SOPHIE SCHOLL, LOS ÚLTIMOS DÍAS (Sophie Scholl - Die letzten Tage). 2006

http://www.youtube.com/watch?v=1ctDUcmRz2A

Director: Marck Rothemund

Intérpretes Principales: Julia Jentsch, Fabian Hinrichs, Gerald Alexander Held. Johanna Gastdorf, André Hennicke, Florian Stetter.

Argumento: Múnich, 1943. Durante la devastadora ocupación de Europa por Hitler, un grupo de jóvenes, en su mayoría universitarios, recurre a la resistencia pasiva como única solución para paralizar a los nazis y a su inhumana máquina bélica.
Así nace “La Rosa Blanca”, un movimiento de resistencia cuyo propósito era la caída del Tercer Reich. Sophie Scholl es la única mujer del grupo, una joven ingenua que no tardará en convertirse en una antinazi convencida e intrépida.
El 18 de febrero de 1943 detienen a Sophie y a su hermano mientras distribuyen panfletos en la universidad.
Durante los días que siguen al arresto, el duro interrogatorio al que es sometida Sophie por parte de un oficial de la Gestapo, Robert Mohr, no tarda en convertirse en un intenso duelo psicológico
.

Mi opinión: Buen film alemán que narra los últimos días de la vida de la joven alemana Sophie Scholl, miembro del grupo de la organización resistente “Rosa Blanca”, que por medio de la distribución de octavillas y panfletos, trató, en vano, de concienciar a la población alemana de la sinrazón de la guerra europea.
Y digo “en vano” porque el objetivo de dicha organización cayó en saco roto mientras la contienda duró. Sin embargo, cuando finalizó sí que se le dispensaron honores por su actuación, poniendo a diversas calles de diversas ciudades alemanas su nombre, a parte de otras loas. Y la historia, juez inexorable, la ha puesto en su lugar, a ella y a la organización.
El filme es duro, aunque no es propenso a la lágrima fácil, ni pretende dejar echo polvo al espectador.
Por medio de un cuidado y exhaustivo guión, nada pretencioso ni recargado en cuanto a ambientación, sino poniendo de manifiesto, sobre todo, el componente humano, los sentimientos de los diversos personajes, ejemplificado en el personaje principal, Sophia Scholl, Marc Rothemund,
 el director,  logra un buen trabajo, ganador de un buen número de premios internacionales, sobre todo europeos.
Y lo hace gracias a unas estupendas interpretaciones, con la joven Julia Jentsch a la cabeza, sencillamente extraordinaria, y unos diálogos veraces, con un logrado ritmo que logra captar el interés del espectador, dejándole enganchado a la trama desde el comienzo hasta el final.
Su buena banda sonora le da un aire de thriller político, por ejemplo en escenas como las de los hermanos Scholl colocando las octavillas en la Universidad donde estudian.
Y escenas como el (un poco largo) interrogatorio entre el ofcial (más humano y clemente de lo que pretende hacer crer bajo su fría fachada) de la Gestapo y la protagonista, tienen una indudable fuerza dramática.
En el estricto plano técnico no es para echar cohetes este filme, pero tiene el gran valor de la honestidad y la verdad histórica. Solo por eso merece la pena, pero hay bastante más
.

EL BUEN PASTOR (Good Shepherd, the). 2006

http://www.youtube.com/watch?v=SNu-oMQIQEg


Director: Robert de Niro

Intérpretes Principales: Matt Damon, Angelina Jolie, Alec Baldwin, Tammy Blanchard, Billy Crudup, Robert De Niro, Keir Dullea.

Argumento: James Wilson, un graduado de la Universidad de Yale, se convierte en uno de los fundadores de la CIA.
La historia cuenta los cuarenta años de carrera de este personaje a través de la Guerra Fría y detalla los problemas emocionales que sufrió él y su familia
.

