null

Transferencia de conocimiento, misión social de la Universidad

La UPV/EHU trabaja con el alumnado dinámicas multidisciplinares de aprendizaje y comunicación dentro del ámbito sanitario-científico

  • Reportajes

Fecha de primera publicación: 14/01/2021

Profesorado de la Facultad de Medicina y Enfermería y de la Facultad de Farmacia de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ha diseñado un conjunto de actividades para favorecer la relación, comunicación y trabajo en equipo de futuros profesionales con perfil académico diferente y complementario. El objetivo, saber lo que puede aportar cada uno a la hora de abordar problemas complejos de la “vida real” y trasladar su conocimiento a la sociedad.

A pesar de vivir en una época en la cual la información está disponible con un solo click, encontrar información fiable y veraz sigue siendo un reto. El desconocimiento y la facilidad de difundir y divulgar información falsa en temas tan sensibles como los relacionados con la salud y sus posibles tratamientos, así como con el medioambiente, hace necesario que las instituciones, y entre ellas la Universidad, tomen medidas y actúen de manera eficaz para contrarrestar esas actividades engañosas. En definitiva, “la población debe tener acceso a información veraz y contrastada para mejorar su conocimiento, y la Universidad, como ente del conocimiento, debe facilitar el acceso a esa información y acercarla a la sociedad”, recalcan los gestores del proyecto llevado a cabo en la UPV/EHU.

Sin embargo, cómo divulgar esos conocimientos, ya sean básicos o novedosos, sigue siendo una asignatura pendiente. Una de las alternativas para la mejora en la transmisión del conocimiento es formar al alumnado, y educarlo en la necesidad de divulgar los conocimientos adquiridos de una forma fiable y adaptada a la audiencia para que pueda entenderlos. De ahí la puesta en marcha del proyecto ‘Dinámicas multidisciplinares de aprendizaje y comunicación dentro del ámbito sanitario-científico para la transferencia de conocimiento como misión social de la universidad’.

En el mismo, han participado 18 miembros del profesorado y personal investigador de la Facultad de Medicina y Enfermería y de la Facultad de Farmacia de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea, equipo docente acreditado IKAsasun. Para llevarlo a cabo se ha involucrado a alumnado de los grados en Fisioterapia, Odontología, Enfermería, Farmacia, Nutrición Humana y Dietética, Ciencias Ambientales y Ciencia y Tecnología de los Alimentos. “El profesorado y personal investigador de diferentes ámbitos de la salud biomédica y científica nos planteamos hace ya unos años comenzar a poner en marcha actividades conjuntas entre las diferentes titulaciones para promover su interrelación, la coordinación entre las titulaciones en sí misma ha sido siempre un reto para nosotros. En esta ocasión, además, hemos querido trabajar en la divulgación de los conocimientos adquiridos por parte del alumnado de forma adecuada, fiable y veraz a la sociedad, intentando desarrollar algunos de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) dentro de la Agenda 2030 de Naciones Unidas”, explica el profesorado de la UPV/EHU.

Situaciones reales de la vida profesional

Así, en el marco de un Proyecto de Innovación Educativa financiado por el Servicio de Asesoramiento Educativo (SAE-HELAZ), se desarrollaron, por un lado, escenarios de aprendizaje complejos que resultaran de interés común para todo el alumnado, que fueran reconocidos como cercanos a su vida profesional. Esos escenarios han sido abordados durante el último curso de manera multidisciplinar entre diferentes grados pertenecientes a la rama de las Ciencias de la Salud (Medicina, Fisioterapia, Odontología, Enfermería, Farmacia y Nutrición Humana y Dietética) y el grado en Ciencias Ambientales. De esa manera, utilizando metodologías activas e innovadoras, se han desarrollado algunas de las competencias comunes a todas las titulaciones recogidas en el Catálogo de Competencias Transversales de la UPV/EHU (2019), como son el Compromiso social, la Ética y responsabilidad profesional, la Gestión de la información, el Pensamiento crítico o el Trabajo en equipo, a través de un aprendizaje activo, cooperativo y basado en experiencias enriquecedoras, contribuyendo a su formación integral. Además, se ha tenido muy presente la estrategia IKD i3 (i ber hiru: ikaskuntza x ikerketa x iraunkortasuna) de la Universidad del País Vasco, intentando combinar el aprendizaje con la investigación y la sostenibilidad.

Se ha aplicado la estrategia IKD i3, intentando combinar el aprendizaje con la investigación y la sostenibilidad

Por otro lado, el segundo objetivo del proyecto, aunque no menos importante, ha sido que esos escenarios complejos fueran divulgados por diferentes medios (mediante la elaboración de blogs, videos informativos o el desarrollo de charlas) a la sociedad, adaptando la forma de comunicar la información, de manera que resultara un mensaje claro y sencillo de entender, alejado de los tecnicismos que habitualmente se utilizan en el ámbito académico.

Como detallan los responsables del proyecto, “el alumnado ha tenido una relación más cercana con otros profesionales, con los que ha trabajado de manera intensa y coordinada, y, además, ha comenzado a tener relación con distintos estratos de la sociedad con los que deberá tratar una vez finalizados sus estudios, viendo así la importancia de su profesión”.

Modificar hábitos

Las actividades han estado relacionadas con el reciclado adecuado de los medicamentos, así como con el uso racional de los mismos, teniendo presente el objetivo de trabajar, principalmente, en el marco de los ODS siguientes: Educación de Calidad, Diversidad Lingüística, Salud y Bienestar, Ciudades y Comunidades Sostenibles. “Se ha buscado educar a las personas para cambiar, si es necesario, sus hábitos y costumbres para hacerlos más sostenibles y saludables. Eso ha sido enriquecedor, a la vez que un reto, para el alumnado”, recalcan.

Con esas actividades, el alumnado ha mejorado en su capacidad de síntesis de temas complejos y ha aprendido a adaptar la forma de comunicar sus conocimientos en función del contexto o la audiencia a la que han ido dirigidos. Además, el hecho de trabajar en equipos multidisciplinares les ha hecho reconocer la importancia de la labor de cada miembro del equipo, reconociendo, por tanto, la valía de otros profesionales en los que necesitarán apoyarse en su futuro profesional. “Creemos que han aprendido a valorar su propia formación, dándose cuenta de todo lo que pueden aportar a otros compañeros y a la sociedad. Han ganado conciencia de la necesidad de adquirir un compromiso que, como profesionales de la salud o el medioambiente, tienen con la sociedad donde ejercerán su actividad profesional, difundiendo el conocimiento y recogiendo las dudas o preguntas que les han hecho llegar durante el desarrollo del proyecto”.

Los resultados de la experiencia no han podido ser más alentadores, tanto el alumnado como las personas externas que han participado en la misma la han valorado muy positivamente y han trasladado su agradecimiento, ya que creen que ese tipo de actividades son necesarias y enriquecedoras, porque muchas veces las fuentes de información en las que se apoya la población no son de una alta fiabilidad y pueden llevar a problemas de salud importantes.

Sin duda, el objetivo inicial se ha logrado, un acercamiento real entre la Universidad y la sociedad.