El análisis de las melodías de los bertsos resulta en nuevos métodos automáticos de generación y clasificación musical

La prestigiosa revista PLOS ONE publica dos métodos desarrollados por el grupo de investigación Robótica y Sistemas Autónomos de la UPV/EHU

  • Investigación

Fecha de primera publicación: 15/02/2018

El proyecto BertsoBot lo lleva el equipo de investigación de la UPV/EHU:Izaro Goienetxea, Basilio Sierra, José Maria Martínez-Otzeta e Iñigo Mendialua
Izaro Goienetxea, Basilio Sierra, José Maria Martínez-Otzeta e Iñigo Mendialua, investigadores de la UPV/EHU, llevan a cabo el proyecto BertsoBot. (Nagore Iraola. UPV/EHU)

La investigadora de la UPV/EHU Izaro Goienetxea ha desarrollado un método de generación automático de nuevas melodías partiendo de un conjunto de melodías de bertsos. Por otro lado, ha encontrado una nueva forma de representar las piezas musicales, en la que se ha basado para presentar un método nuevo de clasificación automática de la música. La prestigiosa revista PLOS ONE se hace eco de la investigación del grupo de investigación Robótica y Sistemas Autónomos de la UPV/EHU.

Una de las líneas de trabajo del grupo de investigación Robótica y Sistemas Autónomos (RSAIT)  de la Facultad de Informática de la UPV/EHU consiste en progresar en la interacción entre humanos y máquinas o robots. Uno de sus principales proyectos es el denominado BertsoBot, “en el que ponemos a los robots a cantar bertsos”, comenta el líder del grupo, Basilio Sierra. El grupo de investigación trabaja en múltiples aspectos de ese proceso: la comprensión de la señal de voz, la visión a través del ordenador, la navegación, la generación de nuevas melodías musicales, etc.

La investigadora y doctoranda Izaro Goienetxea trabaja en dos de estos temas: la generación automática de música y la clasificación automática de la música. La investigadora señala que ya hay numerosos métodos de generación automática de música, basados en modelos gramaticales o estadísticos; pero en ellas “habría que tener en cuenta la coherencia de las melodías, para generar melodías fáciles de comprender. Habría que tener la seguridad de que dentro de la melodía se repite algún segmento, tanto en lo que respecta a las notas como en otros niveles más complejos de la melodía”.

La labor de esta investigadora comenzó en la generación musical, pero los resultados le llevaron a estudiar las formas de clasificarla. Y destaca la importancia que tiene también el ámbito de la clasificación, ya que “en Internet cada vez hay más música al alcance, y cada vez está adquiriendo más importancia el poder realizar la clasificación de la música de forma automática, y poder organizar grandes recopilaciones musicales”, detalla Goienetxea.

Clasificación de las melodías de bertsos semejantes

En un artículo publicado por la revista PLOS ONE, han presentado dos métodos fruto de la citada investigación. Por un lado, un método para clasificar la música en función del género, basado en una forma nueva de representar la música lograda a través de la agrupación de melodías de bertsos semejantes. Con este método, “analizamos una melodía, y determinamos a qué se parece, es decir, en qué género podemos clasificarla”, explica Goienetxea. Esos agrupamientos son utilizados, asimismo, para generar de forma automática nuevas melodías del estilo de las que forman ese conjunto. “Las nuevas melodías son parecidas a las originales”, concreta la investigadora. “Y si se incluye en el sistema más de un modelo musical, creará otra melodía nueva, una nueva versión, que será una mezcla de los diferentes géneros”, añade Sierra.

En el desarrollo de su trabajo, la investigadora se ha servido de un corpus o conjunto de melodías de bertsos. “Proponemos la forma en la que se pueden representar los bertsos, y, posteriormente, cómo clasificar esas melodías. En nuestro grupo hemos conseguido el método, que puede ser aplicado en cualquier otro tipo de corpus, o de música”, declara Goienetxea. Según la investigadora, han conseguido generar de forma automática melodías de bertsos, “pero este método puede servir para aplicaciones de musicoterapia, el aprendizaje de composición musical, o también en los programas de composición, entre otros”.

Referencia bibliográfica