La factura eléctrica

(euskaraz)

En este apartado trataremos de explicar cómo nos facturan la electricidad que consumimos en nuestras casas. La energía eléctrica que consumimos se mide en kilovatios-hora (kWh). Este consumo se registra en nuestros contadores. Esta cantidad, sin embargo, no es la única que determina el importe de nuestra factura. El importe total también depende de la potencia que tenemos contratada en nuestra vivienda a la compañía comercializadora. La potencia contratada está directamente relacionada con el consumo instantáneo máximo que puede haber en la vivienda, es decir, con la cantidad de equipos eléctricos que pueden funcionar en la vivienda al mismo tiempo. A continuación veremos cómo se configura la factura eléctrica y de qué parámetros depende cada parte. También veremos algunas modalidades diferentes de facturación. Al final realizaremos una comparación de los costes de facturación de la electricidad en el Estado con la media europea y otros países significativos.

La siguiente figura muestra un esquema general de los elementos que condicionan la factura de la electricidad.

bloquesFacturaElectricidad

Los costes que cubre la factura eléctrica

La factura eléctrica que pagamos cada mes debe cubrir todos los costes generados por el suministro de energía eléctrica en nuestros hogares.

Normalmente pensamos que nuestra factura sirve para cubrir el coste de generación de la energía eléctrica, pero este no es el único coste cargado en nuestra factura. El dinero recaudado mediante nuestra factura eléctrica se destina a cubrir:

  • Los costes de generación de electricidad. Las instalaciones de generación tienen costes de construcción, mantenimiento y funcionamiento. Las unidades que aprovechan los flujos de energía renovable no requieren combustibles para generar electricidad, pero otras, como las centrales térmicas de carbón, o los ciclos combinados de gas natural, necesitan un combustible para poder generar electricidad, y estos combustibles tienen un coste importante.

  • El transporte y la distribución de electricidad a través de las redes eléctricas. Estos costes se denominan peajes de acceso a las redes de transporte y distribución. Las empresas que gestionan las redes de distribución y transporte de electricidad son diferentes de las que generan la electricidad.
  • Otros costes, denominados cargos. Estos costes son determinados por la administración, y están relacionados en gran medida con la política energética. Los cargos cubren:

  • el régimen retributivo de algunas unidades de generación a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración de alta eficiencia y residuos;

  • el sobrecoste de la generación eléctrica en las islas Canarias y Baleares;

  • el coste de los mecanismos de capacidad;

  • el coste financiero del déficit del sistema eléctrico.

Del mismo modo, la factura eléctrica no cubre algunos costes que pueden ser difíciles de evaluar pero son seguramente muy importantes, como por ejemplo:

  • Costes de reciclado y recuperación de los materiales utilizados en las infraestructuras energéticas.

  • Costes derivados del agotamiento de recursos energéticos no renovables, que deberían destinarse a poner en marcha alternativas de origen renovable.

  • Costes impuestos por la necesaria neutralización de determinados impactos medioambientales, como por ejemplo los derivados de la emisión de gases de efecto invernadero.

Términos de energía y potencia de la factura eléctrica

Los costes cubiertos por nuestra factura eléctrica, es decir, los costes de generación de electricidad, los peajes de acceso y los cargos, están distribuidos en nuestra factura en dos componentes básicos:

  • El término de energía, componente de nuestra factura proporcional a la energía eléctrica consumida en el período de facturación.
  • El término de potencia, componente proporcional a la potencia contratada por la persona consumidora.

Por tanto, nuestra factura eléctrica depende no solo de la electricidad que consumimos, sino también de la potencia que tenemos contratada.

Esta estructura de la factura eléctrica nos ofrece dos vías para reducir su importe:

  • Reducción del término de energía, consumiendo menos energía eléctrica. Esto lo lograremos si utilizados iluminación, electrodomésticos y equipamiento más eficiente, o reducimos sus periodos de uso.
  • Reducción del término de potencia, mediante la reducción de la potencia contratada a la compañía distribuidora. Esta reducción limita la cantidad de equipos, electrodomésticos, etc. que pueden estar en funcionamiento a la vez.

