El Arcángel San Miguel en el gótico

La investigación, editada con el sello de calidad EHUpress y firmada por el historiador Jesús Muñiz Petralanda, data por primera vez las tallas de Bizkaia

  • Investigación

Fecha de primera publicación: 19/05/2017

El historiador Jesús Muñiz Petralanda ha estudiado las 21 tallas del Arcángel San Miguel conservadas en Bizkaia y, por primera vez, ha ubicado cada imagen en su momento artístico: primer gótico, gótico renovado o tardogótico. Las conclusiones están publicadas en el libro ‘Imágenes del Arcángel San Miguel en Bizkaia. Una propuesta de análisis de la imaginería gótica', editado por la UPV/EHU con el sello de calidad EHUpress.

Para analizar las imágenes del arcángel guerrero, Jesús Muñiz ha prestado especial atención a los aspectos formales de las tallas y propone un método de análisis que supere el tradicional enfoque iconográfico. Además, el autor quiere "reivindicar la importancia del estudio del arte mueble en el País Vasco para mejorar el conocimiento de la sociedad y cultura de nuestro pasado".

La imaginería medieval apenas se investiga en la Historia del Arte, y se suele centrar en las tallas de la Virgen con el Niño y de los Cristos Crucificados. Esta investigación, sin embargo, ha analizado las imágenes del Arcángel San Miguel, una de las iconografías más habituales dentro de la escultura gótica en Bizkaia por su cantidad- 21 tallas-, variedad, y porque han sido menos modificadas desde su creación entre finales del siglo XIII y el primer tercio del siglo XVI. "Esta diversidad cronológica nos permite apreciar la evolución de la escultura gótica —señala Jesús Muñiz—, y, además, ofrece una notable variedad formal ya que las fuentes de inspiración son muy diversas. Algunas son de procedencia inglesa, otras tienen influencia flamenca o castellana".

La primera consecuencia de la investigación es el recuento de imágenes: un total de 21 tallas en Bizkaia, el doble que en Gipuzkoa y el triple que en Álava. En el territorio vizcaíno aparecen distribuidas de manera muy irregular. Así, la mayoría de las piezas (quince) se concentran en las comarcas de Busturialdea, Lea-Artibai y Duranguesado, mientras que las seis restantes están localizadas en Gordexola, Zalla, Deusto (Bilbao), Galdakao, Artea y Dima.

La presencia del Arcángel San Miguel en Bizkaia está relacionada con su devoción muy extendida desde la Edad Media, probablemente por combatir el mal. De los tres arcángeles reconocidos por la Iglesia Católica (los otros dos son Gabriel y Rafael) está considerado como el jefe de los ejércitos celestiales.  Esta condición de santo guerrero pudo proporcionarle el fervor de la nobleza vizcaína muy implicada en las luchas de bandos. Además, la prosperidad económica de los siglos XV y XVI generó una gran demanda de obras artísticas, de ahí la diferencia con otros territorios colindantes.

El análisis formal

En la investigación, Jesús Muñiz ha ratificado la presencia en Bizkaia de los tres prototipos clásicos: San Miguel luchando con el dragón, San Miguel pesando las acciones morales y un tercero, mixto, que combina ambas; además ha categorizado un cuarto grupo denominado "disonante". A este grupo pertenecerían las obras de Zumetxaga, Almike (Bermeo) y Mallabia que no pueden ser incluidas con precisión en ninguna de las variantes clásicas. El autor deduce que "estas obras obedecen al deseo de reproducir un modelo desaparecido de la iglesia donde se encontraban localizadas o que son claramente de creación popular".

Para ubicar cada una de las tallas en un periodo gótico concreto, el investigador no sólo recurrió al tradicional enfoque iconográfico, sino que también, abordó el análisis formal de cada obra. De esta manera, analizó las actitudes, la composición, la indumentaria, las caracterizaciones de otros personajes como el demonio, los rasgos característicos y la policromía. Es decir, ha recurrido a algunos aspectos olvidados al investigar la escultura mueble y propone un nuevo método de análisis. A través de estas herramientas se pueden establecer con mayor precisión las fechas, estilos y procedencias de las imágenes.

Dos tercios de las tallas del Arcángel San Miguel han sido restauradas en las últimas décadas, lo que ha frenado su deterioro y ha proporcionado información para el desarrollo de la investigación. En este sentido, el autor Jesús Muñiz destaca en su libro la importancia de la policromía, la disciplina olvidada en obras antiguas. "Es necesario asegurarse de que los trabajos de restauración se lleven a cabo por personas cualificadas para evitar repintes que alteren las imágenes. Por ejemplo mientras realizaba la investigación la talla de Arretxinaga en Markina se repintó con buena voluntad pero escaso acierto. Por eso la labor de los restauradores es imprescindible", advierte el historiador.

Jesús Muñiz Petralanda (Galdakao, 1965). Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca, su trayectoria investigadora está centrada en el arte religioso en Bizkaia y su línea de investigación principal en el arte mueble de la Baja Edad Media con especial atención a la imaginería y retablística tardogótica. Es autor de Reflejos de Flandes. La escultura mueble tardogótica en Bizkaia (Bilbao, 2011), el único estudio monográfico del País Vasco que incluye un inventario de más de doscientas obras conservadas en Bizkaia y un catálogo razonado de las 43 piezas más significativas. En breve publicará Elorrio El arte en la cruz, sobre los cruceros monumentales de esta villa.