es | eu

Recuento de leucocitos


Fórmula leucocitaria | Frotis y Tinción | Tipos de leucocitos | Alteraciones | Glosario

Células sanguíneas

Podemos agrupar los elementos formes o figurados de la sangre en los siguientes tres grupos:
  • Glóbulos blancos o leucocitos:
    Células blancas de la sangre. Nucleadas y con distintas morfologías tras su tinción. Incluyen los siguientes tipos celulares:
     
    • Granulocitos o leucocitos con gran cantidad de gránulos en su citoplasma y que a su vez son polimorfonucleares, ya que tienen un núcleo compuesto por varios lóbulos, de forma que adquiere formas poco regulares: neutrófilos, eosinófilos y basófilos.
       
    • Agranulocitos o células comparativamente con pocos gránulos en su citoplasma y que a su vez son mononucleares, ya que tienen un núcleo simple: monocitos, linfocitos y macrófagos (estos derivan de los monocitos pero se localizan en los tejidos).
       
  • Glóbulos rojos, hematíes o eritrocitos Elementos anucleados de la sangre y que por lo tanto no son células propiamente dichas (han perdido el núcleo así como muchos orgánulos citoplásmicos). Tienen unos 7 µm de diámetro, forma cóncava y un aspecto rosado tras una tinción Giemsa. Dan el color rojo a la sangre por poseer hemoglobina. Su principal función es el transporte de oxígeno a los tejidos. Constituye el elemento principal en sangre: en hombres 5,4 millones/µl; en mujeres 4,5 millones/µl; rango normal medio es 4-6 x 106/µl (de 500-1000 por cada leucocito).
     
  • Plaquetas o trombocitos Fragmentos citoplásmicos de 2 a 3 µm derivados de los megacariocitos. Se tiñen de color azulado oscuro con la tinción de Giemsa. Al agregarse permiten la coagulación de la sangre.

Los leucocitos o células blancas de la sangre son fácilmente reconocibles en un frotis ya que son células nucleadas (a diferencia de las plaquetas y los hematíes). Estas células se originan en la médula ósea y se relacionan con la protección del organismo frente a diversos ataques a su integridad, como pueden ser las infecciones.

El recuento de leucocitos (células blancas de la sangre) o WBC (White Blood Cells Count) es una parte del recuento total de células sanguíneas (CBC o Complete Blood Cell Count) y consiste en el recuento de leucocitos en un pequeño volumen sanguíneo. Este análisis puede ser microscópico, o lo que es más habitual hoy en día, se pueden utilizar analizadores hematológicos automáticos que permiten la diferenciación y cuantificación de los distintos tipos de células sanguíneas en base a su tamaño y complejidad (en relación a las características de sus citoplasmas y núcleos).

El recuento total de leucocitos o formula leucocitaria

Representa la cantidad de cada uno de los tipos de leucocitos en sangre periférica. Se puede expresar como valor ABSOLUTO de cada tipo de leucocito por mm3 de sangre o como valor RELATIVO que hace referencia al porcentaje de cada tipo de leucocitos presentes en la muestra sanguínea respecto al total. Los valores relativos de diversos tipos celulares pueden verse alterados de forma indirecta porque se ha visto alterada otra de las poblaciones celulares sanguíneas. Alteraciones en el recuento de alguna de las poblaciones en concreto o de más de una de ellas suele ir ligado a diversas anomalías o problemáticas de diversa índole. De esta forma el recuento de leucocitos puede tener una gran importancia clínica ya que se pueden evaluar ciertos parámetros de relevancia en cuanto al estado, respuesta y evolución del organismo en el caso de infecciones, inflamación, alergias, cáncer, inmunodéficits, terapias, etc. Para evitar interpretar los resultados de forma indebida las alteraciones cuantitativas se deben referir siempre en términos absolutos.

