Ruta de migas

jueves 26 de marzo de 2015

Las traducciones han normalizado, enriquecido y fortalecido la literatura vasca

El libro ‘Euskal Literatura itzulia. Bernardo Atxagaren lanak erdaretan' ofrece una panorámica general de las obras traducidas del euskera

Como señala la investigadora de la UPV/EHU Elizabete Manterola, "aunque la literatura euskaldun es muy joven, en los últimos 40 años es cada vez más común traducir estas obras literarias del euskara a otros idiomas". La autora ofrece una completa fotografía de la literatura vasca traducida en el libro "Euskal Literatura Itzulia. Bernardo Atxagaren lanak erdaretan", publicado por el Servicio Editorial de la UPV/EHU.

Manterola analiza los datos sobre obras traducidas reunidas en el catálogo Euskara Literaturaren Itzulia (ELI). Según aparece en este registro, hasta mediados de 2012 un total de 161 escritores han visto traducidas sus obras a 38 idiomas. Tras el análisis de los datos, Manterola centra su investigación en la obra de Bernardo Atxaga, el escritor que más traducciones tiene publicadas (más de 100) y a más idiomas (35).

En este libro de la colección Euskal Literatura Saila, Elizabete Manterola concluye que las traducciones del euskera han ayudado a normalizar, enriquecer y fortalecer la producción de la literatura euskaldun. Pero destaca que la práctica de exportar esa producción es nueva. De hecho, desde el año 2000 ha crecido el número de traducciones a otros idiomas, y se considera necesario traducir para dar a conocer la literatura euskaldun. Esta transformación ha sido muy notable en la literatura juvenil e infantil, cuyas obras son las que más se traducen a otros idiomas del estado, sobre todo, al castellano. Ahora bien, menos autores consiguen llegar a otros idiomas como francés, alemán o inglés.

"Hay que tener en cuenta que el euskera es un idioma minorizado y que vive en un entorno de  rodeado de idiomas dominantes (español y francés). Por ello, —en palabras de Manterola— este sistema diglósico tiene una influencia destacada en el proceso de traducción. En este sentido, aparecen diferentes estrategias para traducir: la auto-traducción, la estrecha colaboración del autor y traductor, y las traducciones directas o indirectas." La auto-traducción es un fenómeno que se da con el castellano o el francés; y la traducción indirecta, en cambio, es el modo usado para otros idiomas diferentes. Es decir, la traducción realizada al castellano se convierte en fuente para traducir a otro idioma.

Las traducciones de Atxaga

Con el fin de profundizar en las diferentes estrategias traductoras, Elizabete Manterola ha centrado su estudio en la producción de Bernardo Atxaga, "pues es el autor que refleja en su totalidad la complejidad de la traducción de la literatura euskaldun".  De hecho, hasta el año 2010 Atxaga tiene más de cien libros traducidos a 35 idiomas. "Así, las traducciones de sus obras ofrecen una buena oportunidad para analizar la complejidad de la literatura vasca y para conocer mejor la realidad de la traducción que se va construyendo año tras año", señala la investigadora. Tras analizar el trabajo de Atxaga, Manterola ha extraído, entre otras, las siguientes conclusiones:
Que el texto aparezca en castellano es la primera condición para publicar posteriores traducciones, y esa versión intermedia se suele utilizar como texto fuente para trasladarlo a otros idiomas.
En el ejemplar traducido la información que aparece no es siempre completa. Es decir, en ocasiones en lugar del título de euskera aparece el de castellano, no se concreta cuál ha sido el idioma utilizado para la traducción, y tampoco se publica el nombre del traductor en los casos de traducciones al castellano. Estos fenómenos son más comunes en las traducciones en el ámbito estatal.
El autor siempre está tras la traducción al castellano. En relación con la traducción a otros idiomas, los traductores siguen fielmente el texto fuente que utilizan.
El estudio muestra otra modalidad de traducción, la compilación original. Los traductores capacitados para traducir desde el castellano y el euskera tienen dos textos a mano: la versión original en euskera y la versión en castellano que ha recibido del autor, como ha ocurrido en el caso del catalán.
En los últimos 20 años, Bernardo Atxaga ha tenido en mente dos lectores y dos idiomas al escribir sus libros. En los inicios, Atxaga escribía para el lector euskaldun (sobre todo, hasta que Obabakoak recibió el Premio Nacional de Literatura), y desde de Gizona bere bakardea-El hombre solo tiene a los lectores en euskera y en castellano como objetivo principal. Son dos modos de creación, y el traductor tendrá que tener en cuenta cuál es el proceso creativo al realizar su labor.

En opinión de Elizabete Manterola, "hasta el siglo XX la creación literaria ha sido muy escasa y, en este sentido, al tiempo que la literatura ha adquirido fuerza, la traducción también ha ido cogiendo firmeza. Claro, en un principio han sido las traducciones al euskara, pero una vez que ya ha comenzado a configurarse el sistema literario euskaldun, a finales del siglo XX empezó a abrirse el camino hacia las traducciones a otros idiomas. Y entrado el siglo  XXI se pueden encontrar más traducciones al exterior".

La colección Euskal Literatura Saila

Este libro es el ejemplar número 14 de la colección Euskal Literatura Saila dirigida por el catedrático de Literatura Vasca Jon Kortazar. Esta recopilación analiza la trayectoria que ha tenido la literatura vasca desde las últimas décadas del siglo XX hasta ahora. A cada género literario le dedica un libro monográfico, entre otros, a la novela, la poesía, la narrativa breve, el teatro o el ensayo. Este último libro trata sobre la traducción.

Por otra parte, el libro se ubica en el trabajo desarrollado por TRALIMA-ITZULIK, grupo consolidado de investigación de la UPV/EHU. Este grupo  se ocupa del estudio de la Traducción y los Transvases Culturales en el ámbito de la literatura y los medios audiovisuales desde una perspectiva histórica, utilizando herramientas propias de las nuevas tecnologías. Al mismo tiempo, el libro está enmarcado en el proyecto de investigación "Traducción y censura en España (1939-1985): corpus textuales y contexto cultural" que patrocina el Ministerio de Competitividad y Economía del Gobierno de España.

Sobre la autora

Elizabete Manterola Agirrezabalaga (Orio, 1982). Doctora en Traducción por la UPV/EHU y profesora del Departamento de Filología Inglesa y Alemana y Traducción e Interpretación de la la Facultad de Letras. Ha creado el catálogo "Euskara Literatura Itzulia". Entre sus principales líneas de investigación se encuentran la traducción de literaturas minoritarias, la traducción entre lenguas en contacto, la literatura vasca, la auto-traducción, la traducción indirecta y los estudios de traducción basados en corpus.



 

Fecha de última modificación: jueves 26 de marzo de 2015 15:25

Nodo: liferay1.lgp.ehu.es