Ruta de migas

viernes 14 de julio de 2017

Investigadores de la UPV/EHU buscan crowdfunding para desarrollar vacunas contra enfermedades tropicales

El proyecto busca soluciones innovadoras para dolencias potencialmente mortales como la leishmaniosis o el Chagas

Los seres humanos están expuestos a enfermedades originadas por muchos patógenos, entre ellos protozoos, que son organismos unicelulares. Contra estos patógenos aún no hay vacunas disponibles, a pesar de que afectan a millones de personas en todo el mundo. Se estima que cada año unas 10.000 personas contraen la enfermedad del sueño, unas 50.000 el Chagas, y más de dos millones enferman de leishmaniosis. Todas son potencialmente mortales.

Estas enfermedades se denominan tropicales porque afectan principalmente a países de clima templado, desde Norteamérica a Sudamérica, en casi toda África y en gran parte de Asia.  Pero la leishmaniosis es también endémica en varios países del sur de Europa, y afecta no sólo a las personas sino a los animales de compañía y silvestres, como perros y conejos. Estas dolencias son transmitidas principalmente por insectos que se alimentan de sangre, pero también a través de la placenta, por transfusiones y por trasplante de órganos.

El Grupo de  Investigación y Desarrollo de Virus del Instituto Biofisika (UPV/EHU, CSIC), dirigido por Diego Guérin, participan en un proyecto internacional que busca producir vacunas para prevenir enfermedades tropicales como el leishmaniosis, Chagas o la enfermedad del sueño. Con esta investigación esperan producir nanopartículas de proteínas de origen viral. Para ello persiguen financiar la investigación con una campaña de crowdfunding que se prolongará hasta el 8 de agosto con el apoyo de la plataforma Precipita.

"La forma tradicional de producir vacunas no es muy efectiva en estas enfermedades, por lo que hay que buscar soluciones innovadoras. Por ello, exploramos una nueva generación de vacunas que estimulan el sistema inmune de forma diferente. Son vacunas producidas con tecnología en plataforma VLP (Virus-like particles [partículas tipo virales en inglés]). Estas VLPs son nanopartículas artificiales, que no son infectivas ni entrañan riesgo para la salud de las personas, y ya se están utilizando en vacunas contra la gripe y la hepatitis B", explica el director del Grupo de  Investigación y Desarrollo de Virus del Instituto Biofisika Diego Guérin.

«Si lo logramos, estaremos ayudando para que en un futuro próximo millones de personas que están en riesgo de padecer estas enfermedades, eviten contraerlas»

La técnica que usaremos para producir las VLPs fue desarrollada en el Centro Nacional de Biotecnología de Madrid, y ahora deseamos implementarla en nuestro laboratorio. "Para hacer la vacuna tomamos de un virus parte de su estructura -la VLP, que es inocua- y la fusionamos con una proteína del patógeno que queremos combatir -un antígeno-. De esta manera nuestro cuerpo reacciona a la vacuna con una respuesta inmune aumentada, ya que  simula el inicio de una infección viral, pero tiene una marca de identidad del patógeno", señala Guérin. "Si lo logramos, estaremos ayudando para que en un futuro próximo millones de personas que están en riesgo de padecer estas enfermedades, eviten contraerlas".

Los fondos recaudados

Lo recaudado en esta campaña se destinará íntegramente a cubrir los gastos de producción de VLPs. Con la cantidad mínima (4.000€) se obtendrá la materia prima suficiente para producir y caracterizar en el laboratorio del Instituto de Biofisika un prototipo de vacuna. Con el monto óptimo (10.000€) se podrá obtener VLPs en cantidad necesaria que permitirá hacer al menos tres prototipos diferentes de vacunas. "Si llegásemos a superar esa cifra mayor, destinaremos los recursos a avanzar más en el diseño de las tres vacunas. Por ejemplo, se harán pruebas en modelos animales (ratones) para determinar la capacidad inmunogénica que esas vacunas producen", adelanta. 

Los fondos recaudados serán utilizados para la compra de material de laboratorio, que comprende principalmente los reactivos necesarios para producir VLPs, y los de las técnicas empleadas para caracterizarlas. Dentro de esos reactivos se incluyen placas plásticas desechables, los medios nutrientes para cultivar células, líneas celulares, los polipéptidos sintetizados especialmente para hacer las vacunas, gastos por servicios de microscopía electrónica, etc.  ¿Les ayudas a conseguirlo?

Para ayudar, pincha aquí.

Foto: Miembros del Grupo de  Investigación y Desarrollo de Virus del Instituto Biofisika (UPV/EHU, CSIC): Ariel Mechaly, Diego Guerin, Aritz Durana e Iñigo Ortiz de Salazar Díez (de izquierda a derecha).

Nodo: liferay1.lgp.ehu.es