A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

SALARIOS: DESCOMPOSICIÓN Y EVOLUCIÓN

Tras varias entradas influidas por los recientes sucesos políticos, he decidido hablar de un tema un tanto distinto. En concreto, vamos a ver la evolución de los salarios en USA desde 1976 hasta 2016. Y vamos a analizar qué factores han podido incidir en la evolución de los mismos y en las desigualdad que se han generado. Esta entrada estaría más en la línea de otras entradas, como en la que hablé de sindicatos y desigualdad de la renta o diferencias salariales por raza (ambas para el caso de USA).

A priori, puede dar la sensación de que estudiar el caso de los salarios es un asunto trivial para la lectora interesada en los mercados laborales, y sin embargo, no residente en USA. No obstante, el paper del que hablaremos hoy, además de un análisis empírico exhaustivo, utiliza conceptos y términos teóricos que me parecen interesantes conocer, y que son comunes a todos.

El artículo que utilizaré como referencia lleva por título “Decomposing Real Wage Changes in the United States” (Fernandez-Val et al), y los autores son Iván Fernandez-Val (Boston University), Aico Van Vuuren (Gothenburg University) y Francis Vella (Georgetown University). Lo tenéis disponible aquí.

Efectos estructurales y efectos de composición

Los autores, en primer lugar, explican la existencia de 2 efectos que pueden determinar la estructura salarial. En primer lugar, el llamado efecto estructural, podría entenderse como un “efecto precio”. Se refiere a la influencia que tienen en el salario la forma de retribuir las distintas características. Por ejemplo, en media, un individuo con estudios universitarios sería más “caro” que uno sin estudios universitarios (entendiendo caro como un mayor precio, es decir, un mayor salario por hora, o receptor de un mayor pago. Otra cosa sería si tiene un menor coste, una vez midieramos las rentabilidades).

En segundo lugar tendríamos el efecto composición, que se refiere a cómo varían los salarios porque varían las características de los individuos en el mercado laboral a lo largo del tiempo. Así, podría ser que las diferencias en los salarios entre 2 periodos se deban a que, por un lado, una característica ha cambiado su forma de ser remunerada, y podría darse el caso de que cambie el porcentaje de individuos con esa característica (un ejemplo naive, que siempre ilustra mejor estas idea: tenemos 4 individuos trabajando, 2 con estudios superiores y 2 sin ellos. Por tener estudios superiores, esos individuos reciben 1€ extra. Pasan 5 años, y tenemos los mismos 4 individuos. Uno de ellos, en este periodo ha recibido un título de formación superior. Además, por tener una formación superior, se reciben 3€ extra. En este ejemplo, las diferencias salariales de la población habrían variado, en parte, por un efecto estructural (pasar de remunerar con 2€ a 3€ a los individuos con estudios superiores) y por efectos de composición (pasar de tener un 50% de individuos con formación superior, a tener un 75%).

Además, los autores remarcan la importancia del llamado efecto de selección. Si en el anterior ejemplo, el individuo que no tenia educación superior en el segundo periodo decidiese no trabajar porque no le compensa el nivel salarial, estaríamos observando una masa salarial mucho más homogénea. Sin embargo, eso esconde un sesgo, y es que (en este ejemplo) las desigualdades salariales han expulsado del mercado de trabajo a un individuo, que bajo otras condiciones tal vez no hubiese abandonado. Esa autoselección de participar en el mercado laboral también influye en la masa salarial que se observa

Resultados

Una vez los autores realizan el análisis empírico, los principales resultados que obtienen son los siguientes:

Efectos de la educación

La diferencia salarial entre los hombres que reportan no haber cursado un high-school, frente a los que reportan haber cursado un College, era del 50% del salario en 1976 y del 89% ya en 2016. En el caso de las mujeres, la diferencia pasó del 69% al 88% (llegar al 100% supondría que, en media, pasar de no curar un high-school a tener un college, doblaría el salario por hora). El siguiente gráfico refleja la comentada evolución. El panel de la izquierda corresponde a los hombres (males) y el de la derecha a las mujeres (females). El eje de ordenadas mide el gap salarial en tanto por 1.

 

 

De estos resultados los autores concluyen que la “prima” o retornos educativos ha ido en aumento  en el periodo analizado, principalmente los retornos correspondientes a los niveles educativos más altos.

Descomposición

Para el periodo analizado, y en el caso de los hombres, los autores encuentran que el efecto estructural y el efecto total son muy similares, con a pequeña diferencia que genera el efecto composición. No se aprecia efecto de selección en ese periodo. El efecto composición aumenta el valor mediano *(1) aproximadamente un 2%, lo que refleja el incremento en el nivel educativo de la población. No obstante, el efecto estructural produce un potente efecto negativo. En el caso de las mujeres, todo el incremento en el valor mediano de los salarios por hora se ha debido al efecto composición.

Nuevamente, el panel de la izquierda presenta la descomposicion para el caso de los hombres, y el de la derecha para el caso de las mujeres. En este periodo, el salario mediano de los hombres ha caído un 13%, mientras el de las mujeres ha crecido un 20%.

Los autores concluyen que la caída del salario por hora de los hombres se debe, principalmente, a los bajos salarios de los hombres con baja formación. En cambio, el incremento en el salario de las mujeres se debe a un crecimiento constante del salario mediano, y al crecimiento de los retornos educativos.

 

Por último, comentar que Fernández-Val es graduado en estadística por la universidad de zaragoza y en Economía por la del País Vasco. Y doctor en economia por el MIT (Massachusetts Institute of Technology). En este paper, como en muchos otros, muestra un espectacular dominio de la metodología correspondiente a estimación cuantílica, efectos de tratamiento en cuantiles o distribución contrafactual, por nombrar unos aspectos. Un verdadero referente en este área.

 

Bibliografía

Fernández-Val, Iván, Van Vuuren, Aico & Vella, Francis (2018). Decomposing Real Wage Changes in the United States. Iza Working paper Nº 12044

Notas al pie

*(1) El valor mediano es aquel valor que separa la muestra en 2 partes iguales: Si tenemos 5 observaciones con valores 1, 10, 12, 15 y 100, la media sería 27.6. La mediana, en cambio, sería 12, ya que deja a un lado el 1 y el 10 y al otro el 15 y el 100. Tiene la ventaja de ser insensible a los valores extremos.

1 comentario a SALARIOS: DESCOMPOSICIÓN Y EVOLUCIÓN

Deje una respuesta

Puedes utilizar estos tags HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>