Ciclo "Emergencias" en Kaxilda: 3ª crónica

Continuarmos aquí la sección dedicada a recoger las conferencias que cada primer miércoles de este curso tienen lugar en la librería Kaxilda, comentadas por alumnado del máster.

Que la única frontera sea la que divide noche y día

Yon Ander Marcos Lasa

Una ”muga” en Euskal Herria, en el ámbito de los caseríos, es una piedra o una madera, una rayada con un color rojo y/o blanco si quiera, que divide dos terrenos de tierra. Supongamos ahora que debido a una trifulca, una persona está obligada a traspasar esa frontera y por ello perseguida. No sé si por nuestra ignorancia, sería imposible pensar que una persona sería perseguida por traspasar la insignificante marca que acabamos de mencionar.

En esta tercera emergencia en el ”aula oberta” en el centro Kaxilda se pusieron sobre la mesa las fronteras interiores e incorporadas. En primer lugar se discutió la cuestión de las fronteras de inmigración donde en segundo lugar, se discutió sobre las fronteras de piel.

Despues de hacer el ejercicio mental de lo que supone una frontera en un caserío, imaginemos esa frontera a gran escala, llevandolo al concepto del estado. En relación con el primer punto, la practica de la caza desde sus inicios se ha entendido en términos bélicos, relacionando esto con la guerra hasta dia de hoy. Esta caza de la persona, llevada desde la antigua Grecia, no se basa en ”cazar” una persona u otra puesto que lo que se caza es un cuerpo que no se reconoce, así es, un anónimo.

Evidentemente, a día de hoy, existen diferentes tipos de fronteras (estatales, nacionales, geográficas…), pero en el ámbito bélico, como dijo Paolo Cuitita: ”no habría que hablar de frontera como línea sino como barrera fronteriza”. De esta manera, las fronteras a día de hoy ya no dividen estados, ya que las fronteras se mueven. La evolución de diferentes maquinarias armamentísticas, es el drón como ejemplo, consigue saltar ese punto de la frontera. Por lo que esto genera la pregunta de ¿Quien es el enemigo? ¿El terrorista (el sospechoso de ser o el inmigrante?

El hecho que el miedo de los gobernantes influya en en las cuestiones bélicas, hace que el dolor de la sangre se espanda en el pueblo. Con solo pulsar un botón dan comienzo a la caza de las personas haciendo que que sea el pueblo quien sufra las consecuencias de las trifulcas gubernamentales. En este punto, la guerra deja de ser estado contra estado para ser estado contra pueblo. El individuo del pueblo no debería sufrir al mensajero de la muerte que envía el misil o el drón, ya que en su papel, no juega en las cuestiones políticas estatales que generan tal conflicto.

En segundo lugar, se puso sobre la mesa la inmigración de piel. Cuando una persona traspasa una frontera, al igual que en el primer ejemplo del caserío, no es consciente que en realidad la ha pasado. En este punto, en control de las fronteras interiores del estado existe una racialización donde hay una regularización de la movilidad y el espacio que no se aplica por igual a todas las personas.

En clave de riesgo y amenaza, se persiguen en su ser rasgos físicos y razas subalternas, siendo el color de piel, acento, costumbres y vestimentas las principales características que se tienen en cuenta a la hora de la persecución. Se criminaliza y racializa a la persona, perpetuando los estereotipos y dándole sentido de peligrosidad, así aumentando el racismo. Se le identifica, se le interna en CIE y por último es deportado, siendo el objetivo real el internamiento ligado a la deportabilidad más que a la deportación y la de lanzar un mensaje. De esta manera, crean en en individuo un sentimiento de no pertenencia, haciéndolo/dejandolo morir.

Que una persona haya tenido que huir de su hogar por diferentes causas no la debería hacer carne de presa. Miles de personas inmigran diariamente a diferentes lugares, a nuestro pueblo incluso y no por ello deberían ser excluidas por su color de piel. Diferentes factores hacen que esta persona llegue a nuestros hogares, pero la población de su destino, en su infinita ignorancia, no conoce estas causa, y por miedo a lo desconocido, usan la racialización como mayor excusa por miedo a lo desconocido.

En relación al primer punto., seamos concientes que a la hora de cuestiones bélicas, es el pueblo en primera instancia quien sufre todas las consecuencias, ya que a día de hoy, las fronteras ”han sido destruidas” debido a las nuevas tecnologías armamentísticas. En relación al segundo punto, intentemos cambiar ”el chip” de nuestra cabeza, intentemos no ver colores de piel y si personas, que a la llegada de estas conseguiremos enriquecer bien su y nuestras vidas, dejando a un lado la racialización ya que ello trae la indiferencia y la exclusión del individuo.

Como dijo el poeta Facundo Cabral: ”No soy de aquí, ni soy de alla, no tengo edad. Ni porvenir y ser feliz, es mi color de identidad”.

Deje una respuesta

 

 

 

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>