Los rangos de referencia para un recuento de leucocitos en adultos son los siguientes:

Tipo celular Rango de valores
(células/µl)
Valor medio
(células/µl)
%
normal
%
medio
Tamaño
(µm)
Leucocitos4000-1100074007-18

Granulocitos/
polimorfonucleares
Neutrófilo2500-7500400050-706012-15
Eosinófilo40-4002001-4 312-15
Basófilo10-100400,2-118-12

Agranulocitos/
mononucleares
Linfocito1500-3500250020-40327-12
Monocito200-8003002-8412-18

Los valores normales de leucocitos pueden diferir considerablemente entre distintas poblaciones, sexos y estados especiales como el embarazo.

En sangre se pueden observar también neutrófilos inmaduros liberados por la médula ósea antes de terminar su maduración de nominados neutrófilos en cayado (por la forma de su núcleo aun sin lóbulos definidos y con forma de bastón grueso) y pueden aparecer en un 1-5 % (100-150 cayados/µl).

Preparación de un frotis sanguíneo

Introducción

Un frotis de sangre o frotis sanguíneo es una fina capa de sangre extendida sobre un portaobjetos y teñida de tal forma que permite realizar un estudio microscópico de los diversos tipos de células sanguíneas,

La realización y observación de frotis sanguíneos es una de las técnicas más ampliamente utilizadas a nivel mundial en los laboratorios de screening, diagnóstico y monitorización de enfermedades. Con el frotis se obtiene información sobre el número y la morfología de los elementos visibles en la sangre lo que pueden ser indicativo de diversas alteraciones o enfermedades, como por ejemplo entre otros, en casos de leucemias, deficiencias de hierro, trastornos genéticos de la forma de los eritrocitos o posibles deficiencias de vitamina B12.

Mediante el frotis podemos obtener información útil en relación a:

  • La diferenciación y recuento de los elementos formes de la sangre.
  • Las alteraciones singulares en la forma de las células, que son una identificación específica de algunas enfermedades.
  • Algún indicador de los efectos nocivos de la quimioterapia y de la radioterapia.

La fidelidad de la información obtenida del frotis, depende en gran parte de la calidad de la extensión. Por ello, y para obtener buenos resultados hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Tanto portaobjetos como cubreobjetos deben estar bien limpios y desengrasados (preferentemente nuevos).
  • Para realizar la extensión el portaobjetos debe estar bien nivelado.
  • La sangre no debe haber estado en contacto con anticoagulantes, pues éstos podrían deformar la morfología celular.
  • La gota de sangre utilizada para la preparación del frotis ha de obtenerse por punción capilar y no debe ser muy grande, ni muy pequeña (preferentemente del tamaño de la cabeza de un alfiler, ~ 3 mm). Si la extensión es demasiado gruesa las células se pueden amontonar y no ser reconocidas, ni diferenciadas. Si la extensión es demasiado delgada las células se pueden deformar, distorsionar y destruir.
  • La lectura del frotis debe hacerse en aquellas zonas donde los eritrocitos "casi se tocan".

Preparación del frotis sanguíneo

Conviene hacer todo el procedimiento sobre una superficie fija y sujetando los portas como se indica en el dibujo.

  • Colocar un portaobjetos bien limpio en una superficie lisa y bien nivelada.
  • Con una lanceta estéril realizar una punción en un dedo.
  • Depositar una gota de sangre de 3 a 4 mm de diámetro a unos 2 o 3 cm de uno de los extremos del portaobjetos porta totalmente limpio (libre de pelusas y grasa).
  • Con el borde de otro portaobjetos bien limpio tocar la gota de sangre. Dicha gota se extiende por capilaridad a lo largo del canto de este último portaobjetos. (el porta para extender la gota de sangre no debe ser nunca mas ancho que el portaobjetos que tiene la sangre ya que de lo contrario puede haber efectos indeseados en cuanto a la distribución de las células en la muestra.
  • Con un movimiento rápido y uniforme y manteniendo un ángulo de 30-45 grados entre ambos portaobjetos, y procurando no perder el contacto entre ambos portas, extender la gota de sangre arrastrando un porta sobre el otro, Debe quedar una capa fina de sangre en la superficie del primer porta.
  • Esperar a que se seque la lámina, dejarla sobre una rejilla o toalla de papel, con la zona donde está la muestra mirando hacia arriba.
  • Dejar secar al aire (solo si el grado de humedad es muy alto se recomienda el secado forzado con secador).

