In memoriam: José Javier Rodríguez Rodríguez

  • Crónica

Fecha de primera publicación: 07/11/2019

En la madrugada del 21 de septiembre de este año fallecía en Bilbao, a los 55 años y tras una breve pero implacable enfermedad, José Javier Rodríguez Rodríguez, Profesor Titular de Literatura Española y Secretario del Departamento de Filología Hispánica, Románica y Teoría de la Literatura de la UPV/EHU. Quienes hemos tenido la fortuna de ser sus compañeros y amigos no podremos olvidarle, porque con él hemos perdido a un colega riguroso, de una honestidad profesional ejemplar,  y a una persona de gran calidad humana: desde su ingreso en el Departamento como jovencísimo profesor contratado doctor, en el ya lejano 1990,  José Javier se hizo querer y admirar por su característica seriedad, vestidura bajo la que latía un talante noble y generoso, siempre tan certero en la apreciación de lo justo y lo injusto como dispuesto a aportar mesura y concordia allí donde surgían desavenencias o conflictos.

Su característica seriedad, decía: era su tarjeta de presentación, inseparable de una sencillez en el trato tan sumamente elegante como rara, cada vez más. Esa seriedad, a veces confundida con frialdad por quienes acababan de conocerle, mostraba a menudo, sin embargo, el reverso de un sentido del humor irónico y lleno de bonhomía, desde luego más cervantino que lopesco, muy alejado de los retorcidos sarcasmos de Góngora o Quevedo, que José Javier comprendía como pocos y siempre a la primera de cambio. Porque, en efecto, siempre, desde su primera juventud, fue un lector de fina sensibilidad, formada en la frecuentación de autores clásicos y modernos --particularmente, de los grandes poetas del Renacimiento y el Barroco--, que le confirió, amén de un oído excepcional para las sutilezas de la métrica, un dominio extraordinario de la lengua castellana. Un dominio que, además de resultarle de gran utilidad en su labor como investigador y como docente, sabía plasmar en un estilo oral y escrito sobrio y preciso.

José Javier se licenció en Filología Románica en la UPV/EHU, donde fue alumno, en los primeros años de la Facultad de Letras de Vitoria-Gasteiz, de los profesores Carlos Blanco Aguinaga, Eukene Lacarra,  Jon Juaristi y Rita Gnutzmann, entre otros. En la Universidad Complutense, donde tuvo la oportunidad de asistir a las cursos del profesor Fernando Lázaro Carreter, se doctoró con una tesis sobre La comedia pastoril española del siglo XVI dirigida por el profesor José María Díez Borque. Fue el comienzo de su interés más perdurable como investigador: el teatro de los Siglos de Oro, en el que se adentró a través de uno de sus ámbitos primigenios. Más tarde dedicó buen número de trabajos a las relaciones literarias hispanoportuguesas, en particular en el terreno de la comedia y del entremés, en los textos bilingües y en los escritos en castellano por autores portugueses como, entre otros, Simão Machado o António de Almeida. Siempre le agradeceré que me permitiese colaborar con él al principio de esa andadura, gracias a un proyecto de investigación que nos concedió la UPV/EHU que nos dio la oportunidad de pasar inolvidables jornadas de trabajo en la Biblioteca Nacional de Lisboa y en la Universitaria de Coimbra, dedicados a la búsqueda y consulta de impresos raros, así como a establecer un primer contacto con el activo Centro de Estudos de Teatro de la Universidad de Lisboa, y particularmente con el profesor José Camões y su equipo, con el que empezamos a colaborar con la edición electrónica de algunos entremeses del siglo XVII.

Ese amor a la vida y a la cultura de Portugal tan de José Javier, que tan bien sabía comunicar... tan fecundas como las orillas del Mondego que cantó António Ferreira:

Estes campos fermosos, que parecem
debaixo deste céu dourado e belo,
quem os verá que logo não se alegre?

Pero son muchos los campos que también ha cultivado a lo largo de su carrera: la poesía de Fray Luis de León o de Francisco de Rioja, la prosa de Cervantes, de Herrera o de Gracián, el teatro de Gil Vicente, Calderón y Lope de Vega... Juntos nos integramos en el Grupo de investigación Prolope, que fundó en la Universidad Autónoma de Barcelona el profesor Alberto Blecua y ahora dirigen los profesores Gonzalo Pontón y Ramón Valdés, y para él hemos editado varias Comedias del Fénix. Al comienzo de este verano que ha acabado llevándoselo, José Javier había empezado a constituir, bajo el nombre de Concordia discors, un grupo de investigación dedicado a la creación literaria en el complejo contexto político y cultural peninsular de los años de la Monarquía dual y de la guerra de restauración portuguesa y la insurgencia de Cataluña. La formación doctoral de las jóvenes investigadoras integradas en ese grupo constituye el fundamento de la continuidad que merecen su trabajo y su memoria.

José Javier Rodríguez gustaba de comunicar a sus alumnos su entusiasmo por la poesía y el teatro recitando admirablemente en clase y fomentando, para su mejor comprensión, la lectura de textos en voz alta. Entre sus obras preferidas estaba El caballero de Olmedo, de Lope de Vega. Cuando José Javier falleció, los colegas y amigos del grupo Prolope de Barcelona quisieron honrarle recordando unos versos de esa tragedia. Describen a la perfección los sentimientos de dolor, pero también el consuelo, que nos ha dejado su partida:

 

Cubrió de luto su casa
y su patria, cuyo entierro
será el del fénix, señor,
después de muerto viviendo
en las lenguas de la fama,
a quien conocen respeto
la mudanza de los hombres
y los olvidos del tiempo.

 

Carlos Mota,

Profesor Titular de Literatura Española,

Departamento de Filología Hispánica, Románica y Teoría de la Literatura.

UPV/EHU