Curso de Doctorado
El diario de servicios: la consolidación de un nuevo modelo informativo
Profesor: José Ignacio Armentia Vizuete

Presentación
Contenidos

7. LAS TEMÁTICAS DEL PERIODISMO DE SERVICIOS

7.1. Introducción
María Pilar Diezhandino (1994:93-97) establece un listado de tipos de servicios que podemos encontrar en la práctica cotidiana del periodismo de servicio y pueden ser interesantes a la hora de esclarecer y delimitar el objeto de estudio.
1.-Informaciones utilizables en el sentido de hágalo usted mismo. El tiempo libre, la inflación, etc, han incrementado el número de personas que se dedican al bricolage hogareño y necesitan soluciones sencillas y prácticas para llevar a cabo sus chapuzas.
2.-La información que impulsa a actuar en un sentido determinado. Frecuentemente aparecen en los periódicos llamadas de solidaridad, que pueden desembocar en donaciones de órganos, afiliaciones a ONGs o simplemente en el ingreso de dinero en una cuenta determinada para paliar la catástrofe del momento.
3.-La información que induce a prevenir un mal que puede presentarse como una posibilidad o bien como una realidad. En este último caso esa información tendrá como objetivo dar consejos para enfrentarse, combatiendo o paliando el daño causado. El ejemplo más reciente lo tenemos en el caso de las «vacas locas».
4.-La información que busca la identificación del lector con, o le aproxima a otros seres humanos que pueden compartir intereses o gustos semejantes a los suyos. Asociaciones de todo tipo que buscan llegar a personas con problemas o situaciones parecidas ofreciendo ayuda y consejo, o simplemente informaciones que tratan de sacar al individuo de estados de marginalidad provocados en gran medida por la desinformación y el aislamiento.
5.-Informaciones que ayudan a cambiar actitudes ya asentadas en el individuo o que procuran generar cambios tanto en el entorno como en uno mismo. Inversiones monetarias recomendadas por el periódico, cambios de imagen, vestuario, cabello, lugares a donde se puede viajar, productos novedosos de belleza o de otro tipo que se incorporan al mercado y necesitan de un comprador que sienta la necesidad de consumirlos.
7.-La información que ofrece nuevas pautas vitales. Temas que ofrecen al lector nuevas expectativas, nuevas herramientas para comprender y afrontar tanto el entorno personal como el familiar o social, ofreciendo la posibilidad y el conocimiento requeridos para tomar una decisión. Así, aparecen secciones donde la consulta puede ser directa, o bien se recomiendan lecturas o direcciones que pueden ayudar en estas cuestiones.
7.-La información que favorece la autoafirmación y la autocrítica. Es decir, temas que pueden conducir a una mejora personal que puede repercutir beneficiosamente en algún aspecto concreto de su vida. Estas informaciones van muy en la línea del sujeto narcisista perfilado al inicio de este capítulo. Informaciones que si bien no ofrecen una utilidad práctica directa, o en cualquier caso tangible, si tienen una utilidad psicológica.
Ayudar a comprenderse mejor a uno mismo, consejos para adquirir autoestima, enfrentarse a las secuelas psicológicas de una situación singular: desempleo, hijos con enfermedades mentales, problemas de timidez, desengaños, etc. Estas informaciones que generalmente vienen de la mano de expertos o especialistas siguen la línea, salvando las distancias, de aquellos consultorios sentimentales radiofónicos tan de moda en los años del franquismo.
En general, concluye Diezhandino (1974:95) se trataría de buscar «la información personalizada que ofrece al receptor la posibilidad de acción y /o reacción. Por útil que pueda ser al conocimiento del lector, una información que afronta el tema generalizando, no puede estar dentro de las coordenadas del servicio».

