Calendario

Junio 2012
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Secuenciado el primer genoma de los bonobos

Los bonobos (Pan paniscus) son un tipo de simios que despiertan enorme interés por su comportamiento social tan propio y diferente del de otros simios emparentados filogenéticamente con ellos: mientras que los chimpancés (Pan troglodytes) machos son agresivos y usan la violencia para conseguir rangos dominantes y competir por las hembras, llegando incluso a pelear entre grupos, los bonobos, en cambio, se organizan matriarcalmente, raras veces utilizan la violencia y comparten juegos, comida  y sexo, el cual utilizan de forma intensa entre  individuos de cualquier género como sistema de relación casual, como sistema de pago de favores, para resolver conflictos e incluso como sistema de reconciliación.

De acuerdo con el conocimiento actual, humanos, chimpancés y bonobos compartimos un antepasado común que vivió en África hace unos  6 millones de años. Entonces, el linaje humano se separó. Hace entre 1,5 y 2 millones de años, en el ancestro común entre bonobos y chimpancés se produjo una nueva separación, probablemente ayudada por la barrera geográfica que supone el río Congo, quedando los antepasados de los chimpancés en el norte de esta barrera y los antepasados de los bonobos en la zona más al sur.

Es posible que esta diferenciación geográfica, el aislamiento reproductor y las diferentes condiciones ecológicas que suceden en ambas regiones puedan explicar, al menos parcialmente, las diferencias de comportamiento entre bonobos y chimpancés, pero también es posible que al menos una parte de las diferencias en comportamiento estén causadas por diferencias genéticas  entre ambas especies.

En cuanto a las cuestiones ecológicas, al norte del río Congo se encuentran poblaciones de chimpancés y de gorilas que compiten por el mismo tipo de alimento, mientras que en el sur no se encuentran gorilas, por lo que la competencia por el alimento podría ser menor en el caso de los bonobos.

En cuanto a las cuestiones genéticas, acaba de publicarse la secuenciación completa del genoma del primer bonobo. El trabajo de secuenciación ha sido realizado por un equipo dirigido por Svante Pääbo, del Instituto Max Planck para la Antropología Evolutiva, en Leipzig (Alemania) y ha sido publicado el día 13 de Junio del 2012 en la revista Nature. En el trabajo han participado investigadores de varios países, entre ellos  Tomas Marques-Bonet, del Instituto de Biología Evolutiva ICREA, de Barcelona.

Los investigadores han elegido secuenciar el genoma de una hembra de bonobo (Pan paniscus) de 18 años llamada Ulindi que habita en el zoológico de Leipzig. Con la información obtenida esperan ser capaces de explicar las grandes diferencias de comportamiento entre los bonobos y los chimpancés comunes e identificar los cambios genéticos que diferencian a los seres humanos de otros simios. Esto último creen poder hacerlo comparando las secuencias de los genomas humanos secuenciados hasta el momento, con el del bonobo, chimpancé, orangután y gorila.

En promedio, las dos copias de  los alelos autosómicos del genoma de bonobo analizado son idénticas en aproximadamente el 99,9% de las secuencias; respecto al genoma del chimpancé son idénticos en el 99,6% y respecto al genoma humano son idénticos en el 98,7% de los nucleótidos. El genoma del bonobo muestra que más del 3% del genoma humano está más cercanamente relacionado con el de bonobos y con el de los chimpancés que el genoma de estos entre sí.

Según los investigadores, la comparación entre genomas puede ser utilizada  para iluminar la historia y los eventos selectivos que afectaron a las poblaciones de los antepasados de los bonobos y de los chimpancés. Además, han encontrado que alrededor del 25% de los genes humanos contienen partes que están más estrechamente relacionadas con uno de los dos simios que con el otro. Estas regiones pueden ahora ser identificadas y se espera que su conocimiento contribuya a conocer los antecedentes genéticos y las similitudes fenotípicas que existen entre los seres humanos, los bonobos y los chimpancés. Se espera que, en adelante, la secuencia del genoma de Ulindi, y la de otros individuos bonobos cuya información pueda ser añadida a la ahora disponible, permita conocer el detalle molecular de las diferencias y similitudes que existen a nivel genotípico y fenotípico entre primates no humanos, y de estos con humanos, pero por el momento sólo están disponibles las secuencias de los genomas y las comparaciones iniciales que se han realizado de forma gruesa.

La noticia en el periódico El País

La noticia en el periódico La Vanguardia

La noticia en el periódico ABC

La noticia en el periódico El Mundo

1 comentario a Secuenciado el primer genoma de los bonobos

  • Ana

    ¡Que interesante!. Sería realmente magnífico el poder discernir si la diferencia en agresividad y organización social está relacionada con la genética de algún modo. Un saludo

Deje una respuesta

 

 

 

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>