Convenio para desarrollar un plástico biodegradable para reducir la contaminación en el medio marino

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 17/05/2018

La Escuela de Ingeniería de Gipuzkoa de la UPV/EHU y el el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa han firmado un convenio de colaboración para abrir una línea de investigación para desarrollar un polietileno biodegradable en el medio marino y compostable.

El diputado foral de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, y el director de la Escuela de Ingeniería de Gipuzkoa, Xabier Ostolaza, tras la firma del convenio. Foto: Diputación Foral de Gipuzkoa

A pesar de que el reciclado del polietileno es técnicamente posible, su combinación con otros materiales o una gestión inadecuada hace que una parte importante de estos residuos acabe en el mar. En concreto, se estima que anualmente se vierten ocho millones de toneladas de plásticos, que generan importantes problemas en la fauna, flora y el bentos, agravados por la alta estabilidad de los plásticos que necesitan un período de unos 100 años para mineralizarse.

La línea de investigación abierta por el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, en colaboración con el Grupo de Materiales y Tecnologías (GMT) de la Universidad del País Vasco/ Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU), tiene como finalidad fabricar un polietileno que resulte biodegradable en el medio marino y que pueda ser compostable para favorecer su uso en procesos agrícolas. Este convenio se centra en investigar una de las líneas prioritarias que la propia estrategia marina de lucha contra los plásticos establece, la biodegradabilidad de los plásticos. El plástico en los océanos es un enorme problema fundamentalmente porque tarda mucho en degradarse. La fabricación del polietileno biodegradable se realizará mediante la aplicación de aditivos y se analizará tanto su vida útil, como el período de biodegradación o la reciclabilidad del nuevo material. Además, se evaluará la posibilidad de reciclaje de materiales laminados compuestos. En el proyecto participarán, asimismo, las empresas guipuzcoanas Ekorec y Plastigaur que aportarán su experiencia en la preparación de residuos para el reciclaje y en la fabricación de complejos laminados compuestos (PE y PET), respectivamente.

La directora de Medio Ambiente, Mónica Pedreira, ha recordado que la contaminación marina por plásticos es uno de los principales problemas ambientales y que su Departamento está liderando el proyecto Life Lema con el objetivo de recoger 100 toneladas de plásticos en tres años en las costas guipuzcoanas. En palabras de Pedreira la nueva línea de investigación abierta va un paso más allá porque “preservar nuestros fondos marinos es esencial y la fabricación de plásticos biodegradables es una forma eficaz de prevenir la acumulación de estos residuos”.

Por su parte, el director de la Escuela de Ingeniería de Gipuzkoa de la UPV/EHU, Xabier Ostolaza, ha señalado que "el proyecto aportará a la industria nuevas formulaciones de plásticos que, además de garantizar que los materiales se reutilicen y reciclen, posibiliten su biodegradación incluso en el medio marino".

El proyecto se desarrollará a lo largo de nueve meses y será dirigido por la Dra. Cristina Peña, profesora del Departamento de Ingeniería Química y Medio Ambiente de la Escuela de Ingeniería de Gipuzkoa de la UPV/EHU. El presupuesto de la nueva línea de investigación para la fabricación del polietileno biodegradable asciende a 60.000 €, que serán aportados por el Departamento de Medio Ambiente, en el marco del convenio firmado por ambas entidades.