Calendario

Mayo 2012
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

¿Es no aleatoria la tasa de mutación?

Un principio central en la teoría evolutiva es que las mutaciones se producen al azar y de forma independiente a su valor para el organismo en el que suceden; después de que la mutación se origina, la selección es la que determina si la forma mutada quedará fijada en la población, lo cual podría ocurrir en caso de que resultase favorable para el organismo, en términos de eficacia biológica.

Las consecuencias selectivas de las mutaciones dependen de la actuación de, al menos, 3 tipos de fuerzas, las cuáles pueden variar en intensidad en diferentes localizaciones genómicas: mutaciones evolutivamente deletéreas, mutaciones evolutivamente adaptativas, y tasa de fidelidad y de reparación del DNA durante la replicación.

Sin embargo, este principio de aleatoriedad de las mutaciones ha sido cuestionado en modelos basados en grandes datos, modelos que predicen que la selección podría, en sí misma, modular la tasa de mutación en diferentes lugares del genoma.

Para decidir cuál de las opciones es correcta, sería necesario poder medir la tasa de mutación en diferentes lugares a lo largo del genoma, algo que como ya comentamos en la entrada de ayer en este blog, es difícil de estimar en eucariotas con las herramientas técnicas de que disponemos actualmente, aunque resulta algo más sencillo en procariotas.

Ahora, una nota que se ha publicado en la revista Nature el día 3 de mayo del 2012, plantea un procedimiento  para estimar la tasa de mutación en diferentes lugares del genoma, y muestra los resultados que han encontrado en el trabajo que han realizado.

El equipo de investigadores del European Molecular Biology Laboratory’s European Bioinformatics Institute (EMBL-EBI), ha comparado el genoma de 34 cepas de la bacteria Escherichia coli. Los resultados de la comparación indican que la tasa de mutación neutral (la que no afecta a la eficacia biológica) varía más de un orden de magnitud entre los 2.659 genes cuyas secuencias han comparado en el trabajo, pasando de zonas mutacionalmente “frías” a otras (las de mayor tasa de mutación) denominadas “puntos calientes”.

Es importante destacar además, que la variación en la tasa de mutación no parece ser aleatoria: se detecta una tasa de mutación más baja en los genes que se expresan y que son sometidos a una fuerte selección purificadora.

Según los investigadores, las observaciones sugieren que la tasa de mutación no sólo no es aleatoria, sino que parece que se ha ido optimizando evolutivamente, a fin de reducir el riesgo de mutaciones perjudiciales. Si esta propuesta quedase confirmada y fuese aplicable a eucariotas, tendría importantes implicaciones en la comprensión general de la evolución. Sin embargo, actualmente ni siquiera existe un modelo molecular que permita explicar esta observación, así que lo más prudente será esperar para conocer su repercusión final.

Deje una respuesta

 

 

 

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>