Mi opinión: Muy interesante película de género político que, aunque parezca que habla de cosas pasadas, es indudable que tiene connotaciones de rabiosa actualidad.
Rober de Niro nos va narrando la vida (al parecer basada en uno de los capos de la CIA) de un hombre de aspecto triste, apagado, solitario, el de un honrado funcionario que va a lo suyo, sin meterse con nadie.
Nada más lejano a la realidad en algunos aspectos aunque también cercano en otros.
Cercano en cuanto a lo de triste y solitario, al haber antepuesto a su patria, USA, a su vida personal, a su familia y amigos. Y lejano por cuanto su vida está llena de violentos acontecimientos, desde el suicidio de su padre hasta el intento de la invasión de Cuba en Bahía Cochinos, para derrocar al régimen de Fidel Castro.
De Niro logra una buena película, quizás un poco larga, pero llena de buenos momentos (el durísimo interrogatorio al ¿falso? Valentín Mironov), con una narración clara, estupendas interpretaciones (extraordinario Michel Gambon y muy bien Anjelina Jolie, que con solo la mirada expresa todo el dolor y soledad que domina su vacía vida), y un empleo del montaje vivaz que consigue que el espectador siga la historia con ganas. Entre otras cosas porque de Niro mete buenas dosis de intriga, con esa grabación poco clara que a lo largo del filme tratan de desentrañar los miembros de la CIA.
El aspecto técnico es impecable, con una ambientación perfecta gracias a una excelente labor en el capítulo de vestuario y maquillaje y peluquería.
“El buen pastor” requiere que el espectador sepa que va a estar muchos minutos en la sala viendo esta cinta, pero si ya lo sabe, logrará involucrarse en una historia que sin duda le llenará y dejará satisfecho
.

EL TIGRE Y LA NIEVE (Tigre e la neve, La). 2006


Director: Roberto Benigni

Intérpretes Principales: Roberto Benigni. Jean Reno. Nicoletta Braschi. Tom Waits. Emilia Fox, Gianfranco Varetto. Giuseppe Battiston.

Argumento: Attilio es un poeta y profesor universitario de poesía en la Universidad para Extranjeros de Roma.
Estamos en el año 2003; la guerra de Irak no ha empezado todavía, aunque se palpa en el ambiente su próximo comienzo.
Attilio parece vivir completamente en su mundo, encerrado en su torre de marfil, donde sólo se oyen las sublimes voces de los poetas que más le gustan.
Tiene cierta reputación literaria; ha publicado recientemente su última colección de poemas, “El tigre y la nieve”, que ha tenido una buena acogida tanto de la crítica como por parte de los lectores de poesía
.

Mi opinión: Entretenida película de Benigni…con todo lo que eso significa. Me refiero a que esté dirigida por él.
Se ha hablado mucho de ella, siendo los comentarios más peyorativos (casi los únicos) los dirigidos a su finalidad. Que la ha creado para conseguir un parecido éxito a su admirada “La vida es bella”, tras su fracaso mundial de “Pinocchio”, jamás estrenada en España, al igual que en muchos países.
Puede que sea cierto pues tiene que ver con aquella en su espíritu, pero son distintas en definitiva.
“El tigre y la nieve” es bastante amena, pasando el rato el espectador, creo que bastante bien en líneas generales. Cierto que podría haber sido mejor…pero también muchísimo peor.
Digamos que está bien, quizás sin más, pero ya es algo.
Aquí, al contrario de lo que me pareció en “La vida es bella”, lo mejor es, precisamente, lo que no sucede en Bagdad. Su primer tercio y sus minutos finales, con gran sorpresa final (al menos por mi parte).
Hasta la llegada a Bagdad es una cinta cómica, con buenos momentos llenos de acertados gags, como la “sorpresa” que le da a la chica en su apartamento. Todo funciona y su comicidad está conseguida. No es que sea para echar cohetes, pero resulta agradable. Ya en Bagdad la cosa cambia y sobre lo que allí acontece sí habría mucho de que hablar.
Solamente me referiré a que no convence del todo ni su ritmo ni la historia, con hechos como la determinación que toma el personaje de Jean Reno, que resultan, tal y como están narrados, inexplicables. También hay paradojas y sucesos que rayan en lo absurdo, como la utilización del movil del protagonista, casi tan milagroso como los revólveres de los héroes del far west que, teniendo seis únicas balas, disparan sin cesar todo el rato…
Pero, si dejamos hechos inexplicables desde el punto de vista lógica, pues al fin y al cabo la película es una fábula sobre el amor y la fuerza y el sentido (total para el protagonista) que da a la vida, hay que convenir que está bien.
En el aspecto formal, la fotografía y banda sonora son excelentes.
No sé, igual no es una buena película, pero a mí me ha gustado, no pareciéndome sinceros los palos tan crueles que algunos críticos le han dado. Creo que tan solo demuestran la animadversión hacia Benigni, a quien consideran poco menos que un payaso en realidad
.

