null

La invasión de las Fake News

Exposición. Biblioteca del Campus de Bizkaia. Leioa (octubre 2018 – enero 2019)

Fecha de primera publicación: 26/10/2018

Las fake news, literalmente, noticias falsas, existen desde hace varios siglos, pero últimamente se han puesto “de moda” gracias, entre otros, al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el cual considera que son fake news, todas aquellas noticias que no le son favorables.

En la actualidad, las noticias falsas, se propagan cada vez más rápido, convirtiéndose en virales a las pocas horas de su creación gracias al efecto multiplicador de las redes sociales y plataformas digitales que encontramos en Internet.

De hecho, un reciente estudio realizado por un equipo de investigadores del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) confirma que “las noticias falsas se extienden más rápido que las verdaderas”. Sarah Romero en un artículo publicado en la revista Muy Interesante explica de modo claro el método utilizado:

“Analizaron 126.000 historias difundidas en Twitter entre 2006 y 2017, con más de 4.5 millones de tuits de unos 3 millones de personas.  Utilizaron evaluaciones de seis organizaciones independientes de verificación de datos para clasificar la verdad o la falsedad de estas historias, estimando que existen unos 48 millones de bots (programas que replican de forma mecánica los tuit) en Twitter y 60 millones en Facebook. El estudio descubrió que los humanos, y no los bots, son los principales responsables de la difusión de información engañosa. Las fake news tienen un 70% más de probabilidades de ser replicadas”.

(https://www.muyinteresante.es/tecnologia/articulo/la-ciencia-confirma-que-las-fake-news-se-extienden-mas-rapido-que-la-verdad-581520594406)

Pero, ¿cuál es el objetivo de las fake news? La respuesta es sencilla, es crear desinformación deliberada o el engaño. Se emiten con la intención de inducir a error, manipular decisiones personales, desprestigiar o enaltecer a personas o instituciones, con el consiguiente beneficio político o económico. Por desgracia, las noticias falsas enganchan más, generan más interacción y son más compartidas que las noticias reales.

Y es justo el objetivo contrario —Informar, y dar a conocer la problemática que estas noticias falsas causan— el que se pretende alcanzar con esta pequeña exposición.