Origen histórico del Servicio de Inspección

La Inspección de Profesorado es una figura íntimamente ligada al buen funcionamiento de la Universidad. Su origen histórico, si bien poco conocido por la comunidad universitaria, se remonta al siglo XVI, en el ámbito de la Universidad de Salamanca.

1. La Inspección del Profesorado en el Siglo XVI

Cuenta Manuel Fernández Álvarez en su libro "El fraile y la Insquisición", que las visitas de Inspección eran el método habitual de control en la institución salmantina. En sus Estatutos, aprobados en 1561, se recoge la siguiente previsión:

... es entonces cuando se imponen las cinco visitas anuales a las Cátedras, a cargo del Rector, quien, entrando de improviso en el aula, acompañado del escribano para que hiciese de Notario, interrogaba a dos estudiantes sobre la forma de explicar del Profesor y sobre puntualidad y demás aspectos disciplinarios; pero también sobre la materia que explicaba y los libros que seguía y cuáles eran sus comentarios"

Asímismo, en Salamanca impartía clase el insigne Fray Luis de León, a quien se levantó acta con el siguiente resultado:

Maestro Fray Luis de León, de nueve a diez. El señor Rector sólo. Testigo, Aparicio de Fornoas, natural de Sámano, diócesis de Burgos: dixo que el dicho maestro comenzó la questión 100 de la 2ª, e ha leydo e proseguido arreo, fasta el artículo 4, en el qual va, y lee en latín bien e a provecho, e lee in voce, y después da en scriptus lo necessario. Y esto dixo ser verdad, por el juramento que ha fecho.
Alonso Martín, natural de Nava... dixo lo meso, e que lee bien e a provecho.

2. La Inspección de Servicios en la Constitución de 1812

Posteriormente, en el S. XIX, la Inspección de Servicios es contemplada en un texto de rango constitucional, en la Constitución de 1812. En su art. 369, señala que:

habrá una Dirección General de Estudios, compuesta por personas de conocida instrucción, a cuyo cargo estará, bajo la autoridad del Gobierno, la inspección de la enseñanza pública