‘Fluye la vida, el tacto y los sueños’, exposición retrospectiva de la obra de Juliantxo Irujo

Bizkaia Aretoa acogerá la muestra dedicada a la obra del artista navarro fallecido en 2015

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 08/01/2020

“Isuriz doa bizitza, ukimena eta ametsak/Fluye la vida, el tacto y los sueños” muestra una selección de obras de la última etapa del artista Juliantxo Irujo (Pamplona, 1960 – Bilbao, 2015). Irujo fue pintor y catedrático de Pintura en la Facultad de Bellas Artes de la UPV/EHU hasta su fallecimiento.

La exposición, que se podrá visitar hasta el 23 de enero en Bizkaia Aretoa, permite contemplar 15 obras realizadas entre 2005 y 2015. La comisaria, Andrea Abalia, profesora e investigadora de la UPV/EHU, ha seleccionado un conjunto de obras con el objetivo de homenajear la persona y la obra de Irujo. Concretamente, ha elegido las obras de las series "Fluir con la naturaleza" y "Homenaje a la vida", entre otras, que constituyen, según la comisaria, el “clímax de su trayectoria artística”.


“En ellas se refleja la madurez de una vida dedicada a la pintura, y cierra de algún modo el círculo, pues se aprecian los orígenes que lo inspiraron de joven: la naturaleza, el barro, las piedras y el fluir del agua. Pero de algún modo trasciende lo terrenal para despedirse proyectándose en superficies etéreas que recuerdan a las nubes”, explica la comisaria, que fue alumna de Juliantxo Irujo, quien también dirigió su tesis doctoral. 


“Algunas pinturas como ‘Torbellino’, ‘Quimioterapia y lucha’ o ‘Vivir como un tronco retorcido’ transmiten el dolor padecido por la enfermedad. En otras como ‘Mi jardín de las delicias’ y posteriormente ‘Formaré parte de las nubes’, desaparece esta tensión, las formas y el cromatismo son armónicos, un homenaje a la vida, que parece proyectar mayor placidez”, añade Abalia.