La ocupación femenina tira de un mercado laboral que empleó a 18.000 personas más en 2017

El Informe Laboral Euskadi destaca que el aumento de personas ocupadas y el descenso de parados durante 2017 es casi el doble del ocurrido en 2016

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 30/01/2018

Esta mañana se ha presentado en Bilbao el Informe Laboral Euskadi 2017 de la UPV/EHU. La directora del informe, la profesora Sara de La Rica, ha subrayado que el crecimiento del empleo ha sido mayoritariamente femenino. Asimismo, ha indicado que ha aumentado la incorporación de los jóvenes en el empleo, lo que rejuvenece “ligeramente” el mercado laboral en la Comunidad Autónoma Vasca.

El estudio señala que rejuvenece ligeramente la población ocupada de Euskadi

La investigadora —catedrática de Economía de la Facultad de Economía y Empresa de la UPV/EHU— ha señalado que la Encuesta de Población Activa (EPA) registró en 2017 un aumento de 13.800 ocupados, un descenso de 17.900 personas desempleadas y un aumento de 7.900 personas inactivas. “El aumento en ocupados y el descenso en parados es casi el doble del ocurrido en 2016”, se ha congratulado la profesora Sara de la Rica.

En el estudio se advierte, sin embargo, el “preocupante aumento de la temporalidad” en Euskadi, cuya tasa pasa de un 23% a un 26%, mientras que la parcialidad, aunque “baja levemente”, se mantiene entre las más altas del España. Otro de los indicadores negativos del informe se refiere al desempleo de larga duración. “Si bien se observa un descenso notable en el desempleo de larga duración en Euskadi, del 64% al 60%; el descenso es menor al producido en otras regiones, y Euskadi vuelve a estar a la cabeza en cuanto a incidencia de este indicado", ha señalado la directora del estudio.

Análisis 2017:

La Encuesta de Población Activa (EPA) registra un incremento de 3700 personas adultas en Euskadi en 2017, alcanzando 1.818.500 personas mayores de 16 años. Su distribución laboral es la siguiente: El 50,4% está ocupada, el 43,7% está inactiva, y el resto, el 5,9% de los adultos, está desempleada. En los últimos 12 meses, el porcentaje de inactividad se ha mantenido estable, mientras que la incidencia de la ocupación ha aumentado ligeramente (menos de un punto porcentual) a costa de un descenso en la incidencia de parados. En magnitudes absolutas, en los últimos 12 meses, la EPA registra un aumento de 13.800 ocupados, un descenso de 17.900 personas desempleadas y un aumento de 7.900 personas inactivas, que no trabajan ni buscan trabajo, bien porque estudian, porque están jubiladas o porque no estando en ninguna de esas dos situaciones no trabajan, pero tampoco buscan empleo (parados desanimados, personas que se dedican al cuidado del hogar u otros).

Tanto el aumento en ocupados como el descenso en el número de desempleados es sensiblemente superior al observado hace exactamente un año, lo que ratifica que la situación en Euskadi en materia laboral mejora en términos agregados, y lo hace con mayor intensidad que en 2016.

Tasa de Paro

En Euskadi, según la EPA, la tasa de desempleo ha disminuido en estos últimos 12 meses del 12,5% al 10,6%. Euskadi sigue siendo, junto a Navarra, la región con mejor comportamiento en cuanto a tasas de paro de todo el Estado.

Ocupados

Euskadi cuenta con 915.900 trabajadores ocupados. Aumenta la incidencia de mujeres entre los ocupados en este año. Este dato es esperanzador para el colectivo de mujeres, que desde el inicio de la recuperación del empleo estaba perdiendo peso entre los ocupados, pues parece que las actividades más dinámicas en cuanto a empleo tienen un perfil más masculino. De hecho, en estos últimos doce meses, según la EPA, el número de ocupados (varones) ha aumentado sólo ligeramente – de 480.000 a 482.700, mientras que el número de ocupadas (mujeres) ha pasado de 422.100 a 433.200. En consecuencia, el aumento total en el empleo en Euskadi en estos últimos doce meses es primordialmente femenino.

