La UPV/EHU aprueba las ayudas reintegrables a estudiantes para el curso 2020-2021

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 28/05/2020

El Consejo de Gobierno de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ha aprobado convocar las Ayudas Reintegrables dirigidas a estudiantes con dificultades económicas debidas a circunstancias sobrevenidas o que perduren en el tiempo una vez iniciados los estudios universitarios. Se han contemplado dos modalidades. La primera, habitual en años anteriores, son las ayudas reintegrables para financiar el importe de la matrícula correspondiente al curso 2019-2020 pendiente de pago. En esta ocasión se añade una nueva modalidad, dirigida a afrontar gastos extraordinarios derivados de la crisis sanitaria COVID-19; su finalidad es facilitar al estudiantado beneficiario el acceso y seguimiento de sus estudios, por medio de las herramientas didácticas y tecnológicas precisas para desarrollar la actividad académica.

Estas ayudas podrán ser solicitadas por las personas que se matriculen en la Universidad del País Vasco durante el curso 2020-2021 y que estén cursando estudios de grado o de máster universitario con atribuciones u orientaciones profesionales, o por quienes estén finalizando sus estudios en el curso 2019-2020.

Deberán justificar una dificultad económica sobrevenida posterior al comienzo del curso académico, o que la situación económica adversa que padezcan perdure en el tiempo (una vez iniciados sus estudios universitarios) y que no hayan recibido becas o ayudas al estudio para el curso 2019-2020. No se tendrán en cuenta aquellos compromisos del curso anterior que no se hayan podido cumplir a causa del inicio del estado de alarma por COVID-19.

Para efectuar el reintegro de la ayuda, existen dos modalidades: en metálico o, en determinados supuestos, además del reintegro en metálico, la ayuda económica por el importe de matrícula pendiente de pago podrá ser compensada parcialmente mediante el desarrollo de actividades de colaboración que, en ningún caso, pueden sustituir servicios profesionales remunerados.

Desde que en el curso 2012-2013 se puso en marcha este programa, 178 personas han sido beneficiarias. De ellas, hasta ahora, 41 personas ya han finalizado sus estudios.  

“Estas ayudas han sido muy importantes en los cursos pasados. Gracias a ellas, estudiantes que vieron afectadas sus condiciones económicas por la anterior crisis pudieron continuar con sus estudios universitarios y, en algunos casos, finalizarlos. Este año, en particular, cobran especial relevancia por la difícil situación económica derivada del estado de alarma por la COVID-19, que ha agudizado la complicada situación de estudiantes vulnerables, no sólo a la hora de poder pagar la matrícula sino también a la hora de adaptarse al seguimiento de la docencia no presencial vía medios telemáticos que no siempre tienen disponibles en las mejores condiciones”, subraya Txelo Ruiz, vicerrectora de Estudiantes y Empleabilidad.