Conferencia: la doctora Hélène Langevin-Joliot, nieta de Marie Curie, en la UPV/EHU

  • Evento

Cuándo y dónde

12/04/2018, 18:30

Lugar

Auditorio Baroja - Bizkaia Aretoa
Avenida Abandoibarra 3 - 48009 Bilbao (Bizkaia)

Descripción

La doctora Hélène Langevin-Joliot, nieta de la propia María Sklodowska Curie, abrirá el ciclo de conferencias que, del 12 al 26 de abril, acoge la UPV/EHU sobre la científica, primera persona que logró dos premios Nobel. Su ponencia lleva por título “Les Joliot-Curie, mes parents, et la radioactivité artificielle”. Se celebrará con traducción simultánea.

Al acto acudirán la rectora de la UPV/EHU Nekane Balluerka, la consejera de educación del Gobieno Vasco, Cristina Uriarte, el Alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, el cónsul de Francia en Bilbao Sameh Safty, la directora del Liceo Francés de Bilbao, Magdalena Solabarrieta, el director del Instituto Francés de Bilbao, Fabrice Charrier, así como el cónsul de Suecia en Bilbao, Alfonso Martínez Cearra, y el cónsul de Polonia en Navarra, País Vasco y La Rioja, Ángel Tellechea. La decana de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU Esther Domínguez y las organizadoras del evento, Sonnia L. Rivas-Caballero y Belén Yuste, abrirán el mismo con una breve intervención sobre la biografía de Marie Curie.

Otras dos ponencias recordarán a la primera mujer galardonada con el premio Nobel:

  • 18 de abril. 18:30. Sala Oteiza del Bizkaia Aretoa. Conferencia de Naia Pereda: “Marie Curie, primera física médica”
  • 26 de abril. 18:30. Sala Oteiza del Bizkaia Aretoa. Conferencia de Juan Carlos Martín Urreta: “A partir de M. Curie; una excursión por la Radiología médica”

Las conferencias son de acceso libre hasta completar aforo. Para asistir se ruega inscribirse en: mariecurie.fct@ehu.eus

Exposición ‘María Sklodowska Curie. Una polaca en París’,

El ciclo de conferencias se desarrolla en el marco de la exposición: ‘María Sklodowska Curie. Una polaca en París’, abierta desde el 3 hasta el 27 de abril, en el Bizkaia Aretoa de la UPV/EHU. A lo largo de veinte paneles se desvela su entrega a la investigación, su constante y laborioso trabajo de laboratorio, así como su faceta humana y solidaria. Destaca su encomiable y desconocida labor durante la Primera Guerra Mundial, conduciendo los famosos coches Curie con los que radiografió a miles de soldados, facilitando la extracción de los proyectiles, lo que evitó traumáticas amputaciones y salvó innumerables vidas. La exposición se puede visitar de 10:00 a 20:00 los días laborables y la entrada es libre.