Fijación del frotis

Se obtienen resultados óptimos cuando la muestra se fija con metanol después de secarla (preferiblemente antes de 1 h) y antes de teñirla. En caso contrario puede que el plasma haga que aparezca un fondo grisáceo/azulado no deseado. Para fijar y teñir las preparaciones conviene que las soluciones de fijado y las de tinción estén lo mas libres de agua posible (<3%).

Cuando se utilizan colorantes hematológicos habituales, la fijación se realiza durante la aplicación del colorante concentrado, ya que lleva metanol absoluto como disolvente. Cuando se va a trabajar con colorantes acuosos diluidos, los frotis secados al aire deben ser fijados en metanol absoluto durante unos minutos (1-5 min).

Tinción del frotis sanguíneo

El análisis sanguíneo al microscopio requiere preparar un frotis con sangre del paciente y teñir la muestra con Giemsa u otra tinción similar de forma que cada tipo celular adquiere una coloración y aspectos característicos que ayuden a su detección e identificación.

Los colorantes ácidos de estas tinciones se unen a componentes básicos de las células (citoplasma), mientras que los colorantes básicos son atraídos por los componentes ácidos (núcleo), de forma que se pueden distinguir los distintos tipos de células sanguíneas.


Eosinófilo

Neutrófilo

Linfocito

Monocito

Carasterísticas de cada tipo de leucocitos

El análisis sanguíneo al microscopio habitualmente se realiza tras hacer una tinción de Giemsa o similar de forma que cada tipo celular adquiere una coloración y aspectos característicos que ayudan a su detección e identificación en el examen microscópico.

Los lecucitos presentes en el frotis corresponderán a alguno de los tipos descritos en la siguiente tabla:

Leucocito Características Asociación
 
Granulocitos/Polimorfonucleares
Neutrófilo Núcleo multilobulado (2 a 5 lóbulos) e irregular. Citoplasma con pequeños gránulos rosáceos (algunos gránulos de color azul-violáceo y lisosomas de color púrpura-rojizo).
 
Infecciones agudas
 
Eosinófilo Algo más grande que los neutrófilos. Núcleo bilobulado y grandes gránulos rojo-fucsia-naranja en su citoplasma.
 
Reacciones alérgicas y parasitarias
 
Basófilo En muy baja concentración en la sangre, tiene un núcleo de forma irregular (normalmente bilobulado) y difícil de ver por los grandes gránulos citoplásmicos azul oscuro/marronáceos.
 
Reacciones alérgicas
 
 
Agranulocitos/Mononucleares
Linfocito Aunque incluye distintos tipos, fenotípicamente no se diferencian por microscopía óptica. Tiene un núcleo muy denso, redondeado y azulado, que ocupa casi todo el citoplasma. Citoplasma escaso/moderado, ocasionalmente con gránulos. Los más pequeños (de tamaño ligeramente mayor a un eritrocito) son células inactivas y los linfocitos más grandes suelen ser células activadas.
 
Infección crónica
 
Monocito Son los leucocitos de mayor tamaño. Núcleo simple más o menos invaginado (de ovalado a forma de alubia, riñón, herradura). Citoplasma grisáceo-azulado que puede tener algunas vacuolas y lisosomas de color púrpura-rojizo.
 
Infección crónica
 

Formas intermedias, no maduras, atípicas, etc. Infecciones, terapias, cáncer, etc.
 

Alteraciones en las proporciones de leucocitos

Puede haber alteraciones numéricas y/o morfológicas. En este apartado nos centraremos en las alteraciones númericas, que han sido resumidas en la seguiente tabla:

Alteraciones numéricas
Leucocitosis
  • Neutrofilia
  • Eosinifilia
  • Basofilia
  • Linfocitosis
  • Monocitosis
  Leucopenias
  • Neutropenia
  • Eosinopenia
  • Basopenia
  • Linfocitopenia
  • Monocitopenia
 

LEUCOCITOSIS

Incremento del número de leucocitos en sangre, con recuentos absolutos superiores a 11000 leucocitos/µl. Se produce en respuesta a infección, estrés, alteraciones infamatorias u otras alteraciones como leucemia (mieloides o linfocíticas). Puede deberse a un único elemento que aparece en elevadas cantidades o a una combinación de elementos que aumentan su número, según cuál sea la causa.

