Tesoros arqueológicos de Rioja Alavesa

Una guía editada por la UPV/EHU ofrece una visión actualizada y rigurosa de algunos de los puntos de mayor valor cultural de la región

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 28/04/2021

Estado actual del dolmen del Alto de la Huesera (Foto: J. Fernández Eraso; J.A. Mujika Alustiza)

El propósito del libro es ofrecer una visión conjunta del rico patrimonio histórico-arqueológico con que cuenta Rioja Alavesa y fomentar su visita, cuidado y respeto. En él se expone brevemente el resultado de más de ochenta años de excavaciones arqueológicas en la zona, donde aún se sigue trabajado de manera intensiva.

Rioja Alavesa constituye una de las comarcas del Territorio Histórico de Álava con un Patrimonio Arqueológico más rico y diverso. El libro publicado por el Servicio Editorial de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea recoge los principales hitos relativos a los yacimientos prehistóri­cos de Rioja Alavesa, que jalonan la ocupación humana del territorio entre el probable establecimiento epipaleolítico en el abrigo de Balanciego II y la llegada de los grupos romanizados. “La razón de escribir esta Guía de la Prehistoria en Rioja Alavesa es dar a conocer ese rico acervo histórico y facilitar, en la medida de lo posible, su comprensión al tiempo que fomentar su visita. Abrigos, poblados, dólmenes y asentamientos al aire libre forman parte del legado histórico más antiguo que atesora Rioja Alavesa. Su conoci­miento debe de ser el primer paso que propicie su respeto y custodia, para que generaciones futuras puedan disfrutar de ese legado que nos dejaron nuestros antecesores”, expresan los autores.

Si bien los primeros hallazgos se remon­tan hasta 1935, la Guerra Civil y los efectos derivados de la misma forzaron un aplazamiento de las investigaciones sistemáticas hasta finales de la dé­cada de los años 50. En la década de los años 80, se excavaron simultánea­mente yacimientos tan relevantes como Peña Larga, San Juan ante Portam Latinam y La Hoya. Las primeras décadas de nuestro siglo también están resultando muy prolíficas, con nuevas excavaciones en Los Husos y San Cristóbal, y el programa de investigación y puesta en valor de los dólmenes riojanos.

“Han sido varios los investigadores y equipos que han desarrollado su labor a lo largo de esos años. A la primera intervención de José Miguel de Barandiaran en el dolmen de la Chabola de la Hechicera, sucedieron los trabajos de Domingo Fernández Medrano, solo o con José Miguel de Barandiaran, entre 1943 y 1962; los de Juan Mª. Apellániz en Los Husos I entre 1965 y 1970 y en la Chabola de la Hechicera en 1974; los de Armando Llanos en La Hoya entre 1973 y 1989; los de José Ignacio Vegas en el dolmen de Los Llanos y el enterramiento de San Juan ante Portam Latinam entre 1985 y 1991; los de Javier Fernández Eraso en Peña Larga, Peña Parda, Los Husos I, Los Husos II y San Cristóbal, entre 1985 y 2015 y, junto con José Antonio Mujika Alustiza, en los dólmenes de El Montecillo, La Chabola de la Hechicera y El Alto de la Huesera entre 2010 y 2014; los de José Manuel Martínez Torrecilla y la empresa de arqueología Qark en el Alto de Castejón entre 2009 y 2015 y los de Maite García Rojas, Cristina Camarero y Erik Arévalo en Balanciego I y II y Los Castillos en 2012 y entre 2016 y 2020”, explican en la guía.

Todos esos trabajos, plasmados en monografías arqueológicas y en estudios especializados (antropología, genética, isótopos, fauna, flora, en el estudio de los restos culturales o en el establecimiento de un marco cronológico con más de 150 dataciones obtenidas mediante carbono 14), hacen que el conocimiento de la Prehistoria en Rioja Alavesa sea uno de los más profusos del Estado.

Ahora, este libro sintetiza los resultados de todas esas investigaciones, desde la historia de los trabajos en cada uno de los yacimientos, hasta las dataciones radiocarbónicas y análisis de toda índole realizados en el marco de sus estu­dios interdisciplinares. Esa información, relativa tanto a los yacimientos em­blemáticos, como a los más modestos, se presenta de modo sintético y muy divulgativo. El texto se acompaña de numerosas ilustraciones, que aligeran más si cabe la lectura de la guía.

Así, la publicación atiende un requisito imprescindible en la actividad académica actual, sintetizando y divulgando a diferentes niveles el contenido de las investigaciones en el ámbito de la Pre­historia. Rioja Alavesa constituye una de las comarcas vascas con mayor acti­vidad socioeconómica en relación con el turismo. Esta guía ofrece una visión actualizada y rigurosa de algunos de los puntos de mayor valor cultural y tu­rístico en la región, y será muy útil a los centros de interpretación y puntos de información para facilitar su socialización y visita por parte de los turistas.

Información adicional

La Prehistoria en Rioja Alavesa. Guía para su conocimiento y visita’ es obra de Javier Fernández Eraso, José Antonio Mujika Alustiza, María José Iriarte, Orbange Ormaetxea, Maite García Rojas, Cristina Camarero y Erik Arévalo Muñoz. Los siete se encuadran en el Grupo Consoli­dado de Investigación en Prehistoria (IT-1223-19, en su acrónimo ac­tual) del Sistema Universitario Vasco. Desde su versión inicial, en 2002, ese grupo ha renovado la más alta cualificación, bajo la dirección de Ig­nacio Barandiarán (hasta 2012) y de Javier Fernández Eraso (hasta 2019). Su contenido se debe, fundamentalmente, a los dos primeros firmantes del texto, directores de buena parte de las investigaciones de campo que se sintetizan en el mismo. El actual investigador principal del grupo es Álvaro Arrizabalaga.