Máster de pintura. Exposición de Félix Macua y Ruonan Yuan

Félix Macua (Dicastillo, Navarra, 1944) y Ruonan Yuan (Pekín, 1990), alumnos de Bellas Artes de la UPV, presentan sus respectivos Trabajos de Fin de Master de Pintura a partir el próximo 3 de junio en la Sala Municipal de Exposiciones de Baracaldo.

La muestra permanecerá abierta hasta el 15 de junio, en horarios de 11:00-14:00 / 18:00-2100, de lunes a viernes.

Félix Macua propone a lo largo de veinte cuadros, la mayoría de gran formato, un arriesgado recorrido estético que se inicia con una recreación o manipulación del imaginario infantil, se adentra en la crítica sociopolítica y acaba en la abstracción. Un viaje alucinante en el que cambia constantemente de técnica, temática o procedimientos. Pasa de la simplicidad y espontaneidad de los dibujos realizados con Ipad o rotuladores a la complejidad de las composiciones discursivas, cargadas de simbolismo e ironía, sobre la crisis económica o el fútbol. Tan pronto utiliza el óleo como el acrílico o la impresión digital. O superpone a un fondo abstracto una figuración imponente. Una muestra heterogénea, aparentemente anárquica que, sin embargo, mantiene la sensación de unidad, ya que aunque cambie radicalmente de registro emplea muchos elementos del lenguaje plástico que son comunes a varios de ellos, lo que crea una serie de interconexiones, de relaciones transversales, que articula una red estructural que da sentido de globalidad al conjunto. El vibrante cromatismo es probablemente el factor que más contribuye a cohesionar esa diversidad. El autor confiesa compartir la proclama del pintor norteamericano Tom Wesselmann (1931-2004) sobre su predilección por crear imágenes espectaculares, de intensidad reforzada, “cuadros que estallen en la pared”. El trabajo se titula `In Itínere´ (literalmente, en el camino), lo que responde al carácter de road movie, en el que varía continuamente el escenario pero se mantiene la línea argumental.

Ruonan Yuan presenta también una veintena de cuadros de distintos tamaños en los que trata de explicar las diferencias y similitudes entre la cultura china y occidental, desde una perspectiva pictórica. Sus obras muestran el proceso de formación, hasta conseguir su propio estilo, de esta joven artista china desde que hace dos años comenzó sus estudios en la facultad de Bellas Artes de la UPV. Le gustaría que sus lienzos fuesen como un puente entre dos mundos diferentes. Ruonan demuestra su dominio de las técnicas pictóricas occidentales a la par que deja constancia del refinamiento de su formación artística oriental. Una fusión cultural que se aprecia también .en los motivos de sus cuadros, en los que sitúa personajes o símbolos chinos en escenarios tan vascos, por ejemplo, como un bar de pintxos o una playa del Cantábrico con osos panda tomando el sol. Unas composiciones divertidas, simpáticas, en las que lo mismo juega con la ironía de trasladar el Museo Gugguenheim en barco a Pekín .que despiertan el apetito del espectador con unos platitos de pimientos o bacalao pintados con un realismo primoroso. Un juego de imágenes y símbolos que pretende reflejar los contrastes y armonías de dos culturas tan distantes y distintas.

Erantzuna idatzi

 

 

 

HTML etiketa hauek erabil ditzakezu

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>