Es importante tener claro que la factura eléctrica no solo cubre los costes directos de generación de la electricidad, sino también otros costes que hay que cubrir aunque se consuma menos electricidad o no se consuma electricidad en absoluto. Son, por ejemplo, los costes asociados al mantenimiento de la infraestructura de transporte y distribución, o los costes de mantener ociosa la capacidad de generación que se pondrá en funcionamiento en los picos de demanda, ya que la electricidad no se puede almacenar a gran escala y toda la electricidad debe ser generada instantáneamente en el momento de su consumo.

Costes regulados y precios fijados en el mercado libre

El mercado eléctrico es un mercado liberalizado, en el que el precio de la electricidad se determina por la ley de la oferta y la demanda. Este precio de la electricidad fijado por el mercado es la componente principal del coste de producción de la electricidad, integrado a su vez en el término de energía de nuestra factura.

Pero otras componentes de nuestra factura no son fijadas directamente por el mercado, sino que son costes regulados por la administración. Las redes de transporte y distribución de electricidad, por ejemplo, suponen monopolios naturales en los que no hay un mercado libre posible que pueda determinar los precios de acceso. Como alternativa, la administración evalúa los costes de estos servicios, y establece los correspondientes peajes de acceso a las redes de transporte y distribución a ser cobrados a los consumidores finales. Otros cargos del sistema eléctrico, como la retribución de apoyo a la generación a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración de alta eficiencia y residuos, o el sobrecoste de la generación eléctrica no peninsular, o el coste financiero del déficit eléctrico, son también costes regulados por la administración.

Comercializadoras que operan en el mercado libre y comercializadoras con precios regulados

Parte de los conceptos que pagamos en nuestra factura eléctrica están determinados por el mercado eléctrico fundamentalmente la producción de electricidad, mientras que otros conceptos están regulados por la administración. Todos ellos se suman en la factura que pagamos a la empresa comercializadora. Esta empresa se encarga de cobrarnos cada mes por la energía consumida y la potencia que tenemos contratada, y de canalizar los pagos correspondientes: los costes de producción de la electricidad a las compañías que generan la electricidad, los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución, los cargos, el alquiler de nuestro contador, los impuestos, etc., junto a su legítimo margen de beneficio.

Las empresas comercializadoras, a su vez, pueden funcionar en dos regímenes diferentes.

  • Comercializadoras de mercado libre. La comercialización de electricidad está liberalizada, y aunque algunos de los costes eléctricos estén regulados, las empresas comercializadoras tienen libertad para fijar sus políticas de precios, aplicando descuentos, u ofreciendo una estabilidad en el precio final que no dependa de la evolución del precio de la electricidad en el mercado libre.

  • Comercializadoras de referencia. Estas comercializadoras comercializan la electricidad a sus clientes a un precio regulado por la administración. Esta tarifa regulada se denomina Precio Voluntario al Pequeño Consumidor, o PVPC. Las comercializadoras de referencia son grandes empresas con un gran número de clientes y larga tradición en el sector eléctrico.

El Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC)

El PVPC es la tarifa regulada de suministro eléctrico vendido por las comercializadoras de referencia.

El PVPC es una tarifa regulada, que integra tanto costes regulados (los peajes y cargos) como costes fijados a través de precios de mercado (el coste de producción de la electricidad).

A continuación detallamos la estructura y componentes de la tarifa PVPC, así como las diferentes modalidades y características. Más adelante señalaremos las similitudes y diferencias con respecto a las tarifas ofrecidas por las comercializadoras libres.

Características generales de la tarifa PVPC:

  • La tarifa PVPC está disponible para consumidores con una potencia contratada no superior a 10 kW, tanto en monofásico como trifásico.

  • En monofásico, las potencias posibles a contratar están organizadas en escalones de 1,15 kW (ó 5 A×230 V), hasta 9,2 kW (= 8×1,15 kW). En el rango de potencias más bajas hay escalones intermedios. La siguiente tabla muestra las potencias normalizadas para los suministros en baja tensión:

tabla3

Existen tres modalidades diferentes de tarifa en función de la discriminación horaria:

  • Tarifa 2.0A: tarifa sin discriminación horaria. El término de energía de la factura no varía en función de la hora del día.

