Karlos Santamaria eta haren idazlanak

 

Carlos Santamar√≠a, consejero de Educaci√≥n del CGV. Obligatoriedad, gradual y progresiva de la ense√Īanza del euskara

 

Egin, 1978-05-11

 

      Gizartea aldatzen ari den une honetan, Euskal Herria, bere etorkizunari begira, garrantzizkoak izan daitezkeen pausoak ematen ari den une honetan, euskara hizkuntzaren gainean eta bere etorkizunaz mintzatu da EGIN Hezkuntza Kontseilari den Karlos Santamariarekin. Arazoa bere osotasunean hartzen du eta Euskal Herriari begira beharrezkoak diren konkrezioak eskatzen. Estatuan herrialdeen hizkuntza irakatsi beharra. Euskal Herrian euskara ikasteko obligazioa estutu beharra, eta euskaraz irakats dezaketen eskola publikoak sortu beharra, Unibertsitatean euskarari bidezkoa den lekua egin beharra... Hauk dira Karlos Santamariak azaltzen dituen puntuetarik batzu. Euskal kontseilariak gogoz erantzun zien Mikel Ugaldek egindako galderei.

 

      El futuro educativo del Pa√≠s Vasco, las bases sobre las que se ha de asentar su estructura educativa, es objeto de preocupaci√≥n para amplios sectores de la sociedad. Los responsables de la educaci√≥n del futuro del pa√≠s habr√°n de dar una soluci√≥n al problema ling√ľ√≠stico y a la situaci√≥n digl√≥sica en que actualmente se encuentra el euskara.

      EGIN ha conversado con el Consejero de Educaci√≥n Carlos Santamar√≠a y ha recogido sus puntos de vista en relaci√≥n con las medidas a tomar en torno al futuro del euskara.

 

      Existen diversas posibilidades de actuaci√≥n de cara al euskara dentro de un plan de ense√Īanza. ¬ŅCu√°les son las medidas concretas que habr√°n de tomarse para dar una soluci√≥n satisfactoria?

      La cuesti√≥n es demasiado vasta y profunda para que pueda reducirse a unas pocas medidas concretas e inmediatas. Refiri√©ndome exclusivamente a un plan de biling√ľismo en la ense√Īanza, creo que debe empezarse por establecer una distribuci√≥n territorial del Pa√≠s en zonas ling√ľ√≠sticas de —por lo menos— tres tipos, es decir, fundamentalmente: Zona vascoparlantes, mixta y castellano parlante. En cada una de estas zonas debe seguirse una pol√≠tica ling√ľ√≠stica distinta, adecuada a las necesidades y posibilidades de cada caso. Es evidente que la forma de cultivo y difusi√≥n del euskara no puede ser la misma en Ataun que en Valtierra.

 

Euskara para todos

 

      Ense√Īanza del euskara, s√≠, ¬Ņpero de forma obligatoria o m√°s bien voluntaria?

      A mi juicio la dial√©ctica obligatoriedad-voluntariedad en la Ense√Īanza debe ser superada. Todo plan de Educaci√≥n implica cierta base de obligatoriedad o de imposici√≥n que no hay m√°s remedio que admitir. El estudiante pone siempre en duda la utilidad de las materias que se le exigen, pero si se tuvieran en cuenta estos criterios personales no habr√≠a plan de ense√Īanza que se sostuviera. Las lenguas de las nacionalidades han estado desterradas del campo de la Ense√Īanza desde hace muchos a√Īos, o mejor dicho, desde siempre. Eran tab√ļ, delito. Esto va a cambiar. Ahora se trata de llevarlas al lugar que les corresponde como un elemento importante de la cultura de los pueblos. Algunas personas —de cultura muy discutible— protestan: ¬ęno se nos puede obligar a aprender catal√°n, euskara o gallego¬Ľ.

      En cambio no se extra√Īan de que a sus hijos se les obligue a aprender la lista de los reyes godos, la clasificaci√≥n de los insectos o las extracci√≥n de la ra√≠z c√ļbica, cosas que a la inmensa mayor√≠a de los ciudadanos no les va a servir absolutamente para nada. Euskalparlante o no, para un vasco el conocimiento, aunque sea rudimentario, de la lengua originaria de su pueblo no puede menos de ser un elemento de formaci√≥n cultural con mucho mayor motivo que otras diversas materias de C√≥rdoba que se estudian en la Escuela. Para empezar, yo tengo el criterio de que todo ni√Īo espa√Īol, sea de la regi√≥n o nacionalidad que sea, deber√≠a aprender obligatoriamente en la Escuela unas nociones, por muy elementales que fuesen, de ¬ęlas otras lenguas¬Ľ, unas ideas gramaticales y un peque√Īo l√©xico comparativo de las mismas. A algunos les parecer√° absurdo pero esta idea es, a mi juicio, perfectamente realizable y sumamente conveniente para fomentar una solidaridad cultural entre los pueblos. Creo que esta ense√Īanza es f√°cil de encajar sea en EGB o en BUP, o mejor todav√≠a, en ambos grados. Dicho esto, est√° claro que en una poblaci√≥n con particularidad ling√ľ√≠stica, el conocimiento de la lengua propia debe ser en un grado m√°s intenso, un elemento de la formaci√≥n cultural con car√°cter obligatorio como cualquier otra asignatura siempre que en esto no se produzca en la pr√°ctica ning√ļn abuso ni imposici√≥n odiosa. Yo creo que no hay persona razonable que no acepte esta idea. La cuesti√≥n est√° en saber c√≥mo llevar a cabo sin herir ciertas susceptibilidades. Finalmente, en las zonas vern√°culo-parlantes la obligaci√≥n del conocimiento de la lengua local es todav√≠a m√°s evidente.

