ENERGÍA

¿A QUE ES CURIOSO?

¿Sabías que prácticamente el 50 % del consumo energético de los hogares está destinado a la calefacción?

Distribución consumo energético en hogares

¿Sabías que también puedes ahorrar energía cocinando?

Apunta estas recetas:

  • Antes de ponerte manos a la obra, organízate adecuadamente y extrae todos los ingredientes necesarios del frigorífico de una única vez. Cada vez que abrimos la puerta del frigorífico, la temperatura interior sube lo que obliga al circuito a trabajar de forma más intensa y a consumir más energía.
  • Si necesitas descongelar algún ingrediente, planifícate para sacarlo del congelador con suficiente antelación y descongelarlo en el frigorífico (en lugar de a la intemperie). Conseguirás ganancias gratuitas de frío.
  • Utiliza recipientes con diámetro mayor que el fuego sobre el que cocinas.
  • Pon las tapas de los recipientes para aprovechar al máximo al calor.
  • Cocina con ollas rápidas o a presión. Suponen ahorro de tiempo y energía (hasta el 30 %) y un método más saludable que disminuye la pérdida de nutrientes de los alimentos.
  • Apaga el fuego (excepto en inducción y gas) 5 minutos antes de finalizar la cocción para aprovechar el calor residual sin gasto energético adicional.
  • Aprovecha al máximo la capacidad del horno procurando cocinar el mayor número de alimentos de una sola vez.
  • Evita abrir de forma innecesaria la puerta del horno. Cada vez que abrimos, se disipa hasta un 20 % del calor conseguido.
  • Apaga el horno 5 minutos antes de terminar el proceso para aprovechar el calor residual.