  • Tarifa 2.0DHA: tarifa con discriminación horaria en dos tramos;
    10 h/día de punta (12:00-22:00 en invierno; 13:00-23:00 en verano)
    14 h/día de valle.

  • Tarifa 2.0DHS: tarifa con discriminación horaria en tres tramos;
    10 h/día de punta (13:00-23:00)
    8 h/día de llano (7:00-13:00 y 23:00-1:00)
    6 h/día de supervalle (1:00-7:00).

En cada tramo de discriminación horaria cambia el término por el que se multiplica la energía consumida para el cálculo del término de energía.

La discriminación horaria pretende reflejar la diferencia de costes de producción de la electricidad a lo largo del día. La demanda de electricidad es mayor en las horas centrales del día, y a última hora de la tarde-noche:

 Pantaila-argazkia 2015-02-25 14:51:27

Por ello, la electricidad tiene un precio más barato de madrugada, y a lo largo de la mañana:

INT_D_PFM_DEM_1_30_12_2014_30_12_2014

En las tarifas con discriminación horaria (2.0DHA y 2.0DHS) la electricidad es más barata si no se consume en el tramo de punta. Esto nos ofrece una tercera vía para reducir el coste de nuestra factura: consiste en contratar una tarifa con discriminación horaria, y trasladar nuestros consumos de electricidad a los tramos horarios en los que la electricidad es más barata. Esto exige conocer nuestros perfiles de generación eléctrica habituales a lo largo del día.

La siguiente tabla muestra la estructura de la tarifa PVPC.

tabla1

A modo de ejemplo, a continuación calcularemos la factura según la tarifa PVPC 2.0A (sin discriminación horaria) de un consumidor que tiene contratada una potencia de 4,6 kW y que en el período de facturación, el mes de enero de 2015, ha consumido una energía de 250 kWh (3 MWh/año). Para ello, aplicaremos los términos en vigor durante el mes de enero de 2015:

TPA = 38,043426 €/kW·año = 0,104229 €/kW·día

MCF= 4 €/kW·año = 0,010958 €/kW·día

TEA = 0,044027 €/kWh

TCU = 0,084837 €/kWh

tabla2

El término de potencia, que se factura de forma proporcional a la potencia contratada, asciende a 16,42 €. El término de energía, facturado de forma proporcional a la energía consumida, es de 32,22 €. A estos dos términos se les suma el impuesto eléctrico —uno de los denominados impuestos especiales—, y el alquiler del contador, que es un coste también regulado por la administración. A la suma de todo lo anterior se le aplica un IVA del 21%.

La factura eléctrica nunca es cero, ya que el consumidor siempre debe pagar, como mínimo, los costes indirectos que se calculan según la potencia contratada —el término de potencia—, y los impuestos correspondientes. Este importe mínimo no nulo es lo que pagaría el cliente si en el período de facturación no consumiera electricidad.

Por tanto, el coste de la electricidad tiene un término fijo (mínimo) y otro variable (según la electricidad consumida). Esto hace que el coste del consumo eléctrico, calculado en euros por kilovatio-hora (€/kWh), tienda a reducirse en la medida en que aumenta el consumo eléctrico del período de facturación (más adelante volveremos sobre este punto).

Con el fin de facilitar la transparencia en los precios de suministro de energía eléctrica, la normativa establece que la factura debe desglosarse según los siguientes conceptos:

  • Impuestos aplicados. Agrupan el impuesto eléctrico y el IVA. En nuestro ejemplo ascienden a 13,4 €.

  • Coste de producción de electricidad y margen de comercialización. Agrupan la parte fijada en el mercado libre del término de energía (21,21 €) y el margen de comercialización (1,56 €), sumando un total de 22,77 €.

  • Costes regulados. Agrupa los peajes de acceso en los tramos de potencia (14,86 €) y energía (11,01 €). En nuestro ejemplo suman un total de 25,87 €. Estos costes regulados, a su vez, se desglosan en otros tres términos, según la proporción que fija la propia administración, ya que es ella quien determina la composición de los peajes:
  • Incentivos a las energías renovables, cogeneración y residuos. En 2015 suponen el 35,69% del total de costes regulados.
  • Coste de redes de transporte y distribución. En 2015 suponen el 34,53% del total de costes regulados.
  • Otros costes regulados (incluida la anualidad del déficit). En 2015 suponen el 29,78% del total de costes regulados.

