“¿Qué está pasando con el Bitcoin? ¿Puede desaparecer?” Sara Urionabarrenetxea, Directora de Formación Continua UPV/EHU y experta en mercados financieros internacionales, en el programa Faktoria de Euskadi Irratia (28/11/2018)

Fecha de primera publicación: 28/11/2018

Imagen de Gestión Patrimonial y Banca Privada

Esta mañana Sara Urionabarrentxea, Directora de Formación Continua de la UPV/EHU y experta en gestión financiera internacional, ha sido entrevistada en el programa Faktoria de Euskadi Irrati.

Hay muchas criptomonedas en el mercado, más de 1.500, pero el Bitcoin es la más conocida ya que acapara el 40% de la capitalización total del mercado. Antes de tomar la decisión de invertir en Bitcoins, y en cualquier otra criptomoneda, es necesario conocer sus características específicas:

1. Se trata de un mercado totalmente “libre”, donde no hay ninguna institución reguladora detrás y tampoco se produce intervención alguna por parte de entidades financieras. Por el contrario, el mercado de divisas tradicionales es un mercado institucionalizado, en nuestro caso, el euro, lo emite el Banco Central de Europa y todas las transacciones son realizadas a  través de instituciones financieras.
2. No siempre resulta fácil, a veces ni siquiera posible, identificar las variables que provocan las variaciones en el valor del Bitcoin, puesto que prácticamente el 100% de las transacciones responden a la pura especulación. El valor de las divisas tradicionales está vinculado de forma importante a la economía del país (tipos de interés, inflación, nivel de empleo, exportaciones/importaciones, decisiones políticas, etc.), pero no así el Bitcoin, más vinculado a la especulación.
3. Tiene una enorme volatilidad. La variación del valor que se produce a lo largo de un año en divisas tradicionales, puede ocurrir en un solo día en el caso de las criptodivisas. Es más, en el año 2018 el Bitcoin ha perdido el 80% de su valor. 

Así pues, el mayor sustento del Bitcoin a día de hoy es la confianza depositada en él por los inversores (no tanto la evolución de variables económicas), sobre todo la confianza en la tecnología Blockcahin y el hecho de ser un mercado “libre”. Pero en 2018 hemos vivida una pérdida de esa confianza; ¿por qué?

Se ha producido una acumulación de factores:

a. El crecimiento de la euforia sobre el Blockchain ha sido mayor que el ritmo de introducción de esta tecnología en infraestructuras, servicios, aplicaciones, etc. Es una tecnología de gran potencial pero necesita tiempo para que algunos proyectos se conviertan en realidad; el entusiasmo de los inversores, sin embargo, ha sido enorme.
b. Las voces sobre la necesidad de regulación son cada vez mayores. Por ejemplo, China o Corea del Sur (país con mayor número de plataformas para el intercambio de Bitcoins en el mundo) han mostrado públicamente que observan esa necesidad.
c. Se han conocido varios casos de hackeo y robos. Se calcula que los últimos 6 años el 15% del dinero en Bitcoins ha sido sustraído.
d. Se han levantado sospechas de manipulación en algunas plataformas de cotización del Bitcoin (inflar volúmenes de cotización).

Una vez acumulados todos estos factores, solo hacía falta un desencadenante: en el mercado del Bitcoin 1.000 inversores suponen alrededor del 40% del mercado; el hecho de que 4 ó 5 de esos inversores se retiren (tras hacerse con toda la subida del año 2017) puede ser suficiente motivo para que otros inversores empiecen a mover sus fondos. Y, una vez que el mercado entra en una tendencia descendente, resulta difícil pararlo.

Las criptomonedas serán parte importante del futuro pero es posible que varían las condiciones actuales: ¿es posible el desarrollo de las criptomonedas sin la intervención de ninguna institución gubernamental? ¿Cuánto tiempo se tardará de incorporar las criptomonedas a la economía real?