null

XXXVI. UDA IKASTAROEN IREKIERA EMANALDIAN ERREKTOREAREN HITZALDIA

Lehendakari jauna; Donostiako alkate jauna; Gipuzkoako diputatu nagusi jauna; Eusko Jaurlaritzako Hezkuntza sailburu andrea; BBVA Fundazioko zuzendari jauna; UPV/EHUko Uda Ikastaroen zuzendari andrea; Antonio Caño jauna; jaun-andreok.

 

Ezer baino lehen, gure uda ikastaroei babesa ematen dieten erakunde publikoei Euskal Herriko Unibertsitatearen esker ona adierazi nahi diet: Donostiako Udala, Gipuzkoako Foru Aldundia eta Eusko Jaurlaritzari. Eskerrik asko, beraz, alkate jauna, diputatu nagusi jauna eta lehendakari jauna emandako laguntzagatik.

 

Quiero agradecer y reconocer, del mismo modo, el apoyo de las entidades privadas que respaldan financieramente, pero también con un decidido apoyo personal e institucional, nuestros Cursos de Verano, en especial a la Fundación BBVA, aliado estratégico en esta larga aventura.

 

Su compromiso es sólido, permanente, y nos sirve de estímulo para seguir colaborando con la misma sintonía con que lo hemos hecho hasta ahora. Hace muchos años que la Fundación BBVA es una pieza fundamental de este engranaje. Por ello es de justicia resaltar y agradecer, de forma pública, esa clara apuesta. Y también mi reconocimiento y mi gratitud a todas las asociaciones, corporaciones y empresas que también colaboran en la organización de distintos cursos, seminarios y congresos.

     

Agradezco a Antonio Caño, su presencia entre nosotros. Antonio Caño ha sido propuesto por la Fundación BBVA para pronunciar la lección inaugural y su aportación en este acto supone un valor añadido que reconocemos y agradecemos desde la universidad.

 

Hirurogeita sei urte izan dira Euskal Herriko Unibertsitatea uda ikastaroekin hasi zenetik, eta hirurogeita sei urte hauetan Euskal Herriko Unibertsitateak pixkanaka pixkanaka ikastaro, jardunaldi eta kongresuen bidez bere eskaintza handitu du.

 

Aurten, 137 ikastaro, tailer, eskola eta jardunaldi; 20 biltzar; 5 jarduera ireki; eta 20 online ikastaro ditugu. Eta esan daiteke, hainbeste urte pasatu eta gero, Euskal Herriko Unibertsitatearen Uda Ikastaroak gure herrian kultur eta gizarte gako garrantzitsuenetariko bat bihurtu direla. Gure irakaskuntzaren munduan, eta Euskal Herriko Unibertsitatean, bereziki, gure lanak eta helburuak ezin daitezke ulertu uda ikastaro hauek aipatu gabe. Uste dut errealitate hori guztiz finkatua dagoela eta hemendik aurrera gure betebeharra uda ikastaroak beraien esparrua zabal dezatela izan behar dela.

 

Hay una vieja distinción latina que, como tantas otras, permanece en el subconsciente colectivo de la cultura occidental. Me refiero a esa distinción entre el ocio y el negocio, que en nuestra cabeza, pero también en nuestra experiencia cotidiana, se reproduce y se manifiesta. Parece que las cosas que se hacen por motivos de trabajo, y que además suelen ser remuneradas, nada tienen que ver con la diversión, el entretenimiento, el ocio; no digamos ya con el placer.

 

Desde esa manera de pensar, lo que nos divierte, lo que nos apasiona, nada tiene que ver con esa actividad pesada, costosa, que es el trabajo o la ocupación profesional.

 

Pero, ¿realmente un universitario o una universitaria, o cualquier persona con inquietud intelectual puede pensar de esa manera? Mi opinión es que no. La barrera entre el divertimento y el trabajo se deshace a poco que se tenga curiosidad, inclinación por el conocimiento y deseo de aprender y comprender la realidad.

     

No sé si somos realmente capaces de transmitir esa idea a las nuevas generaciones. ¿Lo hacemos? ¿Sabemos y queremos hacerlo? La juventud de ahora, como también hizo la nuestra, siempre ve un corte radical entre el estudio y la diversión. Es decir, un corte, digamos, entre el ocio y el negocio. No se lo podemos reprochar porque seguramente quienes estamos aquí obramos, en su momento, de la misma manera.

 

Pero podemos preguntarnos si esas diferencias conceptuales tienen sentido en la cultura universitaria. Y podríamos preguntarnos lo mismo a la vista de los cientos de profesores y profesoras, los miles de estudiantes que en los próximos meses van a acudir a este palacio Miramar o a otros emplazamientos de esta trigésimo sexta edición.

 

Porque nuestros cursos visualizan de forma clara cómo la pasión por aprender es también una ocasión para el ocio y el placer. Y me parece que esa es otra de las conclusiones más estimulantes que podemos extraer de esta experiencia anual: que afortunadamente, para muchas personas, la curiosidad y el aprendizaje no hacen un alto cuando el curso académico reglado se suspende. Porque seguimos siendo personas con afán de enseñar y de aprender. Porque la universidad, afortunadamente, no deja de ser universidad cuando llega el verano. Y porque esa forma distinta de enseñar y de aprender no excluye tampoco la conciencia crítica, la discusión, el debate, y la resistencia a las ideas preconcebidas sobre nuestro presente o sobre nuestro pasado.

 

Uda ikastaroetara joaten diren ikasleek eta irakasleek ez dute desberdintasunik hautematen aisialdi pertsonalaren eta lan intelektualaren artean. Zentzu horretan, ikastaroek argi erakusten dute ikasketa eta aisia, fenomeno bereiziak baino gehiago, helburu beraren parte direla, unibertsitatean behintzat.

 

Proiektu honetan bada, ordea, nire iritziz oso garrantzitsua den beste elementu bat: uda ikastaroen gaitasuna gaurkotasunari erantzuteko. Gizarte eztabaida bizi eta gorienak ikastaroetan ematen dira. Gauza bera gertatzen da aurrerapen zientifikoekin, liskar politikoekin edo kultura eta kirol ekitaldi handiekin.

 

Ildo horretatik, UPV/EHUko uda ikastaroak egiazko “gizarte termometro” bat izaten dira, gure herriaren eta mundu osoaren gaurkotasunari adi-adi erreparatzen diona. Urtearen gainerako zatian landutako hezkuntza arautuaren ezinbesteko osagarria da eta, orain, osatu egiten da pil-pilean diren gaien gaineko begirada akademiko batez.

 

“Termometro” izaera hori bereziki baliotsua iruditzen zait, unibertsitatea etengabe aldatzen ari den errealitatetik urrundu ez dadin eta gure garaiarekin eta gure gizartearekin duen konpromisoari eutsi diezaion.

 

 

Nire aldetik gehiagorik ez. Mila esker zuen arretagatik eta ekitaldi akademikoetan beti egiten dudan moduan, gure leloa gogoratuz bukatu nahi dut:

 

Eman Ta Zabal Zazue