En función de cual sea el elemento mayoritario que origina la leucocitosis se distinguen:

  • Granulocitosis: Incremento del número de granulocitos en sangre.
     
  • Neutrofilia (leucocitosis neutrofílica)
    Incremento del número de neutrófilos en sangre con recuentos absolutos superiores a > 7500 neutrófilos/µl.
    Causas: infecciones bacterianas agudas, daños tisulares independientes de infecciones.
     
  • Eosinofilia (leucocitosis eosinofílica)
    Incremento del número de eosinófilos en sangre con recuentos absolutos superiores a 400 eosinófilos/µl. Los valores normales de eosinófilos son del 1 al 3 % de las células sanguíneas. En función del recuento la eosinofília puede ser de varios tipos: débil cuando hay 500-1500 eosinófilos/µl; moderada con 1500-5000 eosinófilos/ l y severa > 5000 eosinófilos/µl.
    Causas: alergia y otras reacciones de hipersensibilidad (por ejemplo provocadas por medicamentos) e infecciones parasitarias.
     
  • Basofilia (leucocitosis basofílica)
    Incremento del número de basófilos en sangre con recuentos absolutos superiores a >100 basófilos/µl.
    Causas: algunas reacciones alérgicas anómalas mediadas por IgE.
     
  • Linfocitosis (leucocitosis linfocítica)
    Incremento del número de linfocitos en sangre con recuentos absolutos superiores a 3500-4000 linfocitos/µl (en adultos > 4000 linfocitos/µl y en niños >9000 linfocitos/µl). Habitualmente va acompañada de monocitosis.
    Causas: infecciones víricas (por ejemplo hepatitis, CMV o virus de Epstein-Barr) o bacterianas (por ejemplo Bordetella).
     
  • Monocitosis
    Incremento del número de monocitos en sangre con recuentos absolutos superiores a 800 monocitos/µl (o > 6 % del total de leucocitos).
    Causas: infecciones crónicas (como tuberculosis o malaria), enfermedades inflamatorias, etc.

LEUCOPENIA

Disminución del número de leucocitos en sangre, con recuentos absolutos inferiores a 4000 leucocitos/µl. Principalmente debida a un bajo número de neutrófilos (neutropenia). Se produce por consumo de leucocitos tras una infección, por tratamientos que destruyen células como la quimioterapia o la radioterapia o por alteraciones en las células madre de la médula ósea (por ejemplo leucemia).

En función del tipo o tipos celulares problemáticos se distinguen varias situaciones:

  • Granulocitopenia o agranulocitosis
    Disminución del número de granulocitos (basófilos, eosinófilos y/o neutrófilos) en sangre. La principal consecuencia de este problema es la tendencia a sufrir infecciones.
    A menudo sinónimo de neutropenia.
     
  • Neutropenia
    Disminución del número de neutrófilos en sangre con recuentos absolutos inferiores a 1500 neutrófilos/µl. Es la leucopenia más frecuente. Existen diversos grados de neutropenia siendo muy grave cuando el recuento absoluto es inferior a 200 neutrófilos/µl. La principal consecuencia de este déficit es una mayor tendencia a las infecciones.
    A menudo se utiliza como sinónimo de granulocitopenia.
     
  • Eosinopenia
    Disminución del número de eosinófilos en sangre. Resulta un problema poco común. Se produce en diversas infecciones (neumonía, gripe,...) o situaciones de estrés, infarto, tratamientos concretos,...
     
  • Basopenia
    Disminución del número de basófilos en sangre. Sinónimo de basocitopenia. Se produce en algunas infecciones (brucelosis,...), patologías (hipertiroidismo,...) y diversas terapias.
     
  • Linfopenia
    Disminución del número de linfocitos en sangre, con recuentos absolutos inferiores a 1000 linfocitos/µl. Habitualmente es relativa y debida a un aumento de neutrófilos. La linfopenia absoluta es signo de mal pronóstico, en especial en infecciones graves.
    Sinónimo de linfocitopenia y de leucopenia linfocítica.
     