 

      ¬ŅEs decir que un estudiante andaluz, en Andaluc√≠a, deber√≠a aprender algo de euskara, catal√°n o gallego?

      En efecto, yo lo creo as√≠ y lo sostengo sin que vea en ello ninguna barbaridad. Si el Estado espa√Īol ha de tener una coherencia cultural estimo que √©sta debe hacerse as√≠. Pienso que en una sociedad que trata de fortalecer la cultura popular esta tesis es perfectamente defendible y creo que su aplicaci√≥n har√≠a un gran bien. Tambi√©n el joven euskaldun deber√≠a aprender, pues, en alguna fase de sus estudios un poquito de catal√°n y de gallego y no perder√≠a nada con ello, al contrario. La solidaridad de los pueblos ib√©ricos no debe ser una palabra vac√≠a; debe proyectarse sobre el campo de la ense√Īanza. A cuantas personas he planteado esta idea a trav√©s de un an√°lisis sereno, todas me lo han aceptado.

 

      Ser√≠a interesante una mayor concreci√≥n de cara a Euskal Herria...

      Efectivamente. Si en la generalidad del Estado el alumno ha de conocer algunos rudimentos y aspectos b√°sicos de las lenguas que se hablan en Espa√Īa, es justo que esta exigencia sea mayor dentro del marco aut√≥nomo de cada una de las diversas nacionalidades. Para ello, dentro de Euskadi habr√≠a que plantear la obligatoriedad de la ense√Īanza del euskara de una forma gradual y progresiva, para que de un modo natural los j√≥venes vascos aprendan esta lengua. Y todo ello, independientemente de que existan centro biling√ľes especializados en los que la ense√Īanza no s√≥lo del euskara sino ¬ęen¬Ľ euskara.

 

      ¬ŅEn qu√© grado estar√≠a presente el euskara en la Universidad?

      Si el euskara no entrara en la Universidad esto significar√≠a que se hab√≠a congelado definitivamente una situaci√≥n digl√≥sica que no podemos aceptar. Una lengua en estas condiciones est√° condenada a su extinci√≥n. De todas formas, tambi√©n hay que tener en cuenta que el porvenir del euskara no solo va a depender de una normativa legal o jur√≠dica sino tambi√©n de la misma actividad de los vascoparlantes. En la medida que hagamos del euskara un instrumento operativo y eficaz, las posibilidades ser√°n mayores. Si hay profesores que est√°n preparados para impartir ense√Īanza de tipo superior en euskara y alumnos dispuestos a recibirla en esta lengua, no habr√° dificultad para que la lengua vasca entre un d√≠a, no lejano tal vez, con todos los honores en la Universidad. Por ejemplo, en Matem√°ticas, la terminolog√≠a necesaria ya est√° suficientemente elaborada y preparada. No habr√≠a, por tanto, ninguna dificultad t√©cnica, siempre que haya personas que lo deseen o estimen conveniente ense√Īar en euskara las Matem√°ticas superiores pueden ya desde ahora ser ense√Īados en euskara.

 

Las ikastolas, alternativa para Euskadi

 

      Se habla de que la misma Administraci√≥n promueva escuelas en las que tambi√©n se aprenda euskara. ¬ŅC√≥mo quedar√≠an las ikastolas?

      Por las circunstancias, motivaciones y situaciones en que han surgido, habr√≠a que ir hacia un estatuto especial para las mismas. La ikastola no es una escuela privada, surgi√≥ del pueblo, con el fin de dar una alternativa pedag√≥gica que el Estado no ofrec√≠a. Una alternativa adecuada a la personalidad de este pueblo. La ikastola es una escuela popular y este es el estilo en que creo que ha de configurarse el futuro de las escuelas del Pa√≠s, pero las escuelas biling√ľes estatales u oficiales son perfectamente posibles tambi√©n y deben de realizarse gradualmente.

 

      ¬ŅQu√© piensa del debate esuela p√ļblica-escuela privada?

      Esta discusi√≥n sobrepasa nuestro propio √°mbito y se enmarca en un marco incluso constitucional. En el fondo la dificultad est√° en la ense√Īanza religiosa. En la medida que la Iglesia reflexione sobre su propia situaci√≥n y sea consciente de la debilidad de sus logros catequ√©ticos en estos a√Īos a trav√©s de los centros escolares que dirige, podr√≠a facilitarse la v√≠a a soluciones m√°s abiertas. De hecho, basta ver c√≥mo piensa la mayor√≠a de esta juventud que ha estudiado en centros religiosos y los efectos negativos que, en cuanto al planteamiento religioso, han tenido muchos de sus estudiantes. Creo que debemos de ir hacia una nueva concepci√≥n de la escuela p√ļblica en la que el fen√≥meno y el hecho religioso pueda tener cabida si se acierta a plantearlo debida e inteligentemente. Pero para esto har√° falta la inventiva y buena voluntad por parte de todos.

 

  • Bilaketa-sistema honek letra-multzoak bilatzen ditu (ez dago ez lematizatzailerik ez inolako analisirik).

  • Hitzaren hasiera bilatzen da beti, eta ez hitzaren barrukoa (etx bilaketak ez du aurkituko basetxe).

  • Hitz-multzoak bilatu daitezke, hitz-segida emanez gero (kristau fede adibidez).

  • Bilaketaren corpusa hautatzeko aukera dago: euskarazkoetan soilik / gaztelaniazkoetan soilik / hizkuntza guztietan (euskarazkoak, gaztelaniazkoak eta frantsesezkoak batera).

Nodoa: liferay2.lgp.ehu.es