null

La UPV/EHU nombra a la microbióloga Miren Basaras responsable COVID-19

Asumirá la gestión del Comité de Vigilancia COVID-19, organismo de la UPV/EHU que controlará los efectos del coronavirus en la Universidad

  • Noticias

Fecha de primera publicación: 24/09/2020

Miren Basaras, responsable COVID-19 de la UPV/EHU

El Consejo de Gobierno de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ha dado hoy el visto bueno a la creación del cargo de responsable COVID-19, que asume la profesora Miren Basaras. Con este nombramiento, la doctora en Microbiología asume la gestión del Comité de Vigilancia COVID-19, organismo de la UPV/EHU encargado de la coordinación, asesoría, información, seguimiento y control de los efectos diarios que el coronavirus pueda ocasionar en la Universidad.

El Comité de Vigilancia COVID-19 cuenta con la participación de representantes de todos los colectivos universitarios (alumnado, Personal Docente e Investigador, y Personal de Administración y Servicios), vicerrectores de campus, presidenta de la Comisión de Seguimiento de Planificación Docente y Aprendizaje, presidenta del Comité de Seguridad y Salud Intercampus, y jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.

Así mismo, la UPV/EHU ha puesto en marcha los comités de vigilancia en cada facultad, escuela, centro de investigación y resto de los edificios de los campus, así como en el Colegio Mayor Miguel de Unamuno, que estarán coordinados con el citado Comité de Vigilancia COVID-19.

Con el nombramiento de la doctora Basaras como responsable COVID-19 y la creación de estos comités, la UPV/EHU asume las recomendaciones que hizo el Ministerio de Universidades a la comunidad universitaria, el pasado 31 de agosto, para adecuar el curso 2020-2021 a una presencialidad adaptada.

M. Basaras: «(...)intentaré responder a las dudas que puedan surgir dentro de la comunidad universitaria en referencia a esta pandemia».

Miren Basaras tiene una amplia experiencia en la lucha contra la COVID-19. Licenciada en Ciencias Biológicas y doctora por la UPV/EHU, es profesora titular de Microbiología e imparte docencia en el grado de Medicina, así como en el Máster de Microbiología y Salud y en el programa de Doctorado de Microbiología. Fue presidenta y miembro del Comité de Ética en la Investigación con Agentes Biológicos y Organismos Modificados Genéticamente de la UPV/EHU y, en la actualidad, es secretaria de la Asociación de Microbiología y Salud. Así mismo, es vocal del Grupo de Estudio de Vacunas de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, de la que anteriormente asumió su presidencia. Su línea de investigación se centra en la infección humana relacionándola con las infecciones de transmisión sexual, resistencias a antimicrobianos, virología clínica y vacunas.

La profesora Miren Basaras afronta este cargo con ilusión y responsabilidad. En su opinión, “la existencia de tres campus, el gran número de centros, secciones o edificios de la UPV/EHU supone un importante reto para conocer la situación epidemiológica e intentar controlar al coronavirus de manera eficaz y rápida. Tomar decisiones rápidas ante cualquier brote es fundamental para minimizar la transmisión del virus en el entorno universitario y para ello, estaremos en todo momento en coordinación con las autoridades y servicios sanitarios. Asimismo, intentaré asesorar a las direcciones de los centros y secciones o responsables de los edificios en todo lo relacionado con las medidas a adoptar ante esta emergencia sanitaria actual”.

La microbióloga entiende que “la universidad es parte de la sociedad. Las numerosas personas que acuden a la universidad, desde el personal laboral hasta el alumnado, tienen rangos de edad y condición muy variados, por lo tanto, en nuestro entorno habrá personas infectadas y enfermas con diversas casuísticas, desde asintomáticos hasta casos más graves. Existen también personas vulnerables que deben ser protegidas por su mayor riesgo de poder enfermarse.”

Por otra parte, Basaras defiende que “como universidad pública que somos, es fundamental que todo estudiante que deba estar aislado o en cuarentena en su casa pueda continuar con su docencia de manera no presencial. En la medida de lo posible intentaré responder a las dudas que puedan surgir dentro de la comunidad universitaria en referencia a esta pandemia”.

“Para todo ello, explica, contaré en cada uno de los centros, secciones o edificios con personas responsables COVID-19 que entre todos intentaremos que la recogida de datos sea lo más exhaustiva posible”.