  • Monocitopenia
    Disminución del número de monocitos en sangre, con recuentos absolutos inferiores a 200 monocitos/µl. Se produce en infecciones agudas, leucemias agudas y diversas terapias (corticosteroides, citostáticos, etc).
    Sinónimo de monopenia y de leucopenia monocítica.

Glosario

  • Agranulocito
    Célula con pocos gránulos en el citoplasma. Incluyen linfocitos, monocitos y macrófagos (estos últimos derivan de los monocitos sanguíneos y se localizan en los tejidos).
     
  • Agranulocitosis
    Disminución del número de granulocitos en sangre. Sinónimo de agranulosis, granulopenia y granulocitopenia. A menudo sinónimo de neutropenia.
     
  • Anemia
    Disminución del número de eritrocitos en sangre.
     
  • Basofilia
    Incremento del número de basófilos en sangre con recuentos absolutos superiores a > 100 basófilos/µl.
    Causas: algunas reacciones alérgicas anómalas mediadas por IgE.
    Sinónimo de leucocitosis basofílica.
     
  • Basófilo
    Célula sanguínea, un tipo de leucocito: Aparece en muy baja concentración en la sangre, tiene un núcleo de forma irregular (normalmente bilobulado) y difícil de ver por los grandes gránulos citoplásmicos azul oscuro/marronáceos.
     
  • Basopenia
    Disminución del número de basófilos en sangre. Sinónimo de basocitopenia. Se produce en algunas infecciones (brucelosis,...), patologías (hipertiroidismo,...) y diversas terapias.
     
  • Eosinofília
    Incremento del número de eosinófilos en sangre con recuentos absolutos superiores a 400 eosinófilos/µl.
    Los valores normales de eosinófilos son del 1 al 3 % de las células sanguíneas. En función del recuento la eosinofília puede ser de varios tipos: débil cuando hay 500-1500 eosinófilos/µl; moderada con 1500-5000 eosinófilos/µl y severa > 5000 eosinófilos/µl.
    Causas: alergia y otras reacciones de hipersensibilidad (por ejemplo provocadas por medicamentos) e infecciones parasitarias.
    Sinónimo de leucocitosis eosinofílica.
     
  • Eosinófilo
    Célula sanguínea, un tipo de leucocito. Algo más grande que los neutrófilos. Núcleo bilobulado y grandes gránulos rojo-fucsia-naranja en su citoplasma.
     
  • Eosinopenia
    Disminución del número de eosinófilos en sangre. Resulta un problema poco común.
    Se produce en diversas infecciones (neumonía, gripe,...) o situaciones de estrés, infarto, tratamientos concretos,...
     
  • Eritrocito
    Elementos anucleados de la sangre y por lo tanto que ya no son células propiamente dichas (han perdido el núcleo así como muchos orgánulos citoplásmicos). Tienen unos 7 µm de diámetro, forma cóncava y un aspecto rosado tras una tinción Giemsa. Dan el color rojo a la sangre por poseer hemoglobina. Su principal función es el transporte de oxígeno a los tejidos. Constituye el elemento principal en sangre: en hombres 5,4 millones/µl; en mujeres 4,5 millones /µl; rango normal medio es 4-6 x106/µl (de 500-1000 por cada leucocito).
     
  • Glóbulo blanco
    Ver leucocito.
     
  • Glóbulo rojo
    Ver eritrocito.
     
  • Granulocito
    Leucocitos con gran cantidad de gránulos en su citoplasma: basófilos, eosinófilos y neutrófilos.
     
  • Granulocitopenia
    Disminución del número de granulocitos (basófilos, eosinófilos y/o neutrófilos) en sangre.
    La principal consecuencia de este problema es la tendencia a sufrir infecciones.
    Sinónimo de agranulocitosis. A menudo equivalente a neutropenia.
     
  • Granulocitosis
    Incremento del número de granulocitos en sangre.
     
  • Hematíe
    Ver eritrocito.
     
  • Leucemia
    Cáncer sanguíneo o de médula ósea causado por glóbulos blancos atípicos.
    Conjunto de cánceres de médula ósea que producen un elevado número de leucocitos.
     
