Karlos Santamaria eta haren idazlanak

 

El humanista Carlos Santamar√≠a recibi√≥ ayer el t√≠tulo de Hijo Predilecto de Guip√ļzcoa. ¬ęEs un honor para m√≠, pero me queda ancho¬Ľ

 

El Correo Espa√Īol-El Pueblo Vasco, 1991-04-28

 

Delia Rivela

 

    El donostiarra Carlos Santamar√≠a recibi√≥ ayer la medalla de oro y el t√≠tulo de Hijo Predilecto de Guip√ļzcoa durante un acto de homenaje celebrado en el sal√≥n del trono de la Diputaci√≥n Foral. La m√°s alta distinci√≥n de este territorio, que es adem√°s la √ļnica otorgada en esta legislatura, ha sido concedida al profesor en Ciencias Exactas Carlos Santamar√≠a por la labor realizada en favor del pensamiento y la cultura en nuestro pa√≠s. El diputado general Imanol Murua, coloc√≥ la medalla de oro al homenajeado y seguidamente hablaron sobre √©l y su obra, el propio Murua, Inaxio Oliveri, Pedro Miguel Etxenike y Jes√ļs Mar√≠a Larrazabal.

 

    A sus 82 a√Īos, Carlos Santamar√≠a es un hombre polifac√©tico. Hombre de paz, cuya labor pacifista le llev√≥ a ser nombrado oficial de la Legi√≥n de Honor por el Gobierno franc√©s; consejero de Educaci√≥n del Consejo General vasco en el bienio 1978-80; entusiasta partidario del euskera que ha luchado por la creaci√≥n y defensa de las primeras ikastolas; promotor e impulsor de la Universidad del Pa√≠s Vasco; profesor de Ciencias Exactas, ha escrito varios libros y numerosos art√≠culos sobre temas filos√≥ficos e ideol√≥gicos.

 

    ¬ŅQu√© siente usted ante la concesi√≥n de este galard√≥n?

    Me agrada, me honra mucho. Es muy honrosa para m√≠. Igual el nombramiento de hijo predilecto. Eso me afecta todav√≠a m√°s, porque claro, es muy simp√°tico. Pero bueno, yo qu√© voy a decir, que les agradezco much√≠simo, que son muy simp√°ticos conmigo y, como siempre, estoy persuadido de que no tengo merecimientos para eso. Las medallas anteriores las hab√≠an dado a don Jos√© Miguel Barandiaran, un gran sabio, y a don Manuel Lekuona, otro sabio venerable. Claro, mi figura ah√≠ no significa nada. La Diputaci√≥n ha querido hacerme este homenaje y yo lo acepto con gusto, y es un honor grande para m√≠, pero ¬Ņqu√© voy a decir?, pues que no, que me viene ancho.

 

    ¬ŅQu√© es usted, un hombre m√°s de ciencias o de letras?

    Mi carrera, mi profesi√≥n es la de Exactas. Yo soy doctor en Ciencias Exactas, y mi principal profesi√≥n durante toda la vida ha sido ense√Īar las matem√°ticas. Luego, tambi√©n como cient√≠fico he trabajado m√°s de 40 a√Īos en el Observatorio Meteorol√≥gico del Golfo de Vizcaya, que es otra faceta, un poco separada, pero que en meteorolog√≠a tambi√©n el saber estad√≠stico tiene mucha importancia. Tambi√©n he escrito libros y art√≠culos, claro que un poco ya al margen de mi profesi√≥n. He publicado art√≠culos de peri√≥dico durante muchos a√Īos. Pero bueno, eso es una actividad digamos m√°s bien marginal.

 

    Usted que ha sido uno de los promotores e impulsores de la Universidad del Pa√≠s Vasco, ¬Ņes √©sta ahora como la hab√≠a imaginado?

    Yo creo que ha progresado m√°s de lo que esperaba. Aqu√≠, el joven puede estudiar con gran facilidad, es un progreso gigantesco, incre√≠ble. Se ha visto que esto cunde y que est√° muy bien que exista una universidad vasca. Durante muchos a√Īos al Pa√≠s Vasco se le ha negado la Universidad, por razones distintas. Cuando ya estaba terminando el franquismo, formamos unas comisiones y fuimos consiguiendo poco a poco que se abriese camino. Yo estuve muy metido en aquel trabajo, y luego fui consejero de Educaci√≥n. Hoy la Universidad vasca creo que es una gran universidad, con muchos alumnos. Hay gente que se queja, que saca problemas. Eso es f√°cil, quejarse, pero hay muy buenos profesores en algunas facultades y hay un gran desarrollo.

 

Salvar el euskera

 

    ¬ŅY el euskera y las ikastolas?