Esta información se recoge en un gráfico como el que se muestra a continuación:

costes1

costes2

A todos los conceptos anteriores debe añadirse el alquiler del contador (en el ejemplo 0,81 €) para sumar el importe total de la factura eléctrica (62,85 €).

Determinación del coste de la generación eléctrica en el mercado libre, dentro de la tarifa PVPC

En el ejemplo de factura más arriba mostrado, se puede comprobar que los kilovatios-hora consumidos (250 kWh) se multiplican por un coste de 0,084837 €/kWh. Tal y como hemos señalado, este precio de la electricidad consumida está determinado por el mercado libre eléctrico. En este apartado nos detendremos en el procedimiento por el que se determina este precio.

La normativa vigente (aquí y aquí) establece que el coste facturado por la generación eléctrica a los consumidores con tarifa PVPC debe reflejar fielmente los costes horarios de la electricidad en el mercado libre. Estos costes son calculados diariamente por el Operador del Sistema (REE), y conforman el término correspondiente al coste horario de la energía, denominado TCU. Sumado al TEU, el término de energía del peaje de acceso y cargos, dan lugar al término de energía PVPC (FEU=TEU+TCU), que puede ser consultado para cada hora del día en las tres modalidades de facturación PVPC en el sistema de información e·sios del Operador del Sistema:

esiosComo estos precios varían hora a hora, una facturación correcta exigiría el registro horario de la electricidad consumida por la persona consumidora. Esta posibilidad será viable una vez que todos los consumidores dispongan de contadores inteligentes con control horario de consumo. Mientras tanto, la normativa ha establecido un método alternativo de cálculo de la facturación, que consiste en aplicar los precios horarios del coste de generación eléctrica a unos perfiles promedio del periodo de facturación calculados y publicados periódicamente por el operador del sistema (Red Eléctrica de España, S.A.; REE).

Este cálculo es complejo, y para facilitarlo el operador del sistema (REE) pone a disposición del público una sencilla herramienta telemática (calculadora LUMIOS) que permite calcular las dos componentes del término de facturación de energía activa el término de energía del peaje de acceso y cargos (TEU) y el término del coste de energía (TCU)para un consumo determinado de electricidad, y en un periodo de facturación a determinar. Estos importes deben coincidir con la facturación según las tarifas PVPC de los consumidores sin control de consumo real horario.

En la siguiente figura se muestra el resultado proporcionado por LUMIOS para el ejemplo mostrado más arriba:

lumiosDebe subrayarse que LUMIOS solo proporciona el término de energía de la factura. Para completar el importe total de la factura hay que sumar el término de potencia, el alquiler del contador y los impuestos correspondientes.

Información sobre la electricidad recogida en la factura

La factura de suministro eléctrico también debe de recoger información sobre la electricidad consumida. Aunque la electricidad que llega a nuestros hogares es indistinguible de la que consumen otras personas conectadas al mismo tiempo a la red, el sistema eléctrico mantiene un registro exhaustivo del origen de la producción de energía eléctrica en cada momento, y de las emisiones de CO2 asociadas. El sistema de casación de la oferta y demanda de electricidad en el mercado eléctrico permite establecer un sistema de garantías de origen de la electricidad consumida. Esta información puede ser trasladada a los consumidores y consumidoras, que es reflejada en la factura bajo tres conceptos:

  • Origen de la electricidad. Proporciona el desglose de la mezcla de tecnologías de la energía vendida por la compañía comercializadora, y lo compara con los porcentajes del promedio del Estado.

  • Emisiones de dióxido de carbono, medidas en kilogramos por kWh, asociadas a la generación eléctrica de la electricidad consumida, y comparación con el promedio del Estado.

  • Residuos radiactivos de alta actividad, medidos en miligramos por kWh, asociados a la generación eléctrica de la electricidad consumida, y comparación con el promedio del Estado.

Estos conceptos son importantes indicadores del impacto ambiental de nuestro consumo eléctrico.

