euskaraespañol

La Facultad de Medicina y Enfermería celebra el X aniversario de su grado de Fisioterapia

El acto congregó una nutrida representación universitaria, institucional y social

  • Crónica

Fecha de primera publicación: 27/10/2021

Sala Mitxelena (Bizkaia Aretoa) repleta de personas esperando a que comience el acto
La sala Mitxelena llenó el aforo permitido para celebrar un aniversario que nadie quiso perderse. FOTOS: Mitxi. UPV/EHU

Bizkaia Aretoa acogió el pasado lunes, 25 de octubre, la celebración del décimo aniversario del grado de Fisioterapia. Un emotivo acto que congregó a una numerosa representación de la comunidad universitaria y a la que no quiso faltar tampoco una variada delegación compuesta por miembros no solo del entorno sanitario, sino también por autoridades y representantes de muy diversas organizaciones: asociativas, empresariales,…

El acto, celebrado la sala Mitxelena, comenzó con la actuación de Verdini Dantza Taldea, la compañía de danza moderna que cuenta en sus filas con bailarines con síndrome de Down y otras discapacidades. En esta ocasión, el grupo estaba compuesto por dos bailarines y una bailarina.

Tiempo para el recuerdo

Tras su interpretación, dieron paso a una tertulia en la que charlaron sobre la creación del nuevo grado sanitario y lo que ha supuesto hasta nuestros días. Bajo la batuta de la profesora de Fisioterapia, Ana Rodríguez Larrad, la rectora, Eva Ferreira, el decano de la Facultad de Medicina y Enfermería, Joseba Pineda, y Jesús Seco, profesor de Fisioterapia de la Universidad de León, cuya colaboración fue imprescindible en el nacimiento del nuevo grado, recordaron su nacimiento y la versatilidad de esta disciplina, no solo en el campo práctico, sino también en el de la investigación.

El decano, Joseba Pineda, subrayó las dificultades a las que tuvo que enfrentarse la Facultad de Medicina y Enfermería a la hora de configurar esta nueva titulación: “se trató de una oferta diferente a la que se había trabajado hasta entonces. Al crear los otros grados contábamos con la experiencia y la programación de licenciaturas o diplomaturas anteriores, pero con Fisioterapia tuvimos que empezar de cero”, recordaba.

Pineda destacó también el perfil mayoritario de las nuevas promociones, en las que predominan mujeres, y euskaldunes. “Hoy día se desarrollan prácticas en más de cuarenta centros y el nivel de empleabilidad supera al año el 90%, con un empleo encajado del 100%”, subrayó.

Por su parte, Jesús Seco recordó los primeros pasos del proyecto: “había que ofrecer una titulación de calidad y con proyección social. Fue una explosión de trabajo: en diez años, el grado de Fisioterapia de la UPV/EHU ha progresado lo que otros no han conseguido en muchas décadas”.

La rectora clausuró el acto agradeciendo el esfuerzo de tantas personas que habían hecho posible la feliz realidad de esta nueva oferta académica: “el grado de Fisioterapia en nuestra universidad cuenta hoy con unas infraestructuras de primer nivel y un personal docente e investigador excelente. Esa es la mejor demostración de lo que debería ser siempre la implantación de un nuevo grado: una decisión de política universitaria firmemente respaldada por las instituciones y dotada de los medios necesarios”.

La celebración estuvo amenizada también por tres proyecciones que recorrieron el alma del grado de Fisioterapia desde sus diferentes aspectos. Así, uno de los vídeos recuperaba a parte de su antiguo alumnado que no quiso perder la ocasión de enviar un cálido homenaje desde su centro de trabajo a la que fue su casa durante su formación.

El alumnado actual también fue actor principal del evento; no solo por lo nutrida que fue su presencia en el “Mitxelena”, sino también porque fueron protagonistas de otro de los vídeos de la tarde. En él, se pudo ver cómo desarrollan sus prácticas en los centros concertados con la facultad.

El tercer vídeo estaba destinado a subrayar la labor investigadora que se está desarrollando en este joven grado, donde, en este periodo tan pequeño, se están llevando a cabo once proyectos, se han leído dieciséis tesis y otras diecisiete están ya en camino.

Diez años con mucho recorrido

Como recuerda el profesor Jon Irazusta, uno de los promotores del nuevo grado, “hacía tiempo que Fisioterapia era una titulación muy demandada en la Comunidad Autónoma Vasca y el alumnado tenía que ir a otras universidades para estudiarla. La UPV/EHU ya había manifestado tiempo atrás su intención de ofrecer esta titulación, y lo hizo coincidiendo con el nuevo sistema de grados. En ese momento -explica- el Gobierno Vasco apostó decididamente por la implantación de Fisioterapia, lo que facilitó la decisión de la universidad”.

Un grado que comenzó en 2011 con sesenta estudiantes y seis docentes y que cuenta en la en la actualidad con 215 los estudiantes. Desde entonces, han pasado por sus aulas 379 personas (242 chicas y 137 hombres).