  • Leucocito
    Células blanca de la sangre, fácilmente reconocible en un frotis ya que es nucleada (a diferencia de plaquetas y hematíes). Se origina en la médula ósea y cuya función principal es combatir las infecciones.
    Realmente los leucocitos constituyen un grupo celular sanguíneo heterogéneo formado por distintos tipo de células con diferente tamaño y fenotipo: basófilos, eosinófilos, neutrófilos, linfocitos y monocitos.
     
  • Leucocitosis
    Incremento del número de leucocitos en sangre, con recuentos absolutos superiores a 11000 leucocitos/µl.
    Se produce en respuesta a infección, estrés, alteraciones infamatorias u otras alteraciones como leucemia ( mieloides o linfocíticas). Puede deberse a un único elemento que aparece en elevadas cantidades o a una combinación de elementos que aumentan su número, según cuál sea la causa.
     
  • Leucopenia
    Disminución del número de leucocitos en sangre, con recuentos absolutos inferiores a 4000 leucocitos/µl.
    Principalmente debida a un bajo número de neutrófilos (neutropenia).
    Se produce por consumo de leucocitos tras una infección, por tratamientos que destruyen células como la quimioterapia o la radioterapia o por alteraciones en las células madre de la médula ósea (por ejemplo leucemia).
     
  • Linfocito
    Célula sanguínea, un tipo de leucocito. Aunque incluyen distintos tipos, fenotípicamente no se diferencian por microscopía óptica. Tienen un núcleo muy denso, redondeado y azulado, que ocupa casi todo el citoplasma. Citoplasma escaso/moderado, ocasionalmente con gránulos. Los más pequeños (de tamaño ligeramente mayor a un eritrocito) son células inactivas y los linfocitos más grandes suelen ser células activadas.
     
  • Linfocitopenia
    Ver linfopenia.
     
  • Linfocitosis
    Incremento del número de linfocitos en sangre con recuentos absolutos superiores a 3500-4000 linfocitos/µl (en adultos > 4000 linfocitos/µl y en niños > 9000 linfocitos/µl). Habitualmente va acompañada de monocitosis.
    Causas: infecciones víricas (por ejemplo hepatitis, CMV o virus de Epstein-Barr) o bacterianas (por ejemplo Bordetella).
    Sinónimo de leucocitosis linfocítica.
     
  • Linfoma
    Cáncer sanguíneo causado por linfocitos atípicos (habitualmente aparecen en cantidades elevadas).
     
  • Linfopenia
    Disminución del número de linfocitos en sangre, con recuentos absolutos inferiores a 1000 linfocitos/µl. Habitualmente es relativa y debida a un aumento de neutrófilos. La linfopenia absoluta es signo de mal pronóstico, en especial en infecciones graves.
    Sinónimo de linfopenia, linfocitopenia y de leucopenia linfocítica.
     
  • Mieloma
    Cáncer sanguíneo producido por células plasmáticas.
     
  • Monocito
    Célula sanguínea, los leucocitos de mayor tamaño. Núcleo simple más o menos invaginado (de ovalado a forma de alubia, riñón, herradura). Citoplasma grisáceo-azulado que puede tener algunas vacuolas y lisosomas de color púrpura-rojizo.
     
  • Monocitopenia
    Disminución del número de monocitos en sangre, con recuentos absolutos inferiores a 200 monocitos/µl. Se produce en infecciones agudas, leucemias agudas y diversas terapias (corticosteroides, citostáticos, etc).
    Sinónimo de monopenia y de leucopenia monocítica.
     
  • Monocitosis
    Incremento del número de monocitos en sangre con recuentos absolutos superiores a 800 monocitos/µ l (o > 6 % del total de leucocitos).
    Causas: infecciones crónicas (como tuberculosis o malaria), enfermedades inflamatorias, etc.
     
  • Mononuclear
    Célula sanguínea que tiene un núcleo simple: monocito, linfocito y macrófago (este deriva de los monocitos pero se localiza en los tejidos).
     