Las tarifas de las comercializadoras de mercado libre

El ejemplo anterior nos ha servido para presentar la tarifa PVPC, que como ya se ha señalado es una tarifa regulada por la administración, a la que en general se puede acoger cualquier consumidor o consumidora con una potencia contratada inferior a 10 kW.

Las comercializadoras de mercado libre ofrecen tarifas con algunas características que difieren de la tarifa PVPC. La estructura de la facturación de las comercializadoras libres es muy similar, ya que muchos elementos están regulados por la administración (impuestos, peajes de acceso y cargos, facturación según la potencia contratada y según la electricidad consumida, márgenes de comercialización y alquiler del contador…) y afectan a la comercialización de electricidad en general, independientemente del tipo de comercializadora que nos facture. Sin embargo, algunos elementos pueden ser diferentes.

Los precios de facturación en las tarifas de las comercializadoras libres pueden variar ligeramente. No pueden variar mucho, ya que gran parte de los términos facturados son conceptos regulados (los peajes de acceso y cargos, principalmente). Por otro lado tampoco serán mucho más caros, ya que los consumidores tienen, en la mayoría de los casos, la posibilidad de contratar el suministro con la tarifa PVPC a una comercializadora de referencia. Las pequeñas variaciones con respecto a la tarifa PVPC estarán asociadas a descuentos y servicios suplementarios ofrecidos por la comercializadora libre.

Los descuentos que pueda ofrecer la comercializadora libre pueden estar ligados a compromisos de permanencia, a la contratación combinada de suministro de gas y electricidad, o a la contratación de servicios suplementarios de mantenimiento.

La comercializadora libre también puede ofrecer servicios de comercialización que no sean ofrecidos por las comercializadoras de referencia.

Algunas comercializadoras, por ejemplo, ofrecen la garantía de que toda la electricidad consumida tendrá garantía de origen renovable. Este elemento es muy importante, ya que reduce notablemente el impacto ambiental de nuestro consumo eléctrico. Muchas personas consumidoras pueden estar dispuestas, incluso, a pagar un poco más por su suministro eléctrico a cambio de esta garantía de origen 100% renovable.

Dado que el precio de la electricidad es estacional y varía incluso hora a hora, las comercializadoras libres pueden optar por ofrecer tarifas fijas y estables durante un periodo de tiempo determinado (un año, por ejemplo). Es de suponer que el coste total en una tarifa variable sea ligeramente menor, pero de esta forma el consumidor se hace inmune frente a las inevitables variaciones estacionales del coste de la electricidad.

El coste de la electricidad en las estadísticas europeas (Eurostat)

¿Es cara la electricidad en el Estado? Esta pregunta es muy difícil de responder. Una primera aproximación puede lograrse mediante la comparación con el precio en otros países, o con el precio medio en la Unión Europea. También puede resultar útil comparar el precio que pagamos por la electricidad los consumidores residenciales y lo que paga el sector industrial. Del mismo modo, es importante conocer cómo afecta el volumen de energía consumida al coste medio de esa electricidad.

La oficina estadística de la Unión Europea, Eurostat, recopila información semestral sobre el precio que pagan los consumidores de electricidad en Europa. En concreto, Eurostat realiza semestralmente encuestas entre los consumidores domésticos e industriales en todos los países europeos, y calcula los precios medios de la electricidad según bandas de consumo (siete bandas de consumo industrial, y cinco de consumo residencial). Los datos pueden consultarse en las bases de datos de Eurostat.

Todos los datos que se muestran a continuación incluyen todos los impuestos en el caso de los consumos residenciales, mientras que en el caso de los consumos industriales están excluidos el IVA y otros impuestos sujetos a devolución.

A continuación se muestran dos gráficos con los costes de la electricidad, en €/kWh, de consumidores residenciales e industriales en las diferentes bandas de consumo, en España durante el primer semestre de 2015. Como referencia, señalemos que el consumo eléctrico anual medio por hogar, en España en 2010, se situó en torno a 3.500 kWh (Banda DC). El consumo eléctrico de una gran planta de automoción en Hego Euskal Herria ronda los 100 GWh aunales.

españa-residencial-2015

españa-industria-2015

España, 1er semestre 2015
Consumos residenciales

España, 1er semestre 2015
Consumos industriales

Se observa que:

  • El precio de la electricidad consumida en la industria es, en general, inferior a la consumida en las viviendas. Esto se debe a que sus volúmenes de consumo son mayores.

