La sociedad vasca comienza a integrar la diversidad, según el Barómetro de Ikuspegi

El informe de este año confirma que la recuperación económica favorece la tendencia positiva de la percepción de la inmigración

  • Evento

Fecha de primera publicación: 26/11/2019

Ikuspegi-Immigrazioaren Euskal Behatokiak 2019ko barometroaren emaitzak aurkeztu ditu gaur. Argazkia: UPV/EHU.

“La sociedad vasca comienza a integrar la diversidad” según el Barómetro de Ikuspegi-Observatorio Vasco de Inmigración, cuyo informe de este año confirma que “la recuperación económica favorece la tendencia positiva de la percepción de la inmigración y se reduce el número de personas que consideran la inmigración un problema personal”.

Ikuspegi-Observatorio Vasco de Inmigración ha presentado los resultados del Barómetro 2019, que mide las actitudes de la sociedad vasca hacia la inmigración extranjera. La Viceconsejera de Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Lide Amilibia, y Beatriz Otero, miembro de Ikuspegi y profesora de Sociología y Trabajo Social de la UPV/EHU, han presentado, junto a Amaia Bacigalupe, secretaria del Campus de Bizkaia de la UPV/EHU, el informe anual que el mantenimiento de la tolerancia hacia el fenómeno de la inmigración, cuyo índice ha ascendido a 60,67 puntos de este año, frente al 59,71, de 2018.

El informe refleja un mantenimiento de la tendencia en la mejora de las actitudes hacia la inmigración en esta etapa de recuperación económica; se aleja, así, de la pauta descendente que se mostró en el periodo de crisis. “Se constata –explica Otero- que el momento económico condiciona e influye en las actitudes hacia la inmigración de la sociedad vasca: a mayor certidumbre, mayor confianza general”.

La investigadora de Ikuspegi, ha subrayado “el descenso de personas que consideran la inmigración como un problema personal; una percepción que se ha reducido en 0,6 puntos y que se sitúa en el 3,9% de la población que lo califica como tal”. Asimismo, el 11,4% de la sociedad vasca considera este fenómeno un problema para Euskadi.

La viceconsejera Lide Amilibia ha valorado el hecho de que “que se haya constatado en la sociedad vasca un aumento de los efectos positivos que genera la inmigración en el empleo y la economía lo que, con respecto a los datos de 2018 que demuestra, que la sociedad vasca no percibe la inmigración como un problema, sino al contrario, que se esfuerza por acoger a quienes llegan a Euskadi”.

“Somos un pueblo que debe abrir sus brazos a las personas que van a participar de la construcción del futuro de nuestro país. El concepto de diversidad ya forma parte de nuestro lenguaje y debemos seguir trabajando para que su peso sea cada vez más importante”, ha recalcado la viceconsejera de Políticas Sociales del Gobierno Vasco.

Sobre las personas refugiadas, el informe advierte un leve descenso del número de personas que defiende su acogida. Así, "el porcentaje de quienes abogan por acogerlas sin restricciones es de un 23,4% -señala Beatriz Otero-. Si bien aumenta ligeramente el porcentaje de personas que están dispuestas a acogerlas bajo ciertas condiciones, que pasa de un 59,4% en 2018 a un 62,3%", ha asegurado la investigadora.

Actitud ambivalente

El estudio refleja también la actitud ambivalente de la población vasca hacia la inmigración extranjera; donde conviven los rasgos abiertos y tolerantes antes mencionados, con otros que denotan posturas más reacias. En este sentido, cabe destacar que, aunque se mantiene la opinión favorable acerca del acceso a derechos considerados universales, como la educación y sanidad, parece que se inclina a pensar en la idea de que tener una autorización de residencia debería ser requisito para poder acceder a derechos.

La actitud también varía según su procedencia. Así, “la sociedad vasca mantiene su menor grado de simpatía hacia el colectivo magrebí, como ya reflejaban anteriores estudios, y su desconfianza hacia el islam”, ha advertido la investigadora del Observatorio Vasco de Inmigración.  Asimismo, el estudio constata que, en cuestiones socioculturales, la sociedad vasca, a pesar de seguir aceptando la diversidad y reconocer el enriquecimiento que supone, sigue considerando que son las personas inmigrantes las que tienen que esforzarse para integrarse y adoptar nuestras costumbres y tradiciones.

Informe completo:

http://www.ikuspegi.eus/documentos/barometros/2019/bar_CAE_2019_CAS.pdf

Resumen de resultados:

http://www.ikuspegi.eus/documentos/barometros/2019/bar_CAE_2019_CAS_RESUMEN.pdf