7.2. Contenidos informativos
Atendiendo a esta tipología de posibles servicios que podemos encontrar y producto de la observación directa del medio hemos precisado cuáles son los posibles contenidos que nos podemos hallar en el diario de servicio:
1.-Agenda. Aquí incluiríamos desde la agenda de cines y espectáculos, hasta las noticias del tiempo, estado de las carreteras, guía de televisión, farmacias de guardia, etc. Es decir, todas aquellas informaciones que prácticamente todos los diarios cubren, y que, aún tratándose más de servicios en plural, formarían parte también del modelo de periodismo de servicio.
2.-Salud. En este apartado hemos de señalar aquellas noticias sean o no de actualidad inmediata que aportan al lector un conocimiento sobre enfermedades, nuevos fármacos, prevención, asociaciones de afectados, etc. Desde la «botica de la abuela», pasando por la medicina tradicional y alternativa, toda ella es expedida en pequeñas píldoras bajo la forma de consejos prácticos para el lector curioso o hipocondríaco.
3.-Ocio. Este apartado es lo suficientemente amplio para que requiera una desmembración más detallada. El tiempo libre ha pasado de ser una reivindicación social, a convertirse en una realidad, y la forma de llenar ese tiempo variará según los gustos, la disposición económica e incluso la cultura del lector. El diario de servicio ofrece a su público un variado y segmentado campo de posibilidades con las cuáles llenar su vida y a la vez realizarse. Por tanto en este apartado habría que considerar los más variados gustos y posibilidades:
a.-Viajes. Se trata de mostrar los lugares que pueden ser atractivos, ofreciendo guías detalladas de hoteles, recorridos, infraestructura a utilizar, etc.
b.-Deportes. La afición por el deporte como hobby llena el tiempo de cada vez más consumidores. Cualquier información sobre material deportivo, los mejores lugares para practicar el surf, estaciones de sky, etc, consejos para la práctica de cualquier deporte con vistas a obtener un mejor rendimiento, etc, se considerarán de utilidad para el usuario.
c.-Gastronomía. Cada vez son más los periódicos que se dirigen a los más refinados paladares mostrando restaurantes, cartas, precios, los vinos y sus particularidades, recetas para quedar bien en cualquier ocasión, o consejos para hacer una buena cata. A través de estas informaciones se educa el gusto o simplemente se amplían conocimientos.
d.-Cine y espectáculos. En este caso no se trata de la mera agenda de horarios y lugares, sino de una información más detallada que viene recogida a través de la crítica o el reportaje, orientando al lector, sobre las particularidades de la obra (protagonistas, director, argumentos, etc).
e.-Música y literatura. Estas informaciones ofrecen al lector la posibilidad de estar al día sobre las novedades que en materia de música y literatura acaban de aparecer en el mercado. Su redacción toma a veces la forma de recomendación, sugiriendo y aportando datos de interés al lector para hacer una buena elección.
f.-Decoración y jardinería. Aunque en los últimos años han proliferado las revistas sobre decoración del hogar o cuidado del jardín, o quizás precisamente por este motivo, los diarios también han optado por incluir esos contenidos en sus páginas. El desarrollo de viviendas unifamiliares ha abierto un amplio mercado para este tipo de contenidos. Los diarios de servicio han aprovechado esta demanda para incluir en sus páginas los más diversos consejos y recomendaciones destinados a hacer de su hogar un lugar más confortable y solucionar e informar al lector poco avezado sobre los rudimentos y las prácticas de la jardinería amateur.
4.-Tecnología e Informática. La tecnología ha pasado de ser un concepto ininteligible para expertos a convertirse en un elemento cotidiano para una parte importante de la población. Los diarios se han hecho eco de esta demanda y en muchos casos a través de suplementos especiales nos ponen al corriente de cualquier avance tecnológico que pueda afectarnos o podamos considerar de interés para nuestro trabajo o tiempo de ocio. De esta forma, las páginas sobre internet se mutiplican, cámaras digitales, ordenadores, y cualquier nuevo aparato que sale al mercado encuentra su sitio en estos apartados especiales.
