Gipuzkoako Ingeniaritza Eskolako bloga/ Blog de la Escuela de Ingeniería de Gipuzkoa

Egutegia/ Calendario

Agosto 2020
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Twitter

Barriendo la casa… y los cielos

Marta Macho Stadler, además de ganar la primera edición del concurso lanzado por la Comisión de Igualdad de la Escuela Politécnica de Donostia- SS “Diferentziak erakargarriak, berdintasun falta hilgarriak. Diferencias que atraen, desigualdades que matan”, nos ha ofrecido el siguiente trabajo relacionado con su cita.

Barriendo la casa… y los cielos

What woman of uncommon intelligence would not be honored by a brother of such achievement who not only allows her to keep his home but to share in the toils of his noble pursuit of knowledge?
Sweeping the house and sweeping the heavens!

Terre Ouwehand, Voices from the Well, Jarraitu irakurtzen/ Seguir leyendo.

Descubrí a Florence Nightingale en Londres, paseando con la hija de Mrs. Zhang Tin Yu, Medalla de la Cruz Roja en 1993

Lourdes Domínguez Carrascoso y Ai Ping ChengDetrás, la estatua de Florence Nightingale

Pasear por Londres con mi amiga china Ai Ping Cheng ha sido una de las experiencias viajeras más estimulantes de mi vida. Habíamos asistido al congreso de magnetismo en Cardiff “Soft Magnetic Materials”, SMM-18, entre el 2 y el 5 de septiembre de 2007 y nos regalamos un fin de semana por la capital londinense. Nos habíamos hecho amigas cuando desarrollaba su tesis doctoral en física, un excelente trabajo sobre el modelo de Landau-Lifshitz-Gilbert aplicado al efecto de la magnetoimpedancia gigante en hilos amorfos que yo codirigí con Jarraitu irakurtzen/ Seguir leyendo.

Nazis y su clave de productividad

En 1893 el químico y Nobel francés, Henri Moissan, sinterizó por primera vez el carburo de tungsteno, que se conoció como una de las sustancias más duras hasta entonces. Su dureza era muy parecida a la del diamante. Un tiempo después, corrían los años 20 cuando la empresa Osram (famosa por la fabricación de bombillas) descubrió que este carburo de tungsteno al sinterizarlo con un poco de cobalto, se volvía más tenaz. Sin embargo, no tenía capacidad para industrializarlo, por lo que en 1925 cedió la idea a otra empresa alemana, Krupp. Estos, un año más tarde consiguieron la industrialización Jarraitu irakurtzen/ Seguir leyendo.