euskaraespañol

In memoriam: Iñaki Albistur Unanue

  • Crónica

Fecha de primera publicación: 15/07/2021

Iñaki Albistur. Foto: UPV/EHU

En días como hoy, no es nada fácil describir lo que uno piensa y siente. De hecho, resulta tremendamente difícil interrumpir el flujo de un sinfín de recuerdos que, teñidos de nostalgia y añoranza, forman parte de eso que Halbwachs llamaba «memoria colectiva». Además, si detener el flujo de esos recuerdos es ya de por sí complicado, aún lo es más tratar de reprimir los sentimientos y emociones que despiertan en nosotros cuando se pierde a una de esas personas que, sin proponérselo, han marcado algunas de las coordenadas importantes de nuestras vidas.

Hace sólo unos días, en una comida de amigos, recordábamos algunas vicisitudes de nuestros comienzos como alumnos, y más tarde como profesores, en Zorroaga, y ya desde las primeras remembranzas, en primera línea de fuego y con el sermón siempre a punto, irrumpía en escena, con fuerza, la figura de Iñaki Albistur. ¡Sorpresa! A ninguno de los allí presentes pareció extrañarle la intangible presencia de Iñaki en estas, no sé si es correcto decir, reveladoras reminiscencias. Después de haber tenido que “soportar” a Ramón Alzate como director de su tesis doctoral sobre el autoconcepto y conducta agresiva en los escolares de 6ª, 7º y 8º de E.G.B. de la provincia de Guipúzcoa, mediar en las demandas y requerimientos de sus alumnas y alumnos de Zorroaga durante más años de los que podemos recordar, enfrentarse a la primera modificación del plan de estudios de la entonces licenciatura en Psicología, liderar la transición de los estudios de Psicología a la nueva Facultad de Ibaeta, sortear los incontables obstáculos que supuso impartir docencia al alumnado «en régimen especial» y tomar las riendas de la institución durante ocho años como decano -acompañado siempre por nuestra sempiterna secretaria Isabel García-, estoy convencido de que todos los que lo conocimos en vida estaríamos de acuerdo en suscribir las palabras que el Departamento de Procesos Psicológicos Básicos de la Facultad de Psicología, su departamento, ha publicado in memoriam: “profesor entregado, luchador y pacificador incansable; soldado de una causa invencible, la de su fe en la mejora del ser humano a través de la Psicología liberadora de las personas”.

Estamos convencidos, igualmente, de que el mayor homenaje que Iñaki puede tener, como intenta glosar Enrique Arranz, es que las alumnas, los alumnos y las personas jóvenes que ahora comparten y dirigen la Facultad sepan de él. Que conozcan cómo era capaz de transmitir entusiasmo y energía, que entiendan que su confianza en nosotros nos hacía crecer. Estad seguros de que, si pudiera, os diría: sois grandes, luchad unidos por vuestros sueños.

Por eso, ahora que la cautela y el silencio reinan en nuestra Facultad de Psicología, ahora que debido a la pandemia todos nos sentirnos un poco más frágiles y perecederos, puede ser un buen momento para pensar… y al pensar, darnos cuenta de que lo verdaderamente importante lo tenemos justo a nuestro lado. Lo sustancial, diría Iñaki, son las personas, esas «extrañas entelequias» que te miran, te hablan y, lamentablemente, muy pocas veces somos capaces de ver. Sin embargo, Iñaki sí que era capaz de verlas, o al menos así lo parecía. Sus investigaciones sobre la autoestima en los jóvenes, las relaciones entre profesores y alumnos, el rol de los docentes y sus más de cincuenta y siete años en el sacerdocio así parecen atestiguarlo. Y si no que se lo pregunten a los que tuvimos la suerte de compartir su magisterio y amistad, o a cualquiera de los miembros de las parroquias de Irura, Anoeta y Larraul, que han tenido la suerte de «soportar» su oratoria desde que el obispo Uriarte le requirió para llevar adelante un proyecto pastoral al que ha dedicado los últimos veinte años de su vida. Como le solíamos decir los que nos considerábamos sus amigos, que por cierto éramos muchos, “vives mejor que un cura con dos parroquias”. Y era cierto, porque a él, al poseer el don de la ubicuidad, le habían asignado tres.

Hace solo unos meses, estuvo presente en el sentido y emotivo homenaje a Isabel García, eficiente secretaria, consejera y valedora de todos los decanos y decanas que, hasta ahora, han regido la Facultad de Psicología, y pensábamos que volveríamos a verle pronto, que podríamos reencontrarnos con él para recordar, una vez más, sucesos, ocurrencias y, acogiéndonos al secreto de confesión, algún que otro cabildeo. Pero la mefistofélica parca, siempre inclemente y despiadada, ha decidido privarnos de su presencia terrenal, impidiendo con sus malas artes que podamos seguir haciéndole partícipe y cómplice de nuestros proyectos de vida. ¡Y teníamos tanto que contarle! Por eso mismo, y porque le seguimos queriendo, hoy tenemos la certeza de que descansa lleno de paz, tanta como él repartió y compartió, y queremos recordarle que, aunque vayamos de nuestro corazón a nuestros asuntos, como reza la elegía de Miguel Hernández, “… tenemos que hablar de muchas cosas, compañero del alma, compañero”.

Bihotz bihotzez. Agur Jauna

Sus compañeras y compañeros de la Facultad de Psicología de la UPV/EHU

Donostia – San Sebastián, 8 de julio de 2021