Calendario

Marzo 2014
L M X J V S D
« Feb   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Movimientos Espejo: ¿Un exceso de simetría?

En Biología hablar de simetría es sinónimo de equilibrio, evolución y orden. Efectivamente, los organismos pluricelulares son simétricos y esta característica permite ordenar de manera sencilla la aparición de diferentes tejidos y órganos durante el desarrollo embrionario.

Los mamíferos somos un ejemplo de simetría, concretamente de simetría bilateral: en las etapas tempranas del desarrollo embrionario se determina el eje antero-posterior, es decir, dónde estará la cabeza y dónde la cola y una vez adoptada esa decisión, en términos celulares, el resto de estructuras y de órganos se distribuirán de acuerdo con ese plano o eje central.

Aunque la determinación del eje antero-posterior es clave para definir las diferentes zonas, órganos y tejidos del embrión y, por tanto, del adulto, hablar de simetría no significa que los laterales de los organismos sean idénticos. De hecho, en humanos tenemos varias muestras de simetría relativa: hígado, corazón, vesícula, etc. son órganos cuya posición no se ajusta estrictamente a la simetría bilateral. Además, existe asimetría incluso en estructuras aparentemente simétricas: la mayor parte de las mujeres tenemos la mama izquierda considerablemente más grande que la derecha. Hasta el rostro es asimétrico y por eso preferimos un perfil de nuestra cara a otro!

En el cerebro también existe asimetría funcional. Por ejemplo, en personas diestras, el hemisferio izquierdo (que controla las extremidades de la derecha) es predominante, mientras que en personas zurdas es el hemisferio derecho el que predomina. Esta parcelación lateral del cerebro en relación al control de las extremidades nos permite realizar actos diferentes con una y otra mano; por ejemplo, podemos sujetar un vaso con una mano mientras con la otra cogemos una aceituna.

Este sencillo acto en el que cada mano realiza una actividad diferente es, sin embargo, casi imposible para algunas personas: hay adultos y niños que tienen dificultades para realizar movimientos diferentes con cada mano porque el movimiento de una mano es seguido especularmente por la otra.

Esta condición se denomina Movimientos en Espejo (en inglés Mirror Movements o MM) y parece que está causada por un insuficiente desarrollo del cuerpo calloso del cerebro, lo cual limitaría la activación de la corteza sensorio-motora a un único hemisferio.

http://youtu.be/TbmWj-yuaqc

MM es relativamente frecuente en bebés y en niños, pero habitualmente desaparece a partir de los 10 años cuando el cerebro ha completado su desarrollo. No obstante hay algunos casos en los que el movimiento involuntario de la misma parte del cuerpo, pero en el lateral opuesto, permanece durante la edad adulta. Algunos de ellos, además, suceden en familias, por lo que se ha postulado que esta condición podría ser consecuencia de alguna alteración genética.

El artículo de Peng y Charron publicado en Curr Opin Neurobiol en el 2013, realiza una revisión sobre los trabajos que se han realizado en humanos y en ratones sobre esta rara condición, en un intento de identificar los genes responsables. Los datos apuntan a que el trastorno podría ser genéticamente heterogéneo y estar causado por una variedad de alteraciones en diversos genes implicados en el control motor. Dos son, de momento, los genes candidatos: DCC, RAD51.

La implicación del gen DCC se ha postulado porque se han encontrado mutaciones en este gen en 3 familias con MM (una francesa, otra canadiense y otra de origen iraní e italiano). En estas familias, el trastorno presenta una herencia autosómica dominante, con penetrancia incompleta. Las mutaciones identificadas en este gen son distintas en las 3 familias, pero en todos los casos la proteína que se obtiene a partir del alelo mutado es más corta que la proteína normal y funcionalmente deficiente.

La participación en MM del gen RAD51 se ha propuesto a partir de un estudio con otras 2 familias con el trastorno (una alemana y otra francesa). En estos casos MM también se hereda como un caracter autosómico y dominante, pero el análisis de la secuecia del gen DCC en las personas afectadas indicaba que no presentaban mutaciones en este gen, aunque sí las mostraban en el gen RAD51. Las mutaciones detectadas en RAD51 no modifican la secuencia de la proteína (como ocurre en el caso de DCC), pero son la causa de que se sintetice una cantidad insuficiente de proteína RAD51 en relación con la que se produce a partir del alelo normal.

Quizás la simetría no sea una condición siempre deseable!

Especialmente si se aspira a ser un gran pianista!

Peng J, Charron F. Lateralization of motor control in the human nervous system: genetics of mirror movements. Curr Opin Neurobiol. 2013 Feb; 23(1):109-18

 

Esta entrada Participa en la XXIX Edición del Carnaval de Biología que organiza ::ZTFNews

 

2 comentarios a Movimientos Espejo: ¿Un exceso de simetría?

Deje una respuesta

 

 

 

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>