Categorías

Por el Mar de Cortés

Fue en 1940. Alemania ya había invadido Polonia y Dinamarca, iba camino de Noruega, y pronto atacaría Bélgica, Holanda y Francia. Pero en Estados Unidos, todavía Pearl Harbour no era un nombre lleno de infamia y la guerra estaba muy lejana. Solamente aquellos que habían luchado en la perdida guerra civil española o que pensaban igual, sufrían por Europa. John Steinbeck era uno de ellos. Tenía 38 años y ya era un conocido periodista y escritor. El año anterior, 1939, había publicado Las uvas de la ira, y ya John Ford estaba dirigiendo la versión cinematográfica que le haría todavía más conocido. A pesar de lo que ocurría en el mundo, o quizá precisamente para huir de ello, Steinbeck se unión a su amigo Ed “Doc” Ricketts, biólogo marino, y le acompañó en una campaña de recogida de muestras en México, en el Golfo de California que, alguna vez años atrás, se llamó el Mar de Cortés. Y con este título, Steinbeck publicó en 1951 el diario de aquella expedición. Alquilaron un pesquero, el Western Flyer, incluyendo a su capitán , maquinista y dos marineros y se fueron seis semanas al Golfo; su intención era publicar un catálogo de la fauna marina del Mar de Cortés.
Es un libro en el que se siente el cansancio, el salitre y el calor, y la maravilla de los animales que van recogiendo; se siente el trabajo burocrático de recogida de muestras y etiquetado, y la alegría de las especies escasas y los indicios de áreas de distribución en las especies más numerosas; se siente el paisaje, reseco y duro, y las pequeñas ciudades y pueblos de la California mexicana, abandonada de la mano de Dios y de su Gobierno. Y el libro describe con rigor y buena pluma, no podía ser menos, el trabajo del biólogo marino, incluyendo arañazos, picaduras, resbalones y golpes a cual más doloroso. Además, y para dar rigor científico al contenido, ya estaba Ricketts, que fue uno de los primeros ecólogos marinos especializados en la zona intertidal.
Y para quien haya leído o visto Las uvas de la ira, el mismo Steinbeck reconoció que, en parte, el personaje de Casy se basa en su compañero de viaje, Ed “Doc” Ricketts, lo que nos dice mucho de su carácter y personalidad.
Un libro muy recomendable para biólogos marinos; entretenido, bien escrito, exacto y certero en las descripciones y muy interesante en las reflexiones de Steinbeck sobre la profesión de biólogo.

*John Steinbeck. Por el mar de Cortés. Ed. Península. Barcelona. 234 pp.

Deje una respuesta

 

 

 

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>