Categorías

Alarmante y alarmista

El discurso sobre el cambio climático va desde dar la alarma sobre un problema que concierne a la especie humana y al planeta como sustentador de la biosfera hasta la terminología alarmista o, más bien, catastrofista que por su propia exageración acaba por no convencer y anular el discurso que podría llevar a la discusión y búsqueda de soluciones. Según James Risbey, del grupo de Investigación sobre el Mar y la Atmósfera del CSIRO, en Hobart, Australia, estos discursos emplean palabras clave que llevan a ideas clave: catastrófico, rápido, urgente, irreversible, caótico, peor de lo que se pensaba,…
Cada uno de estos términos es impreciso y se puede incluir en casi cualquier discurso para que tenga casi cualquier sentido. Según Risbey, es importante analizar si estos términos son consistentes con los conocimientos científicos actuales. Incluso está apareciendo un nuevo discurso en el que no son fáciles las soluciones que proponen los científicos y que tienen que ver, sobre todo, con la aceleración de los fenómenos debidos al cambio climático. En este nuevo discurso, es enorme la magnitud del problema y las soluciones son prohibitivas.
En resumen, ¿alarma o alarmismo? ¿ciencia y/o catástrofe? ¿factible o imposible? ¿no hay futuro? Hay que cuidar la terminología, debe adecuarse con los conocimientos científicos y tener muy en cuenta que las palabras representan conceptos y provocan reacciones, a veces no deseadas, en los oyentes.
Y, finalmente, algunas cuestiones para debatir: ¿hay alguna diferencia entre los telepredicadores y algunos ecologistas? Posible respuesta: Al Gore. ¿Hay alguna diferencia entre algunos políticos que utilizan el miedo al cambio climático y algunos científicos que viven del miedo al cambio climático? Posible respuesta: IPCC. Y última pregunta por ahora: ¿tenemos claro quién y con qué intereses está detrás del cambio climático? Posible respuesta: sólo se alcanzó un acuerdo entre gobiernos y grupos de presión (Kyoto) cuando se puso precio a las emisiones de CO2 yel aire, hasta entonces gratis, tuvo un precio.

*Risbey, J.S. 2008. The new climate discourse: Alarmist or alarming? Global Environmental Change 18: 26-37.

Deje una respuesta

 

 

 

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>