El centro La Salle de Beasain se impone en el certamen sobre la tabla periódica organizado por la Facultad de Química

El equipo ganador ha recogido el premio de manos de la consejera de Educación del Gobierno Vasco

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 04/12/2019

La Salle Beasain, junto con la consejera de Educación y la decana de la Facultad de Química. Foto: UPV/EHU

Un grupo formado por 49 estudiantes de segundo curso de Educación Secundaria Obligatoria del centro La Salle de Beasain ha obtenido el primer premio en el concurso que, con motivo del Año Internacional de la Tabla Periódica, ha organizado la Facultad de Química de la Universidad del País Vasco, en colaboración con los Berritzegune de Gipuzkoa. El premio ha sido entregado por la consejera de Educación del Gobierno Vasco, Cristina Uriarte, y la decana de la Facultad de Química de la UPV/EHU, Marian Iriarte. El galardón ha consistido en un kit de laboratorio para llevar a cabo experimentos científicos en el ámbito de la nanotecnología.

El trabajo ganador titulado ‘Taulanklika’, que ha contado con la colaboración de las profesoras Eguzkiñe Aldazabal, Mila Garmendia, Hur Ezeiza y Miren Pelaez, consiste en una representación de la tabla periódica, indicando cada elemento químico con su correspondiente letra o letras e ilustrando dichas letras (buscando información sobre el elemento químico y explicando las características que son evidentes: uso, año de descubrimiento …).

“No esperábamos ganar-indican algunos de los estudiantes premiados- y nos hemos emocionado”. Otros, sin embargo, afirman rotundos que estaban seguros que su trabajo era el mejor. La profesora Miren Peláez a su vez valora muy positivamente el certamen. “Estamos felices con el premio, pero, además, acudir con nuestro alumnado a la Facultad de Química de la Universidad del País Vasco y acercarles, de alguna manera, a la ciencia, es muy positivo en sí mismo. No han sido conscientes de que participaban en un concurso, así que, han realizado la presentación de forma muy natural. Sin duda, actividades como ésta son muy enriquecedoras tanto para el alumnado como para el profesorado porque aprendemos mucho a través de su trabajo. La tabla periódica es un mundo en sí misma y siempre descubres algo nuevo aprendiendo con ellos”, afirma esta profesora de La Salle de Beasain sin ocultar su satisfacción por el logro obtenido.