Twitter Button from twitbuttons.com
Mayo 2010
L M X J V S D
« Feb   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

érase una vez un sueño

Son día duros para Europa. Hoy día 9 de mayo de 2010 en el que cumple 60 años de vida se divisan más penas que alegrías.  Una abuelita a la que muchos dedican un réquiem  en lugar de la tradicional oda. Un barco que hace aguas en momentos donde no cabe la completitud. Donde se habla de inestabilidad, desconfianza, inseguridad e incertidumbre.

Pero no debemos desesperar. Los momentos de gloria son aquéllos donde no cabe la desesperanza. Un proyecto, un sueño, una unión que está basada en la solidaridad de los pueblos cuya base ideológica perfectamente expresada por Robert Shuman en 1950 ya aventuraba que

“Europa no se haría de una vez ni en una obra de conjunto: sino gracias a realizaciones concretas que creen en primer lugar solidaridad de hecho”.

Sigamos esa senda. Hoy Europa se muestra más débil pero la idiosincrasia de la globalización también nos  demuestra que hay tanta debilidad en el poder como poder en la debilidad. Tenemos la clave y podemos liderar un cambio.  Un destino que no dependa de los ciclos que dicta la economía. Sino de un destino marcado por los objetivos sociales y ecológicos del siglo que ya está en marcha.  Un movimiento ciudadano que pueda decidir su futuro, y el tipo  de sociedad en el que quiere que sigan creciendo sus hijos.

La crisis financiera ha dado un vuelco a nuestra imagen europea de crecimiento y

bienestar social. El crack vivido de uno de nuestros países vecinos debe demostrar que Europa tiene “un hechizo” y que “volverá a unir lo que el mundo había separado”.

Grandes fueron los tiempos de las Declaraciones, de las Creaciones de Instituciones Internacionales que prometieron no repetir las barbaries vividas de la II Guerra Mundial. Ahora debemos demostrar que aquellas Instituciones se basaron en pilares sólidos.

Son por eso ahora Tiempos de demostraciones. Más Europa es lo que hoy todos necesitamos. Que el mundo lo vea y que sientan cómo retumban las piedras y no los tintineos leves  del jade. Una oda a la alegría en lugar de un réquiem. Ciudadanos alegres y unidos.  Eso es lo que necesita esta viejecita. Ayudémosla a pasar la calle entre todos como hermanos.

1 comentario a érase una vez un sueño

Deje una respuesta

 

 

 

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>