null

Declaración conjunta de la mesa de consorcios, grupos de compra, REBIUN y CSIC para el mantenimiento de las colecciones de información científica ante el desafío presupuestario en la crisis COVID-19

Fecha de primera publicación: 01/07/2020

La Mesa de Consorcios y Grupos de Compra españoles, integrada por CBUG, CBUA, BUCLE, Madroño, CSUC, UNIRIS, G9, REBIUN y CSIC, quiere manifestar:

Su agradecimiento al apoyo que las editoriales científicas han ofrecido a las instituciones académicas y científicas de nuestro país, abriendo algunos de sus contenidos y colecciones durante el comienzo de la crisis sanitaria global.

También queremos manifestar nuestra gran preocupación ante el desafío económico, de consecuencias inconmensurables, que supondrá en nuestras instituciones la crisis de la COVID-19 y el reto de mantener a futuro los niveles de información científica que hoy ofrecemos a nuestras instituciones.

A partir de este momento, las instituciones que representamos encaran la difícil tarea de analizar y examinar qué recursos de información digital podrán permitirse, para mantener el máximo acceso a la información científica atendiendo a las severas exigencias presupuestarias a las que sin duda se tendrán que enfrentar.

Así pues, dada la situación de incertidumbre económica a la que nos enfrentamos, declaramos que:

  • Las propuestas para las renovaciones de 2021 y años siguientes deberán tener en cuenta un escenario de reducción presupuestaria en el sistema español de universidades y organismos de investigación.
  • Las renovaciones de los acuerdos actuales, tanto los consorciados como los que suscribe cada institución a nivel individual, deberán estar alineadas con esta situación, por lo que no podrán suponer en ningún caso aumento de precio.
  • Las condiciones económicas ofertadas deberán ser las mismas para todas las instituciones representadas.
  • En aras de mantener el espíritu de cooperación y obligada transparencia de esta Mesa, compartiremos las propuestas de los proveedores evitando aceptar condiciones desiguales o que no se apliquen en la misma medida al resto de miembros.

Apelamos con esta declaración a un esfuerzo por parte de los proveedores que permita la renovación de los acuerdos actuales en la mayor medida posible. En el caso de que las propuestas de renovación no se ajustasen suficientemente a las demandas expresadas, nos podríamos ver obligados a su cancelación por la imposibilidad de ser asumidas por nuestros presupuestos.

Esta declaración no es una estrategia de negociación, sino consecuencia de la crisis presupuestaria a la que nos vemos abocados, de forma que resulta la única alternativa posible si queremos mantener todos y cada uno de los recursos que integran nuestras bibliotecas digitales.