    Eso es otro problema. En mis tiempos intervine much√≠simo en esas cuestiones, entre otras razones porque quer√≠a que mis ni√Īos peque√Īos aprendieran euskera. Creamos el Liceo de San Sebasti√°n, que fue el primer centro de segunda ense√Īanza en euskera. Hubo que vencer muchas dificultades pero tambi√©n al Gobierno no le interesaba mucho meterse con las ikastolas. En el Liceo lo mismo, aceptaban que se fuera avanzando. No esperaban que la cosa tuviese un gran desarrollo. Las iban dejando porque esperaban que no iban a salir, y las ikastolas han ido prosperando, prosperando y, hoy en d√≠a, son las que han salvado el euskera.

 

    ¬ŅPor qu√© han salvado el euskera?

    El euskera era muy dif√≠cil que se salvase porque en las familias vascas, pro ejemplo aqu√≠ en San Sebasti√°n en mis tiempos, al ni√Īo se le hablaba en euskera. a m√≠ me hablaban en euskera cuando era peque√Īito, pero luego ya, cuando crec√≠as un poco, ibas al colegio y all√≠ se hablaba todo en castellano, ni una palabra en euskera y √©ste se perd√≠a totalmente. Luego yo, como otros muchos, tuve que reaprenderlo. No es lo mismo que si de peque√Īo yo hubiera ido a la ikastola. Yo tengo ahora 26 nietos que todos ellos hablan euskera. Mi trabajo por las ikastolas ten√≠a esa finalidad, salvar el euskera. Ahora las ikastolas lo han invadido todo, son las escuelas m√°s aceptadas y las que tienen m√°s apoyo en la opini√≥n.

 

    ¬ŅC√≥mo fue nombrado oficial de la Legi√≥n de Honor por el Gobierno franc√©s en 1957?

    Yo ten√≠a much√≠sima relaci√≥n con Francia en el plan cultural debido a que era secretario internacional de Pax Christi, una organizaci√≥n pacifista con sede en Par√≠s. Ten√≠amos much√≠sima intervenci√≥n en las relaciones culturales entre Francia y Espa√Īa, que en aquellos tiempos eran muy flojas. Yo interven√≠a en muchos aspectos en esas relaciones culturales y alguien debi√≥ proponerme all√≠, para premiarme esa labor cultural, para ese nombramiento muy honroso de oficial de la Legi√≥n de Honor. Fue principalmente por mi labor pacifista por lo que el Gobierno franc√©s me concedi√≥ esa preciada 'decoraci√≥n'.

 

Hombre de paz

 

    ¬ŅC√≥mo fue su relaci√≥n con Pax Christi?

    Dur√≥ bastantes a√Īos, aunque me apart√© hace muco tiempo. En Espa√Īa tuvo mucha importancia porque, como era la √©poca del franquismo y no se pod√≠a hablar de nada, Pax Christi ten√≠a sus c√≠rculos de estudios en diferentes poblaciones, y, como era una organizaci√≥n internacional, el Gobierno no se animaba mucho a meterse con ella. Como era internacional y adem√°s cat√≥lica, no pod√≠an decir que fuera comunista ni nada. Ven√≠a gente de ideas diferentes que encontraba un sitio para dialogar y conversar sobre temas pol√≠ticos y otras cosas. La posici√≥n era fundamentalmente pacifista, pero sin reglamentos estrictos. El trabajo era muy agradable, aunque tambi√©n ten√≠a sus peligros.

 

    ¬ŅTuvo usted alg√ļn problema?

    Tuve mis complicaciones por un art√≠culo que publiqu√© en Par√≠s en la revista de Pax Christi Internacional, sobre la situaci√≥n de catolicismo en Espa√Īa. Le sent√≥ muy mal al Gobierno y me organizaron un expediente administrativo. Estuvieron a punto de echarme del Servicio Meteorol√≥gico, al que yo pertenec√≠a, como consecuencia de ese art√≠culo que tengo guardado como oro en pa√Īo. Yo planteaba los problemas que supone la excesiva sumisi√≥n de la Iglesia al Gobierno, al poder franquista. Claro, todo eso lo dec√≠a con gran mesura y mucho cuidado, pero aquello les sent√≥ muy mal e incluso lo trataron en un Consejo de Ministros, aunque al final no pas√≥ nada.

 

    ¬ŅUsted suele hacer distinciones entre pac√≠ficos y pacifistas?