DRABET (Manslaughter). 2005


Director: Per Fly

Intérpretes PrincipalesJesper Christensen, Pernilla August, Beate Bille, Charlotte Fich, Thomas Vos

Argumento: Un profesor universitario casado mantiene relaciones con una joven enrolada en un grupo de activistas antiglobalización.
En un ataque a una fábrica de armas, los activistas matan a un policía, arrollándole con una furgoneta.
Todos se niegan a revelar quién la conducía. Y el profesor no quiere que la joven confiese
.

Mi opinión: Bastante compensado drama de Per Fly, un poco más sobrio de lo que nos tiene acostumbrados.
En el anterior trabajo suyo “La herencia” visto en nuestras pantallas (en el magnífico marco del Festival de Donostia la presentó un par de años antes, si no recuerdo mal), demostró muy buen pulso dramático, pero en su último tercio chafó, para mi gusto, lo que podía haber sido una pequeña obra maestra, por un desaforamiento compulsivo, un exceso de dramatismo, difícilmente creíble.
Aquí casi sucede otro tanto, aunque es cierto que, aunque en líneas generales “La herencia” era mejor que este film, aquí, en “Drabet”, tal exceso sólo se refleja, y sin exagerar, en sus últimos diez minutos, unos minutos que empañan algo el resultado final, al no lograr del todo transmitir al espectador la angustia vital del protagonista.
Todo es entiende, es fácilmente comprensible, en este sentido la narración es clara y diáfana, pero el personaje, con su actuación final, más parece un imbecil que un hombre profundamente desesperado.
Pero la película no está mal y merece un sobrado aprobado. Mantiene el interés en todo momento, aunque al final se hace un poquito larga, pues parece en algunos momentos finales que el director no sabe cómo finalizar de forma totalmente satisfactoria, tan dolorosa historia.
Las interpretaciones son buenas, especialmente la de la gran Pernilla August, en el papel de esposa del protagonista. Pernilla ya no tiene que demostrar nada a nadie, de sobra es reconocida como una gran actriz, pero viéndola actuar se sitúa en la línea de las grandes damas europeas de la interpretación, tipo Vanessa Redgrave, pongo por ejemplo.
“Drabet” es, en mi opinión, una interesante película, aunque no lograda al faltarle pulir más su guión
.

PELICULA HABLADA, UNA (Film falado, un). 2004


Director: Manoel de Oliveira

Intérpretes Principales: Leonor Silveira, Catherine Deneuve, Irene Papas, Stefania Sandrelli, John Malkovich, Luis Miguel Cintra.

Argumento: Rosa María, una joven profesora de historia de la Universidad de Lisboa, se dispone a realizar un crucero por el Mediterráneo con su hija, María Joana.
Debe encontrarse con su marido en Bombay, desde donde tienen pensado salir de vacaciones.
El barco va haciendo escala por diferentes ciudades; Rosa María descubre parajes que sólo conocía a través de los libros y que a menudo evocaba en sus clases, a pesar de no haber tenido jamás la ocasión de visitarlos
.

