euskaraespañol

Eneko Agirre recoge el Premio Nacional de Informática SCIE-Fundación BBVA 2021

El ex alumno Mikel Artetxe también recoge su galardón en la modalidad de Investigadores Jóvenes Informáticos

  • Crónica

Fecha de primera publicación: 26/11/2021

Eneko Agirre, Premio Nacional de Informática 2021. Foto: ©FundacionBBVA

Eneko Agirre, profesor pleno de Lenguajes y Sistemas Informáticos y director del Centro Vasco de Tecnología del Lenguaje la Lengua (HiTZ) en la Facultad de Informática de la Universidad del País Vasco, también Visiting Faculty en New York University (NYU) Center for Data Science, recogió el Premio nacional Aritmel 2021, que otorga la Sociedad Científica Informática de España (SCIE) – Fundación BBVA.

Al recoger su premio, el galardonado destacó la creación en su grupo Ixa de un sistema que traduce “por primera vez entre un idioma y otro sin haber visto ningún diccionario bilingüe, tan solo leyendo textos de esos idiomas”. Actualmente trabaja en una nueva generación de algoritmos de inteligencia artificial (IA) que aprendan de una forma más eficiente y más parecida a las personas, usando unos pocos ejemplos y de forma interactiva. Este investigador llamó la atención en su intervención sobre el problema de la falta de perspectiva para científicos jóvenes: “A pesar de estos resultados notables, la mayoría de los avances [en IA] se dan en grandes laboratorios de otros países y la brecha en atracción de talento se acrecienta”.

Entrevista y discurso del premiado

Eneko Agirre dirigió la tesis doctoral del también premiado, en la modalidad de Investigadores Jóvenes Informáticos 2021, Mikel Artetxe, ex alumno de la Facultad de Informática de la UPV/EHU y, en la actualidad, investigador científico en Facebook AI Research (Londres, Reino Unido).

Mikel Artetxe, autor de desarrollos de gran impacto en traducción automática, inició su discurso con frases generadas por IA, demostrando así que “la tecnología actual ya es capaz de generar texto fluido y coherente, dibujando un horizonte verdaderamente prometedor donde podremos interactuar de manera natural con una máquina”. Sin embargo, este joven premiado recordó también que “estos sistemas tienden a comportarse como bocas sin cerebro. El reto científico es apasionante, pero también exige una responsabilidad conjunta. No debemos desconfiar de la inteligencia artificial temiendo que se vuelva demasiado inteligente, pero tampoco confiar en exceso en ella creyendo que es más inteligente de lo que es en realidad”.

Entrevista y discurso del premiado

Ambos investigadores recogieron sus galardones en una doble ceremonia de entrega de las ediciones 2020 y 2021 de los Premios de Investigación Sociedad Científica Informática de España (SCIE) – Fundación BBVA, que ha premiado a doce jóvenes investigadores en Informática, autores de desarrollos de gran impacto internacional en áreas de vanguardia como el aprendizaje automático, el procesamiento del lenguaje natural, la supercomputación, el Big Data, la visión artificial, la realidad aumentada, la ciberseguridad y el Internet de las Cosas. Junto a ellos, cinco científicos veteranos con trayectorias de excelencia en este campo recibieron los Premios Nacionales de Informática. La ceremonia, que tuvo lugar en la sede madrileña de la Fundación BBVA, celebró la excelencia de los investigadores que están contribuyendo a diseñar la tecnología que está transformando el mundo actual.

El director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, señaló en su intervención que las trayectorias y contribuciones de los investigadores galardonados reflejan “una visión panorámica de algunas de las principales líneas de trabajo en informática, sus logros y sus retos”, y aportan “más confianza colectiva en nuestra capacidad de poder contribuir a dar forma a la tecnología más plástica y potente que haya existido nunca”. Inmaculada García Fernández, presidenta de la SCIE, a su vez se dirigió a los premiados en su discurso. “Queremos mostrar a la sociedad nuestro reconocimiento a la extraordinaria calidad científica de todos los premiados. Pero también ponemos en vuestras espaldas la responsabilidad de ser el ejemplo para futuras generaciones de informáticos. Representáis una muestra de nuestro mejor futuro”.