null

Nekane Balluerka: «La UPV/EHU mantiene el liderazgo en la educación superior vasca y mejora su posición entre las universidades internacionales»

Hoy ha tenido lugar, en Bizkaia Aretoa, el acto de apertura de curso 2020-2021 de la Universidad del País Vasco

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 14/09/2020

Jokin Bildarratz, consejero de Educación, Iñigo Urkullu, lehendakaria, Nekane Balluerka, rectora, y Pedro Iriondo, secretario general

Un saldo claramente positivo es el que ha expuesto hoy la rectora de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea en el acto solemne de apertura del curso académico 2020-2021 que ha tenido lugar en Bizkaia Aretoa, en Bilbao, y que se ha retransmitido a los tres campus, donde se seguía su desarrollo vía streaming.

En opinión de la rectora, “la Universidad del País Vasco no solo ha mantenido el liderazgo en la educación superior de nuestro país, sino que ha mejorado su posición en el conjunto de universidades internacionales”. A lo largo de este mandato, y como ha referido a lo largo de su intervención, la UPV/EHU ha alcanzado avances notables en diversos campos.

En el ámbito de la docencia, la universidad pública vasca ha multiplicado los másteres con calificación Erasmus Mundus, las dobles titulaciones y los grados en formación dual. Ha incorporado nuevos títulos a su oferta y adscrito dos nuevos centros. En el apartado de la investigación y la transferencia se han producido aumentos importantes en la captación de fondos, así como un notable incremento de los artículos científicas en publicaciones internacionales de prestigio.

Junto a la atención a las políticas sociales y el desarrollo del euskera tanto en la docencia y la investigación, la rectora ha resaltado, en particular, los grandes avances en el ámbito de la internacionalización: “la universidad del siglo XXI se debe articular en una combinación de identidad y mestizaje, de ramas y de raíces: apertura al mundo y anclaje a una cultura. Creo que la UPV/EHU, como proyecto académico, es fiel a esa visión abierta y fecunda que está impresa en nuestro logotipo”. En ese sentido, junto a la impartición prácticamente completa en euskera del grado de Medicina, la rectora ha señalado que más de 800 asignaturas ya se imparten en idiomas no oficiales, 633 de ellas en inglés. Así mismo, la UPV/EHU participa en el consorcio de universidades ENLIGHT del que forman parte otras ocho universidades europeas, seis de ellas entre las 400 mejores del mundo y 3 entre las 66 mejores, según el ranking de Shanghái. La internacionalización se ha visto potenciada por un aumento de la movilidad en todos los sectores universitarios (aunque los efectos de la pandemia han disminuido, a día de hoy, esa tendencia creciente), así como por la subida en un nuevo tramo de la universidad vasca, dentro del ranking de Shanghái, pasando de estar entre las 500 a estar ya entre las 400 mejores del mundo. Un elemento a destacar es que la UPV/EHU ha contratado también, en el presente periodo, al primer premio Nobel de su historia, el físico francés Albert Fert.

Junto a la internacionalización, la rectora ha destacado el avance en infraestructuras, particularmente la definición efectiva del proyecto del nuevo edificio de la Facultad de Medicina y Enfermería, en el entorno de Basurto: “hemos puesto en marcha la que era una sentida aspiración del sector sanitario y de toda la sociedad vasca –ha declarado- El nuevo edificio de la Facultad de Medicina y Enfermería supone una inversión de 59 millones de euros. La previsión es que en el curso 2024-2025 se halle operativo. Hablamos de una iniciativa prioritaria e imprescindible. Sabemos que el nuevo edificio no soluciona todos los problemas de infraestructuras en el área de las Ciencias de la Salud, pero se trata de un paso de gigante, a la vista de las necesidades existentes”, y ha agradecido, al mismo tiempo, el compromiso del Gobierno Vasco con este proyecto.

La rectora ha dedicado después parte de su intervención a la pandemia del coronavirus y su repercusión en la universidad pública vasca. Junto a la exposición sumaria de las medidas de protección adoptadas y de las establecidas, ya desde el curso pasado, para la normal impartición de la docencia, ha destacado el gran trabajo desarrollado: “el periodo de confinamiento ha supuesto un sobreesfuerzo intenso y generoso por parte de toda la comunidad universitaria: alumnado, personal docente e investigador, y personal de administración y servicios. (…) Todo podría haberse hecho mejor, también el equipo rectoral podría haberlo hecho mejor, pero la voluntad y la energía de la comunidad universitaria han sido notables y quiero reconocerlo y agradecerlo públicamente. Hemos desarrollado la potencialidad de nuestros recursos telemáticos y, a su vez, aprendiendo a valorar, ahora que faltaba, la educación presencial. En este punto quiero agradecer al Gobierno Vasco el inestimable apoyo que nos ha brindado para adaptar nuestra docencia a esta difícil situación. Y reconocer la valiosa labor de apoyo y acompañamiento que se ha realizado desde el Ministerio”.

En la última parte de su intervención, la rectora ha esbozado algunas de las líneas de trabajo que, en su opinión, deben dirigir el rumbo de la Universidad durante los próximos años, mencionando entre ellas la formación; la transformación digital; el fortalecimiento de la investigación y de la transferencia de conocimiento; la internacionalización; el compromiso social; la multidisciplinariedad; y el sentimiento de pertenencia a la institución.