Mi opinión: Excelente cinta del maestro, ya nonagenario (en el año del estreno del film), Manoel de Oliveira, todo un maestro en el narrar cinematográfico.
Siempre ha sido buen director pero es cierto que sólo para paladares, quizás, demasiado exquisitos.
En esta ocasión, se abre a todos los públlicos, en una historia cotidiana, tranquila, inteligente, que capta la atención del espectador de forma sencilla.
Se trata de toda una historia de cultura, de respeto a las culturas y sus idiomas, del amor a los antepasados, a la unión, en definitiva, de todos los pueblos del mundo.
Sin embargo, Oliveira no escatima en dureza al abordar el tema del terrorismo, si no el único, sí el peor enemigo del entendimiento entre los distintos pueblos y culturas.
En esta ocasión ha tenido bajo su mando una pequeño pero exquisito elenco interpretativo, de distintas nacionalidades, que confieren a sus personajes una dignidad y sentido del humor admirables.
Una curiosa pero efectiva película, de lo mejorcito, y por supuesto, más asequible, de su filmografía
.

ORANGE COUNTY, COLGADO, PRINGADO Y SIN CARRERA (Orange County). 2002

http://www.youtube.com/watch?v=5m6e4rqC5wI


Director: Jake Kassdan

Intérpretes Principales: Colin Hanks, Jack Black, Schuyler Fisk, Bret Harrison, Kyle Howard,R.J. Knoll, Catherine O´Hara, Mike White, John Lithgow, Lily Tomlin.

Argumento: Un chico que desea ser escritor y vive en Orange Country, un lugar muy tranquilo y bonito pero con una universidad demasiado modesta, le escribe a un gran y admirado escritor que trabaja como profesor de literatura en una prestigiosa Universidad. Le manda un escrito suyo, pero no obtiene respuesta.
Haciendo surf, una de sus pasiones, un amigo se ahoga y tiempo después ve semienterrado en la playa un libro que estaba leyendo el finado. Al leerlo se da cuenta de que debe ir a preguntarle al famoso escritor y profesor qué le pareció su escrito, amén de intentar por todos los medios entrar en dicha Universidad.
Pero todo estará en su contra, tan sólo contará con la ayuda de su fiel novia y su impresentable hermano
.

Mi comentario: Sorprendente comedia dirigida por el hijo del gran Lawrence Kassdan e interpretado por el hijo de Tom Hanks.
Y resulta sorprendente al estar bastante bien y apartarse de la comedia tipo de los Estados Unidos, donde (casi) todo es vulgaridad.
Aquí cuenta de forma siempre muy divertida un argumento con enjundia, pero sin magnificarlo ni hacerlo pedante ni por supuesto, trascendente. Pero el fondo, serio, está ahí y no se esconde.
Todo es muy digno y las situaciones logran la sonrisa e incluso risa del espectador más exigente. Los diálogos son muy buenos y las interpretaciones excelentes. El ritmo del joven Kassdan, todo un acierto.
Todo está lleno de ironía y algo de sarcasmo y mala leche (sobre todo a cargo del personaje interpretado por Jack Black). Hay, incluso, aspectos de los ahora denominados “políticamente incorrectos”.
En resumen, una bonita película que hace pensar mientras se echa uno/a unas risas
.

COSAS QUE NO SE OLVIDAN (Storytelling). 2001

Director: Todd Solondz

Intérpretes Principales: Selma Blair, Leo Fitzpatrick, Robert Wisdom, Maria Thayer, Angela Goethals, Devorah Rose


Argumento: Se narran dos historias que disecciona sin piedad a la clase media norteamericana. En una “ficción” un profesor de literatura, negro, de un instituto, tiene una aventura sexual con una de sus alumnas.
En el segundo “no ficción”, un director de documentales de género social, elige a un apocado y soñador alumno de un instituto, como el protagonista de un documental que tratará sobre el ingreso a la Universidad. Así rodará su vida día a día
.

