‍Propiedades ópticas

La PETROGRAFÍA, o el estudio de los minerales y rocas al microscopio petrográfico (en lámina delgada), es una de las técnicas más utilizadas en los estudios geológicos y se puede abordar desde diferentes puntos de vista:



En este apartado se presentan, de forma simplificada, los fundamentos físicos de las propiedades ópticas. Un tratamiento más completo implicaría manejar conceptos como, por ejemplo, frentes de onda o fenómenos de interferencia, que no son imprescindibles para comprender estas propiedades en un curso de iniciación. El objetivo no es desarrollar un curso completo de cristalografía y mineralogía óptica, para ello existe amplia bibliografía (Bloss, 1999; Deer, et a. 1992; Nesse, 2004; Raith et al. 2012; Roubault et al. 1964 y otros), sino mostrar ejemplos de las diferentes observaciones que se pueden realizar mediante el microscopio petrográfico.


La identificación microscópica de minerales se realiza a partir del estudio de las diferentes propiedades ópticas: color y pleocroísmo, relieve (índice de refracción), isotropía y anisotropía (birrefringencia), ángulo de extinción, elongación y signos ópticos.


Además de determinar las propiedades ópticas debemos describir cualquier característica que aporte información nos ayude en la identificación de las especies minerales como: forma y hábito, exfoliaciones y/o fracturas, maclas, inclusiones, tipo de alteración, etc....