La UPV/EHU aprueba nuevas Orientaciones, dirigidas a regular la actividad académica del próximo curso

También aprueba la oferta académica de títulos propios para 2021-2022

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 29/04/2021

El consejo de Gobierno aprueba nuevas Orientaciones, dirigidas a regular la actividad académica del próximo curso

El Consejo de Gobierno de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ha aprobado en su reunión de hoy las “Orientaciones para la planificación de la docencia del curso académico 2021-2022”. El documento establece unas pautas de actuación para garantizar, en el próximo curso, la impartición de la docencia, combinando el mayor grado de presencialidad posible con el respeto a las medidas de seguridad establecidas debido al estado de pandemia.

El año pasado la UPV/EHU ya elaboró un documento similar dirigido a regular la docencia durante el presente curso y creó una Comisión de Seguimiento, compuesta por representantes del equipo rectoral, del servicio de prevención, del personal docente e investigador, y del alumnado. El nuevo documento es fruto de la experiencia recogida a lo largo del presente curso y actualiza la normativa de cara al 2021-2022. Lo hace, además, de una forma flexible. Así, establece la autonomía necesaria para que los distintos centros, en función de sus titulaciones, adapten la normativa a sus características particulares. También amplía la flexibilidad a la previsión de distintos escenarios en el próximo curso: desde un posible nuevo confinamiento hasta una mejora de la situación que permita el regreso a un escenario de presencialidad plena. En todo caso, esta normativa prevé que las medidas de adaptación a la docencia se modularán según los criterios establecidos en cada momento por las autoridades sanitarias. 

Las nuevas Orientaciones insisten en medidas de protección general, medidas que serán de obligado cumplimiento: evitar aglomeraciones; utilizar mascarillas; mantener la distancia de seguridad; ventilar adecuadamente las aulas; limitar, en lo posible, el movimiento de estudiantes dentro de los centros; y aplicar todas las medidas de limpieza y desinfección establecidas. 

Se mantiene el modelo de “presencialidad adaptada”, con un objetivo de continuar con un 75% de presencialidad. La recomendación general es que en los grados no se impartan de manera exclusivamente telemática más de dos asignaturas por grupo y cuatrimestre, ni más de 15 créditos en el caso de las titulaciones de máster. Cada titulación deberá seleccionar aquellas actividades o modalidades docentes en las que la presencialidad se considere imprescindible, dando prioridad para ello a las modalidades prácticas (frente a aquellas de carácter magistral o expositivo), y dando prioridad también a la presencialidad en los cursos iniciales frente a los cursos superiores. 

Un aspecto importante es el de las prácticas externas en empresas o en otras entidades: se garantiza su desarrollo, pero respetando en todo momento las medidas establecidas por aquellas organizaciones en las que se vayan a llevar a cabo. En cuanto a la evaluación, se establece como criterio general, y en cuanto las medidas de seguridad lo permitan, planificar la evaluación del alumnado de forma presencial, pero recomendando al mismo tiempo que se desarrolle un planteamiento de evaluación continua y secuenciada de los aprendizajes. 

En opinión de la rectora de la universidad, Eva Ferreira, “este curso 2020-2021 avanza satisfactoriamente gracias al esfuerzo compartido de toda la comunidad universitaria. Hemos podido conjugar las medidas de protección sanitarias con un porcentaje muy importante de presencialidad. Consideramos que la experiencia adquirida nos ayuda a afrontar el curso siguiente con garantías, preservando ese mismo equilibrio y trabajando siempre por la máxima calidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje. A la vista de la incertidumbre en la futura evolución de la pandemia, hemos establecido una normativa lo suficientemente flexible como para modificar las condiciones de la actividad académica en función de las circunstancias. No obstante, el razonable nivel de normalidad con que se ha desarrollado este curso nos invita a pensar que el curso 2021-2022 se desarrollará en unas condiciones similares de seguridad personal y solvencia académica”. 

Oferta de títulos propios para el curso 2021-2022 

Por otra parte, la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ha completado su oferta académica para el próximo curso con su aprobación hoy, en Consejo de Gobierno, de los títulos propios. Como se sabe, los títulos propios forman parte, junto a los másteres y los programas de doctorado, de la oferta de posgrados de la universidad. Los másteres y los programas de doctorado tienen carácter oficial y un procedimiento tasado de reconocimiento legal, mientras que los títulos propios son avalados por el prestigio de la universidad que los otorga. La oferta académica de grados y posgrados para el curso 2021-2022 ya había sido aprobada, con la salvedad de los títulos propios, que han recibido luz verde en la reunión de hoy del Consejo de Gobierno. 

Así, la universidad pública vasca contará para el próximo curso con 64 títulos propios (122, si apreciamos las estructuras modulares con titulación), una oferta que ha aumentado con la adición de 11 nuevos títulos: Estrategias de Internacionalización Corporativa; Farmacontaminación; Supervisión en Contextos de Acción Social; Humanidades Digitales: Nuevas Perspectivas; Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lenguas Extranjeras vinculadas a los Grados de Educación Infantil y Primaria; Literatura Infantil y Juvenil y Formación Literaria; Diáspora Vasca; Género, Masculinidades y Acción Social; Micología Médica; Prácticas Artísticas y Estudios Culturales: Cuerpo, Afectos, Territorio; e Ilustración Científica. 

Con ello, se completa toda la oferta de estudios de grado y de posgrado que ha preparado la Universidad del País Vasco para el próximo curso. En opinión de la vicerrectora de Posgrado y Formación Continua, Montse Maritxalar: “La UPV/EHU seguirá impulsando la formación a lo largo de la vida con el fin de responder a las necesidades de la sociedad. Durante los tres últimos cursos, hemos puesto en marcha mecanismos para que el alumnado pueda realizar dicha formación de una manera más progresiva. Por ejemplo, en algunos másteres o especializaciones propias, el alumnado tiene la posibilidad de cursar módulos más cortos, permitiendo obtener títulos de experto/a ligados a dichos másteres y especializaciones en función de sus necesidades. Esta es la posibilidad que ofrecen 5 de los 11 nuevos títulos propios que se ofertarán en el 2021/22. Seguiremos trabajando en esta línea e impulsaremos nuevos mecanismos para la formación permanente como pueden ser los microcredenciales."