Rejuvenece ligeramente la población ocupada de Euskadi. Los menores de 25 años han aumentado su presencia entre los ocupados en un punto porcentual en el último año en detrimento del resto de adultos. Es un avance pequeño pero muy importante si es que persiste en el tiempo para que nuestros jóvenes tengan una mayor presencia laboral. Es positivo para los jóvenes y para una Euskadi laboralmente muy envejecida.

Las personas con un nivel educativo superior siguen ganando presencia entre los ocupados en Euskadi. En estos últimos 12 meses, su incidencia ha pasado de un 55% a un 57% - 2 puntos porcentuales. La alta cualificación del capital humano en Euskadi es uno de los grandes valores de nuestro mercado laboral, y sin duda, un aval para encontrar empleo.  Es importante avanzar para conseguir que TODOS nuestros jóvenes tengan un nivel educativo superior, bien en Formación Profesional o Universitario, y que tratemos de alinear dicha formación a las necesidades de nuestro mercado laboral.

La Agricultura prácticamente desaparece en Euskadi en cuanto a empleo se refiere (menos del 1% del empleo total), que se ve absorbido por el sector Servicios, que ocupa al 71% de los trabajadores. No se muestran cambios significativos en la incidencia ni del sector de la construcción ni en el de la Industria en el empleo en Euskadi. El primero ocupa al 5% del total de trabajadores, y la Industria se mantiene en un 23%.

Preocupante aumento de la temporalidad entre los asalariados en Euskadi en estos 12 meses, que aumenta de un 23% a un 26%. Este dato cambia de alguna manera la tendencia observada en los últimos trimestres, en los que la temporalidad había dejado de crecer. Estamos en estos momentos en tasas de temporalidad similares al total nacional, cuando hasta ahora estábamos claramente por debajo. Por otra parte, comunidades como Navarra o Madrid, presentan no sólo tasas de temporalidad más bajas (particularmente Madrid), sino además una tendencia descendente clara.  La temporalidad es claramente una de las barreras hacia la recuperación social para lograr empleos estables; y estos datos no son positivos en ese sentido.

La jornada parcial sigue disminuyendo en Euskadi, aunque ligeramente. Seguimos estando, en cualquier caso, entre las comunidades con mayores tasas de parcialidad, con un 17%, frente al 14% de parcialidad en el total nacional.

Parados

Euskadi tiene en la actualidad 108.300 personas desempleadas, 17.900 menos que hace exactamente un año. Los cambios más relevantes de este colectivo en cuanto a composición son los siguientes:

Desciende la presencia de las mujeres entre el colectivo de personas desempleadas, lo cual no muestra sino la otra cara del aumento en la incidencia entre los ocupados. El número de mujeres desempleadas ha disminuido en prácticamente 10.000 en este año – de 61.100 a 51.500, mientras que el descenso observado de varones es menor – de 65.100 a 56.800. Por otra parte, las tablas del INE reflejan que el 90% del aumento de la inactividad observada en Euskadi en estos doce meses ha sido masculino. Esto implica que el descenso observado en el desempleo femenino se debe prácticamente en su totalidad al aumento en la ocupación.

La incidencia del desempleo de larga duración desciende tres puntos – del 64% al 61%. Si bien el descenso es notable, seguimos estando a la cabeza en la incidencia del paro de larga duración entre las regiones españolas. Esto se debe en parte a que la tasa de desempleo existente hoy en Euskadi, menor al de la mayoría de las regiones, es principalmente estructural y, por tanto, el ciclo alcista no lo remedia, sino que es preciso utilizar medidas adicionales para la vuelta al mercado laboral de la mayoría de nuestros desempleados. Sin embargo, comunidades vecinas como Navarra, con tasas de desempleo incluso menores a la de Euskadi, muestran una incidencia del desempleo de larga duración del 44% y con un descenso en el último año de 6 puntos. Sería interesante conocer si en Navarra se están implementando políticas activas exitosas que provoquen este descenso tan notable en el paro de larga duración.

Toda la información: http://www.informelaboraleuskadi.org