null

Una investigación coordinada por la UPV/EHU busca verificar la procedencia de alimentos con denominación de origen

La Eurorregión Nueva Aquitania-Euskadi-Navarra dota con 43.500 € el proyecto transfronterizo Isotopo

  • Investigación

Fecha de primera publicación: 05/10/2020

De izquierda a derecha, Álvaro Valle, Gorka Arana, Alberto de Diego y Olaia Liñero. La imagen se tomó el pasado mes de febrero. Foto: Mitxi UPV/EHU

El grupo de investigación IBeA, del Departamento de Química Analítica de la UPV/EHU, lidera un nuevo proyecto que busca proteger la autenticidad y reforzar la imagen de calidad de los productos agroalimentarios de la Eurorregión Nueva Aquitania – Euskadi – Navarra. Para ello desarrollarán nuevas herramientas que permitan evitar el fraude.

En la Eurorregión existen actualmente más de 160 productos agroalimentarios reconocidos con alguna Mención de Calidad Diferenciada, como pueden ser las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) o las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP), entre otras. Estos productos están regulados por la normativa de la Unión Europea, la cual garantiza el cumplimiento de unos requisitos de calidad adicionales a los exigidos para el resto de productos convencionales. Estos productos con calidad diferenciada ‘típicos de la zona’ tienen un impacto considerable en la actividad económica y el empleo.

Sin embargo, “hoy por hoy, los consejos reguladores de alimentos distinguidos con alguna calidad diferenciada no suelen emplear herramientas científicas que permitan asegurar que el producto en cuestión ha sido producido en la zona indicada”, explica Alberto de Diego, investigador del grupo IBeA del Departamento de Química Analítica de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU e investigador principal del proyecto Isotopo.

El proyecto Isotopo, que coordina la UPV/EHU y en el que participan el Instituto IPREM de la Université de Pau et des Pays de l’Adour (UPPA), el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), la fundación HAZI y la sociedad pública navarra INTIA, busca desarrollar, en su parte científica, herramientas analíticas y estadísticas que permitan garantizar la autenticidad de los productos con Mención de Calidad. El objetivo global del proyecto va más allá, pues persigue crear y fortalecer una red en la que se integren diversos actores de la cadena alimenticia relacionada con la producción, manufacturado, certificación y distribución de productos distinguidos con DOP, IGP u otras menciones de calidad, desde productores y transformadores, hasta consejos reguladores, centros tecnológicos y de investigación. Isotopo ha sido subvencionado por la eurorregion con 43.516,5 euros.

El producto con el que arrancará el proyecto científico es la denominación de origen pimiento del piquillo de Lodosa (Navarra). A ella están acogidas 13 empresas que procesan pimientos cultivados en Lodosa y siete municipios adyacentes “La gran necesidad de mano de obra derivada del cultivo y procesamiento del pimiento hace que su producción en zonas con costes más bajos resulte muy atractiva, por lo que existen sospechas de entrada de producto fraudulento de distintas zonas del mundo”, señala De Diego.

“El análisis elemental e isotópico de pimientos producidos en los municipios autorizados por la denominación de origen, junto con el de otros pimientos de la misma variedad, pero cultivados en otras partes del mundo como, por ejemplo, China o Perú, permitirá – así lo esperamos -, tras un análisis estadístico, la definición de un modelo capaz de discriminar entre alimentos en función de su procedencia”, explica De Diego. “Entonces, frente a una muestra desconocida repetimos el análisis y el modelo nos confirma si el producto es realmente lo que dice ser.”

En el caso de que la técnica sea robusta, el equipo planteará su inclusión como herramienta en el proceso de certificación de los productos con Mención de Calidad, lo que permitirá “reforzar su carácter local y de calidad”, matiza.