Comunicado de la UPV/EHU con motivo del desalojo de un grupo de estudiantes en la Facultad de Educación Filosofía y Antropología

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 25/02/2021

Ante el desalojo de un grupo de estudiantes en un espacio de la Facultad de Educación, Filosofía y Antropología, la Universidad del País Vasco desea hacer públicos los siguientes extremos:

El pasado lunes, a primera hora de la mañana, un grupo de estudiantes accede a una dependencia de dicha facultad, desaloja a la trabajadora de la limpieza que se hallaba en ella, ocupa dicho espacio y cambia la cerradura del mismo, declarando de forma pública que, a partir de ese momento, el espacio se encuentra “bajo control obrero”.

A partir de ese día (y a través de instancias como el equipo decanal o la dirección de estudiantes) la universidad ha estado en contacto con el grupo que ha cerrado el uso público de dicho espacio y mantenido un diálogo con los ocupantes del mismo para encontrar una salida pacífica y viable a esta situación.

De este modo, el miércoles por la tarde, la universidad hace llegar a las personas ocupantes un escrito en el que se recoge una propuesta de diálogo amplio, abierto, para abordar las peticiones de ese grupo de estudiantes, estableciendo como única condición que termine la ocupación.

El grupo de estudiantes se niega expresa y reiteradamente a desalojar la dependencia.

Desde el martes, hasta el desalojo en la noche del miércoles este grupo permanece dentro de ese espacio. En un primer momento llegó a haber 60 personas encerradas en dicha sala, contingente que, bajo las condiciones de seguridad establecidas por razón de la pandemia, superaba el aforo permitido. En el momento del desalojo, se hallaban dentro del mismo 35 personas.

Ante esa situación, que supone el uso ilegítimo de un espacio público, la alteración del mismo y la violación de las normas de seguridad establecidas por motivo de la actual pandemia, la Ertzaintza procede, en la madrugada del jueves, al desalojo de estas personas, desalojo que se produce de forma pacífica. De ese modo, se reintegra el espacio ocupado a su uso público y a las condiciones de seguridad a las que debe someterse el edificio, edificio que frecuentan todos los días cientos de personas.

La Universidad del País Vasco reitera de nuevo que la salud de las personas es un bien incuestionable y que, en circunstancias como las presentes, nadie puede ponerla en peligro. Pero recuerda también que, en una sociedad democrática, la vía de los hechos, la trasgresión de las normas establecidas y la imposición a través de la fuerza no son recursos legítimos.

Todas las asociaciones y todos los grupos de estudiantes, como todos los colectivos universitarios, tienen pleno derecho al uso de las dependencias habilitadas al efecto. Para ello existen protocolos establecidos, fórmulas adecuadas y todas las facilidades necesarias. El Consejo de Estudiantes, órgano legítimo de representación del alumnado, cuenta con espacios universitarios para un uso plenamente autónomo del mismo. El alumnado cuenta también, a través de sus órganos de representación, con recursos económicos e incluso personal administrativo a su servicio.

No se puede ocupar un espacio público durante tres días y negarse a cualquier forma de diálogo para revertir esa situación. La Universidad sigue abierta, en todo caso y en todo momento, a dialogar con cualquier colectivo universitario y escuchar sus demandas, pero considera inaceptable la vía de los hechos como forma de presión para conseguir objetivos particulares.

Y, junto a todo ello, reitera que la gravísima situación a la que ha llevado a toda la ciudadanía la pandemia de la COVID19 exige que ningún colectivo pueda violar, además de las condiciones de convivencia universitaria, las medidas de seguridad sanitaria establecidas. En este sentido, la Universidad reconoce el compromiso diario de la comunidad universitaria con el cumplimento de dichas medidas, compromiso que ha permitido mantener abierta la universidad.

Leioa, 25 de febrero de 2021