El acto ha contado con la presencia, entre otras autoridades, del lehendakari, Iñigo Urkullu; la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria; el delegado del Gobierno, Denis Itxaso; el consejero de Educación, Jokin Bildarratz, junto a otros miembros del Gobierno Vasco; el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria; la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui; el alcalde de Bilbao, Juan Maria Aburto; la fiscal superior del País Vasco, Carmen Adán; y Ramón Gonzalo, Bixente Atxa y Raúl Antón, rectores de la UPNA y Mondragon Unibertsitatea y director de Tecnum, respectivamente. Han asistido, además, el lehendakari Juan José Ibarretxe y los exrectores Manuel Montero e Iñaki Goirizelaia, así como una nutrida representación de la vida académica, de la sociedad y de los partidos del arco parlamentario vasco.

La lección Inaugural “La UPV/EHU ante el COVID-19: lecciones aprendidas y retos de cara al futuro' ha corrido a cargo de cinco profesores de la UPV/EHU de diferentes disciplinas. Así, Inmaculada Arostegui, doctora en Ciencias Matemáticas, ha subrayado el reto que supone la recogida y la gestión de numerosos datos para las y los matemáticos que trabajan para predecir el número de hospitalizaciones y la mortalidad por COVID-19 en Euskadi. Gorka Orive, doctor en Farmacia, en un discurso que ha impartido en inglés, ha presentado un horizonte esperanzador en la obtención de una o varias vacunas eficaces. Juan José Unzilla, doctor en Tecnologías de la Información y Comunicaciones, ha recalcado la necesidad del uso de aplicaciones en teléfonos móviles para el rastreo, pero no de cualquier manera. Ha señalado, como requisito ”esencial e ineludible”, que se utilice un modelo de privacidad y seguridad, y que se desarrollen los protocolos y aplicaciones siguiendo el modelo de código abierto. Mari Luz Esteban, doctora en Antropología Social, ha hablado de la importancia del aspecto humano, tanto individual como colectivo en el contexto que nos ha dejado la pandemia. La antropóloga, asimismo, ha aplaudido, el trabajo realizado por la gente que se ha comprometido y ha participado en redes populares, en redes de solidaridad para ayudar en la lucha contra la COVID-19. Y, por último, Sara de la Rica, doctora de Economía, ha terminado esta serie de reflexiones lamentando la pérdida de millones de empleos y ha emplazado a que no se postergue la apuesta por una transformación hacia una economía verde del siglo XXI.

El acto ha acogido, además, un homenaje al personal sanitario en la que han intervenido Julia Barroso y Joaquín Durán, profesionales sanitarios y docentes de la Facultad de Medicina y Enfermería de la UPV/EHU.

Datos sobre el curso 2020-2021

En este curso 2020-2021 la UPV/EHU oferta 103 grados, entre los que figuran como novedades un nuevo doble grado íntegramente en inglés Business + Economics y otros tres nuevos dobles grados. En total, 34.000 estudiantes cursarán estudios de grado en la UPV/EHU y, de ellos, 1.462 cursarán al menos un cuatrimestre en universidades de todo el mundo. Para ello, la UPV/EHU cuenta con más de 1.500 convenios de movilidad con universidades de 51 países de los cinco continentes.

En lo que a posgrado se refiere, la UPV/EHU ofrece este nuevo curso un total de 102 másteres universitarios, de los cuales 11 dan acceso a una profesión regulada, ocho (dos más que el año anterior) son másteres conjuntos Erasmus Mundus, es decir, tienen el sello de excelencia que la Comisión Europea otorga a los programas seleccionados en una convocatoria muy competitiva, tres se ofertan en formación dual y cinco se imparten exclusivamente en universidades americanas, a través de la Red Latinoamericana de Posgrados. En el conjunto de másteres oficiales, se oferta un total de 3.495 plazas y la matrícula se encuentra abierta hasta el 30 de septiembre.

Además, la UPV/EHU ofrece este curso 62 másteres y posgrados propios, de los cuales 11 se imparten por primera vez y 23 se ofertan como estructuras modulares, con el objetivo de adaptarse mejor tanto a las necesidades formativas del entorno como a la disponibilidad del alumnado. Así, la estructura modular permite ir sumando programas formativos de menos créditos hasta alcanzar los requeridos para lograr la titulación de rango superior. También para estos cursos la matrícula está abierta.

En cuanto a la docencia en este nuevo curso 2020-2021, a causa de la situación sanitaria, la UPV/EHU ha optado por un modelo de formación presencial adaptada, que consiste en combinar una actividad mayoritariamente presencial con clases telemáticas y con actividades formativas no presenciales para el aprendizaje autónomo del alumnado. Con el fin de mantener la distancia de seguridad en las clases presenciales, se han establecido turnos en la docencia y reorganizado espacios, y también la Universidad se ha dotado de 300 equipos fijos y 100 equipos móviles para impartir docencia de forma telemática.

De hecho, una de las prioridades de este curso es cuidar la salud de las personas que forman la comunidad universitaria. En este sentido, la universidad ha aprobado el documento “Medidas para el funcionamiento de los centros de la UPV/EHU para el curso académico 2020-2021” y sendos decálogos dirigidos al alumnado, al Personal Docente e Investigador (PDI) y al Personal de Administración y Servicios (PAS). Esos documentos establecen unas pautas necesarias para evitar la generación de riesgos de propagación de la enfermedad COVID-19 en la institución.

En función de la evolución de la pandemia la universidad irá adaptando las medidas implementadas o bien se irán adoptando algunas nuevas.