  • El coste de la electricidad disminuye significativamente al aumentar el consumo de electricidad. En los consumos residenciales, el precio en la banda de consumo inferior (Banda DA) casi triplica (×2,7) el precio en la banda de consumo más alta (Banda DE). En los consumos industriales el coste casi se cuadruplica (×3,8).

  • Esta estructura tarifaria implica un claro desincentivo al ahorro energético y la mejora de la eficiencia energética: consumir menos electricidad se penaliza con precios mayores de dicha electricidad.

  • Esta estructura tarifaria también es claramente regresiva socialmente: los hogares con menores ingresos consumen menos electricidad, pero la pagan a precios mucho más caros que aquellos con más ingresos y que más consumen.

En los siguientes gráficos se muestran los costes de la electricidad, según las diferentes bandas de consumo, para consumidores industriales y residenciales de España, Alemania, Dinamarca y la Unión Europea (UE28). Los datos corresponden al primer semestre de 2015.

europa-residencial-2015

europa-industria-2015

Consumos residenciales
1er semestre 2015
EU28, Dinamarca, Alemania y España

Consumos industriales
1er semestre 2015
EU28, Dinamarca, Alemania y España

Se observa que:

  • En la UE28 el precio de la electricidad también disminuye al aumentar el consumo, especialmente en el caso de los consumos industriales. Pero el fenómeno es mucho menos acusado en los consumos residenciales —salvo en la banda de consumo más reducido (Banda DA)—.

  • Los costes de la electricidad en España son significativamente mayores que en la UE28 para las bandas de consumo más reducido (Bandas IA y DA). Las diferencias de precios entre España y la UE28 se reducen al aumentar el consumo, y se llegan a invertir. En las bandas de mayores consumos, tanto industriales (Bandas IE e IF) como residenciales (Banda DE), el coste de la electricidad es más barato en España que en la UE28. El carácter regresivo de la tarifa eléctrica es, por tanto, más acusado en España que en la media de la UE28.

  • El coste del consumo residencial en España es, en líneas generales, menor que en Dinamarca y Alemania, salvo para la banda inferior de consumo. Los consumidores españoles de la banda inferior de consumo industrial también pagan más que los alemanes. En el resto de bandas de consumo industrial, sin embargo, los alemanes pagan siempre más que los españoles. En el caso de Dinamarca, los impuestos sujetos a devolución que no se recogen en el gráfico hacen que el precio final se triplique.

4 comentarios a La factura de electricidad

  • ANTONIO LABAYEN

    perfectamente explicado pero hecho en falta la posibilidad de plantear un supuesto sobre un mismo consumo y diferentes potencias contratadas p, ej 3,460-4600 u otras para llegar a saber el incremento o disminución de factura ante un cambio de potencia.
    el caso particular es:dejo Endesa por la comercializadora Viesgo,y automáticamente entra en funcionamiento el control de potencia con lo que me veo obligado a contratar un tramo mas alto,ante los cortes frecuentes de suministro. Me preguto…. es que Endesa admitía un margen de sobrepotencia y se ha tomado una “venganza”? y ahora lo aplica estrictamente?

    Gracias,eskerrik asko!

    • GORKA BUENO MENDIETA

      Eskerrik asko Antonio,
      El funcionamiento del control de potencia y la posibilidad de bajar un tramo de potencia lo explico en en este apartado: Mi experiencia midiendo consumos eléctricos con neurGAI.
      De cualquier forma, entiendo que el control de potencia lo realiza el ICP, controlado por la compañía distribuidora. Un cambio en la compañía comercializadora no debería afectar al margen de sobrepotencia, si no se cambia el ICP.
      Gorka

  • La factura de electricidad contiene varios términos de los cuales es importante entender lo que significan para poder descifrar las facturas de luz.

Deje una respuesta

 

 

 

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Junio 2020
L M X J V S D
« May    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930