5.-Ciencia. La divulgación científica ya no está restringida a las páginas de las revistas especializadas sino que también se ha hecho un hueco en este nuevo modelo. La ciencia es puesta al alcance del lector mostrándole cualquier avance científico desde un prisma más personal y utilitario. La clave es hacer participe al usuario de preocupaciones o conocimientos científicos que si bien en muchos casos se barajan en abstracto pueden llegar a tener una repercusión directa e inmediata en su vida diaria.
7.-Estética/Imagen. Bajo este epígrafe se esconde un mundo de consejos y recomendaciones para el cuidado del cuerpo –desde un punto de vista estético– y la imagen en general. Moda, cosméticos, operaciones de cirugía estética, recomendaciones que pueden ir desde cómo maquillarse para sacar un mejor partido a un rostro insulso hasta las más variadas y extravagantes dietas para perder peso en quince días. Como no podría ser de otra forma, en una sociedad más preocupada por el continente que por el contenido, estas informaciones proliferan en los diarios nacionales convirtiéndose, al menos en teoría, en uno de los atractivos de la prensa para la mujer-lectora.
7.-Motor. Uno de los enganches de la prensa hoy en día es ofertarse como una guía de compras. El publicista no sólo encuentra en la mayoría de las informaciones un público segmentado a quién dirigir su oferta, sino que además a través de páginas específicas se publicitan los más variados productos bajo la apariencia de, cómo no, un servicio al lector. Quizás el caso más evidente sea las información dedicada al motor. Coches, motos o furgonetas se presentan con todo tipo de detalles, contrastando y comparando los productos de igual categoría, señalando con listados las desventajas y virtudes del producto, etc. El amante de los coches o el potencial comprador inseguro y dubitativo encuentra aquí una amplia información que o bien le crea más incertidumbre o le ratifica en lo acertado de su compra.
8.-Ecología y medio ambiente. Existe un interés creciente en nuestra sociedad por los temas relacionados con la ecología y el medio ambiente.
9.-Economía práctica. Aquellas informaciones que ayudan al lector a invertir su dinero, le dicen dónde puede obtener mayores rentabilidades, le orientan en sus inversiones o le dan soluciones fiscales.
10.-Educación. La educación merece una atención aparte en muchos diarios. En estos apartados se da cuenta de las diferentes carreras, sus salidas profesionales, problemas más frecuentes a la hora de afrontar los estudios, fracaso escolar, etc.
En muchos casos se incluyen guías prácticas o listados comparativos que sirven al padre o al alumno de más edad a orientarse en el mundo académico o afrontar los problemas que desde la perspectiva de los padres pueden plantearse en la educación de sus hijos.
11.-Cotilleo y Gente. No hay periódico en España que no haya caído en las seductoras garras de la prensa rosa, el cotilleo o la noticia de sociedad. En este caso no se trata de dar al lector un servicio útil, pero responde muy bien a una necesidad social que está presente en el individuo actual, por tanto hablaríamos de una utilidad psicológica.
En una sociedad donde el «estar» ha sustituido al «ser», la fama se ha convertido en un valor en alza, cada vez más democratizada y a la vez más devaluada. «Ser dicho», como dice el profesor Emilio Lledó, es lo importante al margen del contenido del discurso y en una sociedad egocéntrica e individualista la fama y sus protagonistas son el refugio para un individuo cada vez más aislado. «Ese decirse manifiesta la necesidad que tenemos de estar con otros, de estar en compañía. Parece como si los famoso nos acompañasen, si creásemos como una constelación de diosecillos, de mitos, de duendes, a nuestra terrible soledad» (“Entrevista a Lledó, Emilio”, pág. 170. En El peso de la fama. Juan Cruz Ruiz. Edt. El País. 1999.)
12.-Consultorios. En muchos diarios nos podemos encontrar hoy en día con secciones dedicadas a resolver los problemas prácticos del lector previa demanda de información por parte de éste. Problemas que no tienen que ser específicamente de un tema concreto aunque en ocasiones si exista una especialización en las consultas.
