egutegia

2014(e)ko martxoa
A A A A O I I
« Ots   Api »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

artxiboa

Leopoldo María Panero in memoriam

[.es] Rendimos nuestro pequeño homenaje a Leopoldo María Panero presentando los primeros párrafos de la conferencia “La canción de amor y muerte del alférez Christoph Rilke” que impartió en Zorroaga, sede inicial de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación de la UPV/EHU en Marzo de 1989. Conservamos una copia del texto mecanografiado de esta conferencia en la Biblioteca del Campus de Gipuzkoa.

La canción de amor y muerte del alférez Christoph Rilke
Leopoldo María Panero

“Hölderlin no estuvo loco” 
Pintada escrita en suabio en la fachada principal de la casa de Hölderlin

Leyendo un  libro de un testigo de los últimos años de Hölderlin, me doy cuenta de que habitualmente se equipara la locura y el mal. Términos tales como “encolerizado”, “agresivo”, etc., nos hacen ver que la vieja y famosa creencia de los endemoniados no ha desaparecido del todo. Es el loco el chivo expiatorio de toda la sociedad, tal como ocurrió en tiempos con el diablo, y lo mismo que aquel es el wáter. La psiquiatría actual no rebasa, en la práctica, estos límites conceptuales. Tal ciencia sostiene tácitamente el mitologema de que todos los locos son unos hipócritas. Se habla de “trucos”; pero no se trata de equipararlos a los niños, pues a éstos se les supone inocentes: se trata de unos trucos diabólicos que se trata de reprimir, no en lo absoluto de curar, ya que siendo el calificativo de hipócritas de carácter moral, no es posible apelar a otra réplica.

Se trata pues, de nuevo, de los célebres endemoniados que tratan de tentar al enfermero con sus “trucos”. Más allá de esta frágil, pero eficaz estructura “conceptual”, no hay nada en lo que se llama psiquiatría. La psiquiatría, aparte de esto, que, digamos, es su estructura “positiva”, consiste en una sistemática denegación del sentido. Al contrario del psicoanálisis, que trataba de encontrar un sentido donde no lo había, la psiquiatría es la implacable destitución del sentido, del valor de la locura. La psiquiatría es el cenicero. Así, el loco que llegó aquí hablando de la virgen acaba no diciendo absolutamente nada.

La más completa oscuridad sucede así a las ilusiones de la locura. Ello unido a las burlas y castigos sociales lleva al sujeto a la verdadera locura, a aquella de la que se dice que es pura nada. Aparte de esto nos queda el vago consuelo del teatro, de la “marea de los teatros”, como decía mi amigo Pere Gimferrer. Y un teatro no de los locos, sino de los normales, que son los verdaderos hipócritas. Esta es la verdadera enfermedad mental, el teatro, la mirada mórbida de la hipocresía, lo que Lacan llamaba “la maquinaria teatral burguesa”, un implacable juego del escondite, en donde la verdad aparece siempre como obscena e impublicable, y siempre en los lugares más obscenos e impublicables: en la calle, en el rumoreo de los bares, en la marea sutil de la copa. La verdad, la obscena verdad, que es aquello a lo que Lacan llamara “significante”, y que es lo que de verdad se nos escapa. El animal no conoce así la locura, por cuanto va desnudo. Conoce sólo al semejante, que es una categoría que en la sociedad humana actual está prohibida por la hipocresía. De ahí la persecución del discurso amoroso de la que hablara Roland Barthes. En la sociedad humana actual, que es lo que Duy Debord llamara “La société du spectacle”, no hay otra sabiduría que el teatro. La verdad, o al menos sus manifestaciones, están prohibidas. Es por ello por lo que aquella no tiene otra manifestación que catastrófica.

Es por todos estos motivos por los que desmontar el tinglado psiquiátrico lleva a poner en cuestión la sociedad entera. He aquí el peligro mortal del loco que encuentra su verdadero lenguaje, dicho sea esto no en los términos de la llamada salud mental, sino en los términos freudianos que se toman al pie de la letra su célebre “Wo Es war soll Ich werden”, allá donde ello estuvo yo he de advenir, no para desplazar al ello, sino para ubicarse en su mismo lugar. […]

REGISTRO EN EL CATÁLOGO DE LA BIBLIOTECA
La canción de amor y muerte del alférez Cristoph Rilke / Leopoldo María Panero.
[s.n.], [S.l.] : 1989.
Texto de la conferencia impartida en la Fac. de Filosofía y CC. Educación, Univ. País Vasco
Sbc Aprendizaje 860 PANERO 7
http://millennium.ehu.es/record=b1249295~S1*spi
>
ENCORE 
“leopoldo maria panero” EN EL CATÁLOGO DE LA BIBLIOTECA
http://encore.ehu.es/iii/encore/search/C__Sleopoldo%20maria%20panero__Orightresult__U1?lang=spi&suite=def
>
Y TAMBIÉN…
Para un seminario sobre Jacques Lacan
(A mis amigos de la Universidad de Zorroaga)
Leopoldo María Panero | ABC, 1989-05-20
http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1989/05/20/114.html

Erantzuna idatzi

 

 

 

HTML etiketa hauek erabil ditzakezu

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>