In memoriam: José Félix Aspizua Irabien

  • Crónica

Fecha de primera publicación: 10/07/2019

El pasado 21 de junio falleció el profesor José Félix Aspizua Irabien, Txotxe para sus colegas, amigos y amigas. Era profesor asociado del Departamento de Psicología Social y Metodología de las Ciencias del Comportamiento desde su incorporación en el año 2002, en el Campus de Araba y adscrito a la Facultad de Farmacia.

Representaba bien la figura del profesor asociado. Como experto en Psicología Clínica ejerció durante años en su consulta, además tenía una amplia experiencia en programas psicoeducativos comunitarios y escolares. Posteriormente dirigió la Fundación Mejora de la Caja Vital, y más tarde en Kutxabank siguió trabajando en la Fundación VITAL Fundazioa. Desde aquí impulso las Aulas de la Experiencia y la formación en Humanidades del numeroso alumnado que ha pasado por sus aulas.

Txotxe era una persona muy creativa, curiosa y abierta; era muy fácil trabajar con él. Además, era sumamente pragmático, lo que hacía muy ágil la toma de decisiones. A lo largo de todos estos años, hemos ido creando, cambiando, adaptando los programas docentes, las prácticas a las nuevas titulaciones y grados, y siempre lo hacía con una chispa que rompía la rigidez académica. Son muchas las materias que hemos compartido, desde la Psicología general que impartía en las Aulas de la Experiencia, la Psicología de la Salud en Farmacia, la Psicología Social en Trabajo Social, la Psicología Aplicada a la Alimentación Comunitaria y la Nutrición Humana, o los Trastornos de la Alimentación en la formación del Máster en Nutrición y Salud.

Tenía una gran capacidad para trasmitir a los alumnos y alumnas la complejidad de la comunicación humana, trabajaba en las sesiones de prácticas desde las cuestiones más básicas como la escucha activa, la empatía, hasta las dinámicas de grupo para el trabajo en equipo o la formación para la entrevista clínica. Le veíamos salir exhausto de las sesiones, casi afónico, y siempre con algún comentario jocoso, … porque tenía un gran sentido del humor. Trasmitía con pasión y cuidaba el desempeño de sus alumnos y alumnas.

Aunque su trabajo profesional no le permitía poder dedicarse a la investigación, siempre tuvo las puertas abiertas, cualquier propuesta era siempre bienvenida. Muchos de los jóvenes investigadores de Psicología Social han tenido la oportunidad de transmitir sus proyectos en sus clases, en especial con los mayores de las Aulas de la Experiencia, relatando sus estudios sobre memoria autobiográfica y colectiva, creatividad e innovación, emociones y cognición, todos ellos se sienten agradecidos, estas son algunas de sus palabras: “Una persona increíble siempre con una sonrisa”.

“Buena persona, siempre dispuesto a ayudar, afable, … un amor”.

Sus compañeras y compañeros le vamos a echar de menos. Estará en nuestro corazón y en nuestro recuerdo, porque el recuerdo subsiste a pesar del alejamiento, a pesar de la muerte, nuestro pasado permanece vivo en nuestra conciencia, porque los amigos no se olvidan. “Txotxe, formas parte de nuestra historia, y tu huella estará presente en nuestro devenir futuro”.

Y dejamos en palabras del poeta lo que nuestro corazón no sabe o no puede transmitir:

Ancho el amor y el dolor largo, ….

Hay ángeles que vienen de repente

como una mariposa entre las rosas;

Hay puertas que se abren; venas tristes

que saltan de una vez, como un lamento;

hay corazones que van despacio

y nadie sabe por qué calle…Adiós…Adiós.

(Blas de Otero, ‘Obras completas’, 2013, p.100-101).

 

Nekane Basabe y equipo de profesorado de Psicología Social, Vitoria/Gasteiz.