Así podemos encontrar todo tipo de consejos sobre compras inmobiliarias, alquileres, cuestiones que afectan a las relaciones sexuales, o simplemente a la higiene o limpieza del hogar. La característica principal de estas informaciones es mostrarse como respuestas a preguntas concretas del lector.
13.-Acontecimientos de incidencia directa. En este apartado englobaríamos todas aquellas informaciones que generalmente adquieren la forma de reportaje y tratan temas que o bien por su carácter localista, o por su temática, (seguridad ciudadana, paro, huelgas, infraestructura de carreteras, etc) reciben un tratamiento singular, buscando siempre mostrarle al lector las repercusiones del hecho en su vida, poniéndole alerta de posibles peligros, o mostrándole la incidencia que esa información puede tener a corto o a largo plazo en su entorno más directo.
La transcendencia de estas informaciones no se puede evaluar, puesto que a veces la llamada de atención sobre la contaminación en su país puede ser para él menos relevante, que el cambio en la red viaria próxima a su puesto de trabajo por un corte eventual de carreteras. En estos casos no va a ser tanto el contenido de la información, sino el tratamiento de la misma la que defina su adscripción o no a un periodismo de servicio.

7.3. Rasgos de estilo
Si estos son los contenidos, hemos de detallar cuál va a ser el tratamiento de los mismos, puesto que como ya hemos visto, sobre todo en el último ejemplo, éste va ser en muchas ocasiones el que defina el carácter de la información.
Al referirse a las características formales del diario de servicios habría que hacer hincapié básicamente en dos aspectos. En primer lugar, se busca una presentación de los contenidos que ayude al lector a «digerir» los mismos; estos es a comprender los aspectos fundamentales de las distintas informaciones. A ello ayudan los denominados «formatos de lectura rápida», tales como sumarios, cintillos, fichas, despieces, etc. Gracias al empleo de estos recursos, la información puede ser «desmenuzada» en sus elementos más importantes. Esto permite que el lector pueda desarrollar distintas velocidades de lectura. Una lectura rápida sobre los aspectos destacados o una lectura en profundidad, buscando los antecedentes y consecuencias del tema abordado.
El diseñador Ricardo Bermejo se refirió de una forma muy gráfica a este tipo de estructuras en el transcurso de un seminario impartido dentro del Congreso Mundial de la SND (Society of Newspaper Design), celebrado en Barcelona en septiembre de 1995: «Entendemos el diseño y la presentación de la información como si hiciéramos un viaje en helicóptero. No queremos un viaje en avión de un lado a otro sin ver nada, queremos un viaje en helicóptero donde podamos descender por valles, ascender a muchos metros de altitud. Al lector se le debe permitir hacer eses juego con el periódico. Poder descender o tener la posibilidad de pasar las páginas rápidamente. (…) Tenemos que satisfacer a los lectores de la era «postelevisiva», a los lectores «zapping», a los lectores del «sillón de orejas» que se leen todo el periódico desde el principio al final; hay que satisfacer a los dos tipos de lectores».
Desde el punto de vista del tratamiento de los textos, el informe se ha configurado como un género importante en la prensa de servicios. Podríamos considerar esta variedad periodística como una modalidad a medio camino entre la información y la interpretación, entre la noticia y el reportaje en profundidad. Este género no sólo pretende relatar unos hechos, sino explicar las causas y consecuencias de los mismos, su cronología e incluso ofrecer la interpretación de alguna voz experta. Se trata de un planteamiento cercano al «periodismo de interpretación», pero con el apoyo de una serie de recursos formales, entre los que los gráficos explicativos adquieren una importancia capital.
Un segundo aspecto, desde el punto de vista formal, a la hora de determinar las características de la prensa de servicios es el que se refiere al alzado de los periódicos. Por un lado, han aparecido nuevas secciones que en muchos casos tienen denominaciones cercanas al concepto de «vivir».
