo más variados, aunque en el caso del Máster de Diseño de Moda parece haber un común denominador. El alumnado está compuesto en su totalidad por chicas, de entre 23 y 31 años de edad, y casi todas son licenciadas en Bellas Artes, cuya facultad organiza el postrado.

El director del mismo y profesor de Diseño en Bellas Artes, Antón Arana, resalta esa coincidencia, que facilita los procesos creativos. Pero a la vez otras titulaciones proporcionan manejos muy interesante dentro del mundo de la moda. “Pensábamos que los alumnos procederían de carreras como Bellas Artes y Arquitectura, pero vemos que, si tienen interés por el diseño, no hay obstáculo para que vengan con licenciaturas como Periodismo o Historia”. De hecho, están matriculadas una persona procedente de Marketing y una ingeniera industrial. La susodicha es la bilbaina Ivonne López, quien nunca se planteó la moda como profesión, pero ahora ve nuevas posibilidades, sobre todo, después de ganar hace dos años el certamen GetxoModa.

Los concursos son una manera de promocionar los jóvenes diseñadores, pero no la única. La idea de crear el máster procede de Bizkaiko Moda Bizkaia, una asociación que aglutina a gran parte de las empresas más importantes del territorio y que firmó un acuerdo con la Diputación para financiar los tres primeros años de funcionamiento del postrado. El máster es un título propio de la UPV/EHU, con una duración de un año académico y muy denso de contenidos, con 59 créditos. La idea para el curso 2011/2012 es que se convierta en un postrado de dos años. Se imparten fundamentos básicos, como color, volumen, dibujo, historia y contexto social, además de un módulo de patronaje, materiales y confección textil. En el módulo de proyectos, también se aprenden nociones de gestión de empresa.

Pero la parte más importante es el periodo de tres meses de prácticas en firmas punteras como Jota+Ge, Mercedes de Miguel, Cheshire, Laga Bisutería, Model Moda y Pan con Chocolate, de la empresa Haur Moda. La basauritarra Ixone Palencia está de prácticas en Cheshire, una firma que confecciona moda joven vanguardista para mujer. Tiene formación en corte y confección y siempre se ha hecho la ropa para sí misma y la gente de su entorno. Pese a su temprana vocación, no sabe si decantarse por seguir en la moda, ya que ha comprobado que las firmas no pasan por su mejor momento debido a la crisis. Siempre le quedará la educación, ya que lleva años siendo monitora.

Título reconocido

“En la medida que se conozca que hay unos estudios en la UPV/EHU relativos a la moda, y que sean reconocidos y reconocibles -añade Arana-, las firmas estarán más proclives a buscar empleados aquí”. Por de pronto, los impulsores del postgrado esperan que la oferta para el curso que viene y cuyo periodo de matriculaciones se abre mañana seduzca al mayor número posible de estudiantes.

Uno de los objetivos del máster es, según su director, hacer aflorar vocaciones y permitir hallar nuevas salidas profesionales. “Algunas de las alumnas tienen intención de dedicarse a sus propios diseños, pero otras han descubierto ámbitos como la comunicación, el marketing, el estilismo ahora que están tan de moda los personal shoppers, el cine, el teatro…”. Es el caso de Noemí Ruiz, una joven de Algorta, que se muestra entusiasmada con dedicarse a diseñar vestuario para cine, posibilidad que ha descubierto en el máster. Hay otras estudiantes, como Itziar Ibarguren, flamante Mejor Joven Diseñadora en el Estado español, según la asociación Ande, que está en un momento dulce: la que han invitado a la prestigiosa feria Prêt à Porter Paris de septiembre. Y en el otro extremo, Nagore Amenabarro, una entusiasta joven de Amezketa, que ha conocido el mundo de la moda gracias al máster, pero que ahora se quiere decantar por “una búsqueda más personal relacionada con el arte”.

(FOTOS: OSKAR MARTÍNEZ)

Erantzuna idatzi

 

 

 

HTML etiketa hauek erabil ditzakezu

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>