Mi opinión: Cruel e inclemente film que disecciona y destripa sin rubor a la clase media norteamericana, mostrándola vacía, inculta e insatisfecha. Todd Solondz, quien ya nos había sorprendido en “Bienvenido a la casa de muñecas” y, sobre todo, en “Happines“, vuelve a la carga sin mostrar simpatía alguna por sus personajes. Unos personajes que se encuentran sin rumbo fijo, muy ambiciosos, pero faltos de personalidad y con graves carencias afectivas.
La primera historia es dura y cruenta, seca y concisa como pocas, pero la segunda, a pesar de contener buenas dosis de humor, es más despiadada y certera. Está llena de mala leche e ironía y azora al espectador.
La película está muy bien dirigida, contando con un minutaje perfecto (no llega a la hora y media). Las interpretaciones son sublimes, destacando a los jóvenes (el niño está perfecto en su odioso personaje) y al gran (en todos los sentidos) John Goodman, sobre todo en los momentos en que mira mientras come a su hijo mayor. ¡Qué careto pone el tío, Dios mío!.
Una buena película que no es la clase de film que uno/a acostumbra a recomendar a sus familiares, pero que merece la pena
.

SOLDADOS DE SALAMINA. 2003


Director: David Trueba

Intérpretes Principales: Ariadna Gil, Ramón Fontseré, Joan Dalmau, María Botto, Diego Luna, Alberto Ferreiro, Luis Cuenca.

Argumento:  Una profesora de Universidad, que tiempo atrás escribió un buen libro y parecía tener un futuro como escritora, recibe el encargo de escribir un artículo sobre la Guerra Civil española. Investigando se encuentra con la figura del escritor y fundador de La Falange española Sánchez Mazas, quien en enero del 39 fue mal “fusilado” y pudo escapar en medio de la confusión gracias a un soldado republicano que no le disparó dejándole escapar.
La escritora, según se va metiendo en la investigación de este singular personaje, va descubriendo personas y situaciones realmente fascinantes
.

Mi opinión: Difícil pero finalmente bastante acertada adaptación de la exitosa novela de Javier Cercás.
David Trueba, con esmero y paciencia nos va narrando una singular historia empleando métodos periodísticos, lo que puede hacer que sea un tanto árida, pero sazonada con un atractivo formato de thriller con suspense y todo, sobre todo en su tramo final, lo mejor de la cinta, sin duda.
Es posible que el espectador tarde en “entrar” en la historia por eso mismo, por la forma en que está estructurada argumentalmente, con imágenes reales de la Guerra Civil Española metidas en medio de la narración y un empleo del flash-back ciertamente cuestionable. Y se puede cuestionar por cuanto habrá quienes digan que corta el ritmo de la película, lo que quizás reste emoción e interés. Sin embargo, su última media hora está muy lograda, consiguiendo subyugar y hasta emocionar con la fascinante aparición del personaje buscado, encarnado magistralmente por un Joan Dalmau soberbio y humano hasta extremos difícilmente imaginables.
En cuanto a Ariadna Gil, no la vamos a descubrir ahora, siempre ha sido una excelente actriz, pero aquí está magistral, llevando el peso de toda la cinta con suma facilidad, sin olvidar a la estupenda María Botto, que interpreta de maravilla un personaje entrañable ofreciendo momentos y diálogos divertidos, lo que se agradece especialmente en este buen film, duro y doloroso para muchas personas que padecieron las situaciones aquí narradas.

TANGUY, ¿QUE HACEMOS CON EL NIÑO? (Tanguy). 2001


Director: Etienne Chatillez

Intérpretes Principales: Sabine Azéma, André Dussollier, Eric Berger, Hélène Duc, Aurore Clément.

Argumento: Tanguy es un joven de veintiocho años que vive todavía en casa de sus padres.
Trabaja como profesor en la Universidad y está finalizando su tesis.
Es guapo, encantador, seductor…
Sin embargo sus padres, aunque le quieren, no le aguantan y no ven el día que se vaya a vivir fuera de casa.
Como ven que sus palabras no tienen éxito, comienzan a preparar artimañas para hacer que el “niño” se vaya definitivamente
.