Así El Correo Español y La Vanguardia ofrecen sendas secciones con el nombre de «Vivir». El Periódico de Catalunya nos habla de «Cosas de la vida». Se trata de trasladar al ámbito español los fascículos Life de los diarios norteamericanos, en los que se abordan cuestiones relacionadas con la cotidianidad vital del lector: salud, medio ambiente, gastronomía, cultura, espectáculos. Algunos de estos temas pueden ser presentados en forma de cuadernillos, como sucede con el Exit de El Periódico de Catalunya. En estas páginas la información sobre el bienestar social y los aspectos relacionados con el ocio han adquirido una importancia creciente. Se trataría de responder a las demandas del lector de la denominada «sociedad del bienestar», con mayor formación, superior nivel de vida, y mejor disponibilidad de vida para el ocio. Las páginas dedicadas a estos temas han alcanzado un presencia digna de tener en cuenta (en algunos diarios suponen prácticamente un tercio del alzado total de la publicación), y suponen una alternativa a los temas tradicionales ligados a la actualidad informativa: política, economía, deportes, etc.
La profesora Diezhandino ofrece una tipología detallada de lo que ella considera que son los rasgos generales de estilo del periodismo de servicio. En esta tipología mezcla elementos formales con aspectos relacionados más directamente con el contenido. Nosotros vamos a hacer uso de sus aportaciones pero diferenciado claramente entre ambos elementos y aportando algunos propios:

7.3.1. Rasgos formales
1. Uso de listas, tablas y gráficos.
2. Importancia otorgada a la fotografía.
3. Infográficos.
4. Color.
5. Maquetación singular: formatos de doble velocidad.
7. Diversificación de contenidos en suplementos o cuadernillos.
7. Alzado que concede una presencia creciente a los temas relacionados con la calidad de vida, el ocio y la cultura.
7.3.2 Rasgos de contenido
1.-Personalización de la noticia, dotando de un rostro humano al tema a tratar.
2.-Huir de la abstracción para remitir en la medida de lo posible a lo concreto.
3.-El uso de un estilo directo y personal. La utilización del pronombre personal tú, apela a la afectividad y proximidad con el receptor.
4.-El uso de estadísticas acercándolas al lector a través de una interpretación de los datos que se aproximen a su realidad.
5.-Comparaciones y oposiciones. Mostrando lo mejor y lo peor en cada caso.
7.-Utilización de un lenguaje sencillo que haga posible al lector conocer determinadas informaciones que por su especialización o complejidad técnica pueden resultarle especialmente áridas.
7.-Su oportunidad en el tiempo. Las informaciones deben ser expuestas en el momento adecuado cuando las necesidades del público así lo marquen. Se hablará de los hábitos de estudio cuando se acercan los períodos de exámenes, o se recomendarán dietas de adelgazamiento antes de la temporada de verano.
8.-Instrucciones sobre los más diversos aspectos, casi siempre relacionados con problemas y situaciones de orden común. Como cambiar la rueda de un coche, entablillar una pierna, construir un mueble, etc.
9.-Las informaciones en muchos casos van acompañadas de teléfonos, direcciones- actualmente proliferan las direcciones de internet-, para facilitar al lector el contacto , la asociación o la compra. A veces se trata de una información movilizadora que empuja al lector a tomar una decisión que puede ser de desigual transcendencia.
10.-Las recomendaciones y sugerencias también son muy habituales, y en estos casos, como ya vimos en el apartado de contenidos, pueden tocar cualquier tipo de tema.
11.-La práctica de la consulta que permite al lector ponerse en contacto directo con el diario y recibir la respuesta del «experto» en el tema.
12.-Las descripciones, guías, itinerarios que dan una información muy detallada de los espacios, o los procedimientos para llevar a buen puerto desde la preparación de un buen plato, hasta las vacaciones de verano o la salida de fin de semana.