euskaraespañol

Imagen del día

Una cinta métrica que salva vidas

El proyecto Cinta Bilbao 2019 ha desarrollado una cinta métrica que ayuda a atender a los menores en emergencias

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 20/01/2022

Imagen
Sendoa Ballesteros, coordinador del proyecto Cinta Bilbao 2019. FOTO: Fernando Gómez. UPV/EHU

En emergencias, es tan importante la rapidez como la precisión de la respuesta. Por eso el equipo de investigación Enfermería Clínica y Salud Comunitaria de la UPV/EHU ha diseñado una cinta métrica que ayuda a los menores en situaciones de riesgo. Con el nombre de Cinta Bilbao 2019, esta cinta permite conocer el peso aproximado del accidentado en situaciones de emergencia, donde no se pueda conocer el peso por ausencia de sus padres o carecer de una báscula. El peso de un menor es muy importante en estas circunstancias, ya que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Sendoa Ballesteros, coordinador del proyecto, explica que “para poder calcular la dosis de los medicamentos o de los fluidos intravenosos o incluso saber que talla de materiales tenemos que utilizar en las emergencias pediátricas, todo depende del peso”.

Hasta ahora, cuando un menor llegaba a una ambulancia, el equipo debía calcular aproximadamente su peso si no tenía referencias, lo que podía ser muy problemático a la hora de decidir la dosis de medicación que administrar o el tamaño de los instrumentos a utilizar.

Los profesionales sanitarios hacían estimaciones visuales en las que “el riesgo de error es muy elevado”, lo que puede suponer falta de medicación o una sobredosis.  El proyecto que se materializa en esta cinta, busca establecer unos parámetros con los que “no tener que tomar decisiones de manera subjetiva, sino de manera estandarizada” que permitan rápidamente saber qué cantidad o qué herramientas sirven para cada paciente, sin dudar entre varias opiniones médicas.

Para ello, el equipo multidisciplinar de Enfermería e Ingeniería Biomédica formado por Iraia Isasi, Elixabete Aramendi, Unai Irusta, Gorka Vallejo, Irrintzi Fernández y Sendoa Ballesteros han desarrollado una herramienta de inteligencia artificial que permite establecer unos parámetros de peso aproximados a partir de la estatura y complexión del paciente. Además, la cinta se organiza por colores, que se asocian a un código de clasificación de materiales de las bolsas de emergencia, con la que se puede acceder rápidamente a los medicamentos o instrumentos adecuados para el peso del paciente, lo que puede ser determinante en una situación de emergencia.

No tomar decisiones de manera subjetiva

Estos sistemas de medición y de cintas ya existen en otros lugares del mundo, pero factores como la alimentación, el tipo de cultura o la etnia condicionan los tipos de cuerpos en el mundo de manera geográfica. Analizando diferentes técnicas sobre población española, el equipo de investigación se dio cuenta de que “ninguna funcionaba porque no se había hecho en España y no se podía adecuar a nuestro contexto”.

Sin embargo, la ‘Cinta Bilbao-2019' podría ser aplicable “al resto de países de la franja mediterránea, que presentan un contexto antropométrico o sociocultural similar al nuestro”, explica Ballesteros. “En cualquier caso” añade, “si los parámetros no son del todo adecuados, se pueden adaptar, aplicando la herramienta de inteligencia artificial que hemos elaborado, utilizando una muestra de niños de ese país para rehacer los parámetros”.