Mi opinión: Partiendo de una buena idea propiciada por una noticia que apareció en los periódicos franceses sobre un chico que puso un pleito a sus padres por haberle cambiado la cerradura pues no quería independizarse, Chatiliez, que ya ha expresado su mala baba en otras obras posteriores (véase “La vida es un largo río tranquilo” o ¿Qué hacemos con la abuela?), demuestra que sigue teniendo olfato para dinamitar diversos convencionalismos intocables para casi el resto de los directores.
Eso de meterse con los hijos no deja de resultar un riesgo, pero aquí se consigue una comedia funcional donde la sonrisa está siempre en la boca del espectador.
Cierto es que, a menudo, no sucede porque las situaciones sean tronchantes por sí mismas, sino por las estupendas interpretaciones de André Dussollier y de Sabine Azema como los padres del susodicho “niñito”.
También hay un par de situaciones que, para mí, no tiene mucha gracia que digamos, como el momento en que oyen los padres que ha habido un accidente de avión y no pueden más que pensar (con alegría) aunque sólo sea un segundo en que su hijo ya no volverá a casa. Inmediatamente se dan cuenta de lo espantoso de su pensamiento, pero el hecho es que lo piensan. Tampoco la situación de la relación entre la madre y el alumno de su hijo (sólo sugerida) añade nada positivo a la historia, sino todo lo contrario diría yo.
El final, controvertido, parece traicionar el espíritu de la película.
En resumen, discreta técnicamente, aunque  divertidilla
.

LUGARES COMUNES. 2002


Director: Alfonso Aristarain

Intérpretes PrincipalesFederico Luppi, Mercedes Sampietro, Arturo Puig, Carlos Santamaría, Yal Barnatán, Pepe Soriano.

Argumento: Un escritor y maestro de literatura recibe una carta donde se le informa del Decreto que da por finiquitado su vida laboral.
Él intenta que se le prorrogue tres años más su trabajo, pero no congenia demasiado bien con el Rector de la Universidad donde trabaja por lo que lo tiene difícil.
Está casado muy felizmente con una española que tuvo que exiliarse desde pequeña.  Ambos siempre se han querido mucho y siguen haciéndolo.
Mientras se solventa su difícil situación laboral, realizan un viaje a Madrid (España) con objeto de visitar a su único hijo, que trabaja y vive allí con su esposa y dos hijos.
Allí no son bien recibidos por la nuera, debiendo vivir todos juntos en una casita pequeña para tanta gente
.

Mi opinión

Despierten en sus alumnos el dolor de la lucidez, sin límites, sin piedad“.

Un film de serena belleza donde la palabra reina por derecho propio. Y lo hace con sencillez, con fluidez, como la vida de un adulto matrimonio cuyos miembros están juntos durante cuarenta largos pero insuficientes años.
Aristarain, maestro en la exposición de hondos sentimientos humanos, logra conmover con naturalidad al espectador/a mediante hechos cotidianos, donde el dolor, el amor a la gente y a la vida, y el humor, a veces puro y a veces sarcástico, se narran dentro de un tono crepuscular que llegan al corazón de quienes los contemplan, aunque es cierto que la historia alcanza de forma más fácil a quienes ya han tenido un bagaje existencial por mor de los años vividos, por lo que, quizás, los más jóvenes, aún huérfanos (gracias a Dios) de vivencias dolorosas, no logren entender en profundidad algunos sabios conocimientos que se destilan en la cinta.
Delicado trazo donde confluyen el ocaso de un hombre con la decrepitud de un país (Argentina), ambos tratando de resurgir, subsistir y vivir dignamente por medio del trabajo, luchando en todo momento para lograrlo, aunque sea difícil.
Inspirado guión con unos diálogos imperecederos (como ocurre en muchísimas películas Argentinas), y unas soberbias y sentidas interpretaciones, con un Luppi que sigue (y no para) en estado de gracia y una Mercedes Sampietro, siempre excelente actriz y aquí sencillamente magnífica, paradigma de compañera leal, sencilla pero firme en su voluntad de apoyo y amor de un hombre que sin ella no sería nada.
Un canto de amor a la pareja y un canto de amor a un país, Argentina
.