  • Neutrofilia
    Incremento del número de neutrófilos en sangre con recuentos absolutos superiores a > 7500 neutrófilos/µl.
    Causas: infecciones bacterianas agudas, daños tisulares independientes de infecciones.
    Sinónimo de leucocitosis neutrofílica.
     
  • Neutrófilo
    Célula sanguínea, un tipo de leucocito. Núcleo multilobulado (3 a 5 lóbulos) e irregular. Citoplasma con pequeños gránulos rosáceos (algunos gránulos de color azul-violáceo y lisosomas de color púrpura-rojizo).
     
  • Neutropenia
    Disminución del número de neutrófilos en sangre con recuentos absolutos inferiores a 1500 neutrófilos/µl. Es la leucopenia más frecuente. Existen diversos grados de neutropenia siendo muy grave cuando el recuento absoluto es inferior a 200 neutrófilos/µl.
    La principal consecuencia de este déficit es una mayor tendencia a las infecciones.
    A menudo se utiliza como sinónimo de granulocitopenia.
     
  • Pancitopenia
    Disminución del número de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas en sangre.
     
  • Plaqueta
    Elemento forme acelular sanguíneo. Fragmento citoplásmico de 2-3 µm derivado de los megacariocitos. Se tiñen de color azulado oscuro con la tinción de Giemsa. Al agregarse permiten la coagulación de la sangre.
     
  • Plasma
    Fracción líquida y acelular de la sangre: suero + elementos coaguladores (fibrinógeno y factores II, V y VII).
    Se obtienen tras centrifugar o dejar sedimentar sangre tratada con anticoagulantes.
    No tienen células pero si proteínas, hormonas, desechos, etc.
     
  • Policitemia
    Incremento del número de eritrocitos en sangre.
     
  • Polimorfonuclear
    Célula sanguínea que tiene un núcleo compuesto por varios lóbulos, de forma que adquiere formas poco regulares: neutrófilo, eosinófilo y basófilo.
     
  • Suero
    Fracción líquida de la sangre sin elementos coaguladores (fibrinógeno y factores II, V y VII). Si no se trata la sangre con anticoagulantes, en unos minutos la sangre coagula y a partir de ésta se obtiene el suero.
     
  • Tronbocito
    Ver plaqueta.
     
  • Tronbocitopenia
    Disminución del número de plaquetas en sangre.
    < 100.000-150.000 plaquetas/µl.
     
  • Tronbocitosis
    Incremento del número de plaquetas en sangre.
    > 400.000-750.000 plaquetas/µl.
     
  • Tronbopenia
    Ver tronbocitopenia.

EJERCICIO NÚMERO 30181863   Mostrar otro problema
Para mostrar un problema diferente, introduzca en la casilla de abajo la referencia del problema:

Debe de introducir un valor numérico de 8 cifras (como por ejemplo el número de Documento Nacional de Identidad).

A partir de la muestra de sangre de sangre de un paciente se ha preparado un frotis que ha sido teñido con Giemsa. La figura de abajo representa lo que se vería en el microscopio. El recuento de los distintos tipos celulares permitirá calcular la fórmula leucocitaria.

Resolución del ejercicio: Contar los distintos tipos de leucocitos y rellenar el formulario que se adjunta a la imagen. En base a los resultados, identificar el término que describe el estado del paciente (pueden ser uno o dos términos). Por último, para comprobar los resultados hacer click sobre el enlace. El sistema indicará si la respuesta es correcta o no.



NOTA: La imagen mostrada es artificial y esta preparada para que las alteraciones se detecten en base a los porcentajes de los diferentes tipos celulares (valores relativos), si bien sería más adecuado considerar el número de células por unidad de volumen (valores absolutos).
TIPO CELULARNÚMERO  %  Rango normal
Neutrófilos: 050-70 %
Linfocitos: 020-40 %
Monocitos: 02-8 %
Eosinófilos: 01-4 %
Basófilos: 00-1 %
TOTAL:

Revisar la respuesta

Identificar el estado del paciente
a partir de la fórmula leucocitaria

Normal
Granulocitosis
Granulocitopenia
Linfocitosis
Linfocitopenia
Neutrofilia
Neutropenia
Monocitosis
Monocitopenia