null

La UPV/EHU obtiene el Premio Menina por su Protocolo contra las Violencias de Género

La Delegación del Gobierno otorga estos premios a personas o entidades de Euskadi por su lucha contra la violencia de género

  • Crónica

Fecha de primera publicación: 24/11/2020

La Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ha recibido hoy el Premio Menina, en su categoría de proyecto o iniciativa pública, en un acto que ha tenido lugar esta mañana en el Palacio Villasuso de Vitoria-Gasteiz.

Los Premios Menina, organizados por la Delegación del Gobierno en Euskadi y convocados en 2020 en su IV edición, reconocen y apoyan la labor de entidades, asociaciones, instituciones y particulares en la erradicación de cualquier forma de violencia sobre la mujer. El acto ha sido presidido por el delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso. En representación de la UPV/EHU ha recogido el premio la rectora Nekane Balluerka. El acto ha sido clausurado, vía streaming, por la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo.

En esta IV edición, tres han sido los galardones. Junto el que ha obtenido la universidad pública vasca, también se ha reconocido la labor de la Mesa de la Mujer, del Ayuntamiento de Eibar, en la categoría de colectivo social vasco, y la periodista y subdirector del Diario Vasco, Lourdes Pérez, en la categoría de ciudadano o ciudadana que haya destacado en la lucha contra la violencia de género.

Protocolo contra las Violencias de Género

El Protocolo contra las Violencias de Género de la UPV/EHU fue aprobado en 2018 y tiene como objetivo establecer mecanismos que permitan identificar y abordar las violencias de género que se produzcan en cualquier espacio de la UPV/EHU y/o que vivan o hayan vivido las personas que integran la comunidad universitaria, tanto fuera como dentro del espacio físico universitario; incluso si se producen a través de medios de comunicación virtuales o simbólicos relacionados con la UPV/EHU. Establece cuáles son las actitudes y los comportamientos que la UPV/ EHU considera comprendidos en el concepto de violencias de género, qué pueden hacer las personas que las viven, cuál es el procedimiento a seguir en estos casos y cuáles son las medidas que la Universidad adopta para acompañar a estas personas y afrontar las diferentes situaciones que generan dichas violencias.

La Universidad considera que las actitudes que entrañan violencias de género atentan contra el derecho a la igualdad y a la integridad física, psíquica y dignidad de las personas. De todas ellas. El presente protocolo se aplica a todas las manifestaciones de violencias de género que viva el alumnado, el personal de administración y servicios, el personal investigador y el profesorado, ya tengan una vinculación permanente o temporal con la UPV/EHU. Así mismo, se aplica a los miembros de colectivos de la UPV/EHU y a las personas de las empresas externas contratadas por la Universidad que presten sus servicios en ella; además de a las personas que no forman parte de ninguno de los colectivos anteriores, pero que son usuarias de los servicios proporcionados por la UPV/EHU o ejecutan actividades dentro de los campus de la misma.

Tras recibir el premio, la rectora de la UPV/EHU ha glosado los objetivos del protocolo: “Durante sus dos años de vigencia –ha declarado- hemos atendido a 52 mujeres. Muchas de ellas arrastran historias duras, dolorosas, y que tienen difícil solución. Otras viven episodios más puntuales que, con una buena intervención, se terminan reconduciendo y controlando: son los casos que nos dan ánimo y fuerza para continuar. Pero lo que más me emociona del protocolo es su dimensión política y social: ha activado la conciencia de la comunidad universitaria. Cada año más de 500 personas participan en las sesiones informativas; en cada esquina hay información clara de los pasos a seguir; cada año se premia el mejor cartel de difusión del protocolo; cada año más de 1000 personas participan en talleres y cursos de formación sobre igualdad. Y, lo que es más esperanzador, ya nadie se queda paralizado o indiferente ante estas situaciones.Llaman a la Dirección de Igualdad y nos comprometemos a estar al lado de esas compañeras acosadas; las cuidamos, las protegemos, las estimamos, las queremos“.

La rectora también ha invitado a administraciones y empresas a conocer el protocolo universitario como posible inspirador de medidas parecidas en sus organizaciones.