    Suelo distinguirlo a veces. Una cosa es el sentimiento y otra el sentimentalismo. El pacifista hace de la paz un objetivo de guerra, muchas veces resulta que los pacifistas son guerreros en favor de la paz. En la pol√≠tica internacional, yo llamar√≠a pac√≠ficos a los hombres que buscan los caminos de la paz, procurar aproximar a los pueblos unos con otros. El pac√≠fico fabrica paz y el pacifista muchas veces es un te√≥rico que hace unas proclamas abstractas. Salir a la calle con un letrero diciendo 'no a la guerra', est√° muy bien pero es muy f√°cil. Las guerras no se suprimen con cartelitos, hay que hacer toda una labor de aproximaci√≥n entre los pueblos. Yo quiero tener lo vasco, en ese sentido soy nacionalista, porque quiero defender la identidad vasca, pero se puede tomar eso en un sentido guerrero, belicoso, o en un sentido pac√≠fico. Resp√©tenme ustedes a m√≠, pero yo me voy a entender con los dem√°s pueblos, no me voy a poner en la frontera con unos pinchos. Esta es la diferencia que hay entre pac√≠fico y pacifista.

 

Terminar con la violencia

 

    Un hombre de paz como usted ¬Ņc√≥mo ve la sociedad vasca y el cambio que parece apreciarse respecto a la violencia tras los √ļltimos atentados?

    Resulta tremendamente dif√≠cil deshacerse de la violencia. Ciertamente, ya hay un cansancio fenomenal contra esto de la violencia. ¬ŅHasta cu√°ndo vamos a seguir as√≠? Estoy convencido que la inmensa mayor√≠a de la gente desea vivamente que termine esta violencia sangrienta que no tiene sentido, que no va a ninguna parte. As√≠ no se puede crear un estado ni una sociedad vasca ordenada. No es el camino. Por medio del derramamiento de sangre no se llega a nada. Las armas no sirven para esto. Estamos todos convencidos pero hay que ver c√≥mo se sale de esto. No se puede profetizar, no se sabe lo que va a pasar, pero hay que sobrellevarlo y oponerse en la medida de las fuerzas de cada uno. Yo creo que los partidos pol√≠ticos lo est√°n haciendo bastante bien, ya que esta uni√≥n entre partidos pol√≠ticos facilita ya la posici√≥n de la sociedad. Se ve que la sociedad ya no est√° por ese camino. Y hay que esperar, no hay m√°s remedio que esperar que llegar√° un d√≠a en que se acaba esta violencia.

 

    ¬ŅPor qu√© suele diferenciar entre pol√≠tica y politiquer√≠a?

    Ya se sabe, cuando empiezan las peque√Īas cosas en la pol√≠tica, los odios personales. Por ejemplo, aqu√≠ dentro del Partido Nacionalista cuando Arzalluz y Garaikoetxea ri√Īen. Eso a mi juicio, y salvando los respetos a ambas personas, es politiquer√≠a. No es un tema pol√≠tico el que los separa, yo estoy convencido de que no era un tema pol√≠tico de fondo, si no que son actitudes personales. No quiero decir nada mano ni de uno ni de otro, no pretendo decir eso, pero quiero decir que eso es politiquer√≠a cuando en el ambiente pol√≠tico se introducen las rencillas personales, las enemistades y ambiciones personales. Yo creo que eso es malo. La politiquer√≠a es una cosa mala. Consume esfuerzos absolutamente bald√≠os para nada.

 

    Para un hombre tan polifac√©tico como usted, ¬Ņhay algo que le habr√≠a gustado estudiar y no ha podido?

    No se puede estudiar nada. Al principio cuando uno es joven cree que lo puede dominar todo, que puede conocerlo todo. Luego, va descubriendo que la masa de los conocimientos es gigantesca comparada con los esfuerzos que puede hacer una persona. El m√°s sabio no sabe nada. La m√°xima sabidur√≠a consiste en saber que no se sabe nada. Hombre, se sabe de algo. De una cosa concreta puede un se√Īor saber, pero de la inmensa masa de cosas que est√°n por conocer, cada hombre, en particular, es absolutamente impotente. As√≠ que, pues voy a decir que no he podido estudiar nada.

 

  • Bilaketa-sistema honek letra-multzoak bilatzen ditu (ez dago ez lematizatzailerik ez inolako analisirik).

  • Hitzaren hasiera bilatzen da beti, eta ez hitzaren barrukoa (etx bilaketak ez du aurkituko basetxe).

  • Hitz-multzoak bilatu daitezke, hitz-segida emanez gero (kristau fede adibidez).

  • Bilaketaren corpusa hautatzeko aukera dago: euskarazkoetan soilik / gaztelaniazkoetan soilik / hizkuntza guztietan (euskarazkoak, gaztelaniazkoak eta frantsesezkoak batera).

Nodoa: liferay2.lgp.ehu.es